Se habla de:

EURO 2016

article title

Una victoria vale una final

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras dos días sin fútbol, en Lyon echaba el balón a rodar en busca del primer finalista de esta Eurocopa. En la parte humilde del cuadro, Gales y Portugal se enfrentaban en busca de un premio inimaginable tiempo atrás. Portugal, sin haber ganado ni un solo partido en el tiempo reglamentario y con poco más de media hora por delante en el marcador en lo que va de torneo, ha ido avanzando sobre el alambre con una solidez defensiva brillante. Jugando a una ruleta que solo conoce el rojo. En cambio, Gales en su primera participación en una Eurocopa no lo podía hacer mejor. Quedando primera en el Grupo B y superando a Irlanda del Norte y Bélgica, sucesivamente se plantaba en semifinales del torneo, con la mejor actuación de un debutante desde Suecia en el 1992. Cristiano Ronaldo y Gareth Bale protagonizaban una disputa apasionante entre los dos jugadores más caros del mercado.


Para Gales, las bajas de Ben Davies y Aaron Ramsey obligaban a Chris Coleman a hacer cambios por primera vez en el once titular del combinado nacional. En Portugal, Fernando Santos tenía un hándicap igual o mayor, hacer que la ausencia de Pepe, uno de los mejores hasta la fecha en la selección portuguesa, no se notara en su defensa.

  En la primera parte del encuentro, poco pudimos ver de buen fútbol. Dos equipos que  se respetaban y no querían cometer demasiados errores en la antesala a la gran final. Ambos eran conocedores de lo que había en juego y poco o nada pudimos ver. Líneas adelantadas para no dejar salir al rival y por ende, escasas ocasiones de gol. Si Portugal lo intentaba por los costados con centros laterales en busca de la cabeza de Ronaldo o Nani, Gales lo buscaba en salida tras pérdida con las arrancadas de su estrella, Gareth Bale que realizó una primera media hora de gran nivel pero siempre andaba muy solo, quizás acusase la ausencia de su compañero, Aaron Ramsey. Tras la reanudación, tan solo cinco minutos tardó la selección portuguesa en abrir la lata. Lo hizo a la salida de un córner en corto, para después Guerreiro colocar el balón sobre la testa de Ronaldo. Era el 1-0, un salto prodigioso, una vez más, y así poder superar a Chester en el corazón del área. Un cabezazo portentoso al fondo de las redes para abrir la lata, acercar a Portugal a la final e igualar a Michael Platini, como el jugador con más goles en una Eurocopa (9)

Con el partido abierto y Portugal desatada, la ventaja se vio ampliada tan solo tres minutos después, tras disparar Cristiano a portería, Nani fue el más listo de la clase para desviar el disparo y colocar el 2-0 en el marcador. Si el partido se había complicado para Gales, con 2-0 en el marcador tan solo siete minutos después de la reanudación, la final quedaba muy lejos para una selección que llevaba tiempo soñando.

Con este resultado, Portugal había conseguido lo que hasta la fecha muy poco tiempo le habíamos visto hacer, ir por delante en el marcador. Lo demás, coser y cantar. Aún sin Pepe, con Bale desolado y fatigado, poco trabajo tuvo que hacer la zaga portuguesa. Los lusos pudieron ampliar su ventaja en el marcador en varias ocasiones hasta el final del encuentro. No lo hizo por su falta de acierto ante una Gales que ya lo había dado todo en el torneo. Portugal en su línea de menos a más, vuelve a una final de la Eurocopa tras la perdida en casa ante la heroica Grecia de 2004. Ganó cuando tenía que ganar. Una victoria que vale una final.  Gales, por su parte, se despide de esta Eurocopa con la miel en los labios, emocionante y gratificante a partes iguales. Cristiano y los suyos, ya esperan rival en París. 

Puntuaciones: PORTUGAL (1-4-3-3): Rui Patrício (6); Cedric (7), Bruno Alves (6), Fonte (6), Guerreiro (7); Danilo (6), Adrien (6), Joao Mario (6), Renato Sanches (5); Nani (7), Cristiano (8)

Sustitutos: Moutinho (5), André Gomes (5), Quaresma (SC)

GALES (1-5-3-2): Hennessey (5); Gunter (4), Chester (6), Collins (5), Williams (6), Taylor (5); Ledley (4), Allen (5), King (6); Bale (6), Robson-Kanu (5)

Sustitutos: Church (5), Vokes (5), Williams (5)

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados