Uruguay

article title

“Uruguay compite siempre”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ariel Judas es un periodista argentino residente en NY, entregado al fútbol sudamericano (fue director de 'Latitud fútbol' en Radio Marca), y en la actualidad colabora en 'This is Fútbol' de COPE, entre otros medios. Enfrenta con criterio qué puede dar de sí en la Confederaciones la vigente campeona de América.

Entrevista de Manu Mañero

– En una competición con dos grupos, era de justicia que uno fuera fácil y otro menos. ¿Uruguay respira?

Es verdad que el Grupo A parece bastante más complicado que el B. Tahití es el único equipo que realmente va ‘de excursión escolar’ a la Copa Confederaciones, y esa es una ventaja para Uruguay y Nigeria, que serán quienes se disputen la segunda plaza de la zona seguramente.

– Si triunfa Brasil, ¿cambio de ciclo en Sudamérica?

Creo que el ciclo ya ha cambiado, o está cambiando desde la final de la pasada Copa América. Lo que todavía no está claro es a favor de quién ha cambiado. Parece claro que ‘la Celeste’ ya no es más la mejor selección sudamericana, pero no es fácil ver quién ocupa su lugar ahora. ¿La Argentina de Messi? ¿La Colombia de Falcao? Si el Brasil de Neymar consigue la corona en la Confederaciones quizás sea justo cederle el cetro a los locales.

– Se toman los uruguayos la Confederaciones muy a pecho. ¿Tan importante es?

Eso no se pregunta. Uruguay compite a fondo en todas las instancias que se le planteen. Tenga o no armas para hacerlo. Jugar ante Brasil o frente a selecciones top de Europa los motiva como a pocos.

– De celeste, el que siempre rinde, es Luis Suárez. ¿Qué tiene de especial? ¿Lo ves fuera de Anfield este verano?

Suárez es el nuevo Abreu. No hablo de calidades futbolísticas, sino de su capacidad de ser el alma mater de la selección. Con Abreu (que hasta ahora ocupaba ese lugar) fuera del plantel -y respetando la jerarquía de Forlán- la ‘garra charrúa’ tiene en ‘Luisito’ a su nuevo padrino, con vigencia para los dos próximos procesos de clasificación mundialista seguramente.
El del Liverpool (por ahora vamos a calificarlo de esa manera, todavía hay tiempo para culebrones estivales) es el estandarte internacional del fútbol uruguayo, incluso por encima de la figura de Edinson Cavani. Así es percibido en su país y en Sudamérica. Desde el frío del invierno austral se seguirá con atención su posible cambio de equipo en las próximas semanas.

– Desde la Copa América, sólo llevaban 3 victorias en 11 partidos oficiales. ¿Servirá la victoria en Puerto Ordaz (Venezuela) para recordar a los charrúas la valía de este equipo?

La presión que tenía Uruguay antes del partido en Puerto Ordaz era enorme. Esos 3 puntos cambiaron de plano las expectativas de vida del equipo de Tabárez en las eliminatorias. De estar fuera de Brasil 2014 pasó a estar (a día de hoy) jugando la repesca frente a una selección asiática.
Igual que en el caso de México -que pena en la clasificación de CONCACAF-, la Copa Confederaciones puede ser una excelente oportunidad para que el vigente campeón sudamericano haga un ‘click’ y cambie de estado de ánimo. Un trueque de la presión y la urgencia vividas hasta ahora por una nueva oportunidad de hacer historia en una competición internacional. Es un grupo acostumbrado a trabajar en este tipo de escenarios.

– Sólo dos sub23 en la convocatoria. ¿Da miedo el futuro? ¿No despunta nadie por abajo?

Desde que Oscar Washington Tabárez comenzó su segundo ciclo como seleccionador las alteraciones en sus convocatorias han sido mínimas. Uruguay (como ocurre con Argentina desde la llegada de Alejandro Sabella) es prácticamente un grupo cerrado. Casi nadie sale, casi nadie entra. Uruguay tiene una muy buena selección Sub20 y varios elementos destacables en la categoría Sub23. Pero la misión principal del ‘Maestro’ no es la de darles la opción a los jóvenes, sino la de sacar el mayor provecho posible a la mejor generación que el fútbol oriental ha tenido en décadas. Creo que ya lo ha conseguido. Pero jugar un segundo Mundial consecutivo con este grupo sería el broche de oro para la carrera del veterano técnico.

– La última gran competición de Forlán. ¿Llegará al Mundial? Se le va a echar de menos…

Si Uruguay clasifica al Mundial, Forlán será parte del equipo. El atacante del Inter de Porto Alegre es uno de los dos o tres mástiles que sostienen la carpa de la selección, especialmente fuera de la cancha. Mi apuesta es que Tabárez y Forlán se despiden juntos de ‘la Celeste’ en Brasil.

– El mestizaje de la lista (19 equipos representados), ¿como afecta esta diáspora a la dinámica de la selección?

Es un equipo mestizo por la cantidad de equipos diferentes representados por el plantel. Pero es un detalle menor, creo. Están allí los de siempre: Muslera, Lugano, ‘el Cebolla’, Forlán y el resto de los habitués. Lo relevante es que ellos den el presente. Lo importante es el grupo. Mucho más que en cualquier otra selección sudamericana. En grupo llegaron al anteúltimo día del Mundial 2010. En grupo intentarán repetir suerte para llegar a 2014 tan plenos como les sea posible.

Despedimos a Ariel Judas deseándole mucha suerte tanto en el ámbito profesional como personal, y le damos nuestro más sincero agradecimiento por el detalle que ha tenido con Sphera Sports.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados