Miscelánea

article title

Uruguay busca el pase a cuartos de final como venganza

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Miquel MORO – Sobrevivir al ‘grupo de la muerte’, al de los tres campeones del mundo, después de perder el primer partido ante el rival menos potente (también el más sorprendente) debería significar una importante inyección de moral para Uruguay, acostumbrada a remar siempre contracorriente en cada torneo que disputa.

Pero es una auténtica incógnita saber cómo responderá el grupo al penúltimo escollo en su eterno camino hacia la gloria. La sanción a Luis Suárez, su jugador estrella, vuelve a Uruguay al punto de partida en este viaje por Brasil, a ese partido ante Costa Rica en el cual el delantero del Liverpool no participó y se saldó con la sonada derrota charrúa ante ‘Los Ticos’.

La vuelta de Luis Suárez ha coincidido con las victorias de prestigio ante Inglaterra e Italia, la clasificación para Octavos de Final y la vuelta al once de ese jugador que intimide al rival (aunque hablar así de Suárez quizás suene hasta frívolo). Por eso, y a pesar del gran rendimiento de Cavani, encontrarse con Colombia, el equipo que mejor ha equilibrado el buen juego con los resultados en la próxima ronda sin su mejor jugador no se presenta como el escenario ideal para separar la exigencia máxima de la continuidad celeste en el Mundial.

Porque la tan admirada ‘garra’ de Uruguay ha acabado teniendo más peso en el juego del equipo que las virtudes meramente futbolísticas. La generación que alcanzó su cénit entre 2010 (cuarto en el Mundial) y 2011 (campeón de América) no ha parecido tener la evolución en el juego que se esperaba y jugadores como Lodeiro o Coates no han asumido el peso en el once que se esperaba, lo que unido a una crisis en el semillero local, presenta a una Uruguay de nombres conocidos por todos, terriblemente compacta pero, ahora más sin Suárez, sin un jugador desequilibrante e imaginativo que preocupe al rival.

Tabárez ha querido armar un equipo sin fisuras, como lo ha hecho siempre, pero ha ido posicionándolo sobre el césped con diferentes dibujos a lo largo de los tres partidos de esta fase de grupos: desde un poco equilibrado 4-4-2 contra Costa Rica con el ‘Cebolla’ por la izquierda y con Stuani por derecha, dos jugadores de trabajo pero de perfil ofensivo que dejó muy desprotegido a un jugador de corte poco creativo como Ríos, para pasar a un 4-4-2 con un rombo en el medio ideado para ‘ensuciar’ el campo a Rooney cuando enfrentaron a Inglaterra y finalizar ante Italia, en un partido que se puede considerar como una previa interesante a una eliminatoria, con un 3-5-2 donde Cavani buscaba molestar a Pirlo en la creación.
Dentro de este abanico de dibujos, los roles de Cavani por todo lo que ha trabajado para Suárez y Lodeiro, por lo polivalente de sus puntos de partida, se convierten en dos jugadores interesantes en cuanto a las soluciones que pueden dar a Tabárez dentro de un equipo tan plano en otras líneas.

Pero esto no quiere decir que Uruguay sea débil. Su retaguardia no sólo defiende con contundencia sino que también es un recurso ofensivo en jugadas de balón parado más que interesante (Godín) aunque quizás se le eche en falta jugadores que puedan desbordar por fuera.

Con lo bueno y lo menos bueno supervisado y visto el nivel y propuesta que presenta Colombia, dentro de lo complicado del cruce, no parece que el estilo cafetero sea el que menos vaya a permitir a Uruguay poner en práctica el suyo, basado en un fútbol reactivo, de castigar el error, de ritmo alto y de poca floritura que rompa la concentración del equipo.

¿Poblará Tabárez el centro del campo cerrando con tres defensores? ¿tratará de desesperar el toque colombiano con dos líneas de cuatro por detrás del balón? Hasta durante el mismo partido podrían verse las diferentes variantes que ya se han comentado más arriba, pero lo que sí es seguro es que nombres como los de Muslera, Godín, Ríos, Cavani y Lodeiro deberían ser de la partida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados