Se habla de:

España

article title

Una rivalidad histórica

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

De Italia y España sabemos que existe una relación desde hace muchos años. Tantos que el primer vínculo entre ambos se estableció en el año 218 a.C., cuando los romanos invadieron la península Ibérica para terminar convirtiéndola en provincia romana de Hispania durante más de 600 años, hasta la caída del Imperio Romano de Occidente. De los escudos y las espadas, pasando por la Edad Moderna en la que el sur de Italia estuvo bajo dominio español, hay que hacer hincapié en la pluma y el pincel. Y es que por las venas del escritor y poeta español Rafael Alberti corre sangre italiana, así como por las del afamado pintor Pablo Picasso, cuyos antepasados eran originarios de Génova. Pero, por si fuera poco, el fútbol también es protagonista en esta historia.

Ambas selecciones se han visto las caras en repetidas ocasiones desde el comienzo de su historia, floreciendo una rivalidad desde el primer partido que ambas disputaron, en 1920. Una rivalidad de carácter deportiva y que se aleja de las de que España contrajo con otras naciones en el siglo XX por culpa de la política. Con Italia, España ha disputado, desde 1920, un total de 34 choques, y el de este lunes será el capítulo número 36 de una relación que tiene mucho que contar.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-11-40-13

Década de 1920: primeros enfrentamientos

Dos años después de que se pusiese fin a la Primera Guerra Mundial, las selecciones de España e Italia se vieron por primera vez las caras, con motivo de los Juegos Olímpicos de Amberes, en un encuentro que se saldó con victoria ibérica por 2-0 (con doblete de Félix Sesúmaga) y que permitió a los españoles conquistar la medalla de plata. En esa misma década, ambos combinados nacionales se volvieron a enfrentar tres veces más, siendo la siguiente a la de la cita olímpica un amistoso (0-0). En partido oficial, tuvieron que esperar hasta los Juegos Olímpicos de París en 1924, cita que la Azzurra aprovechó para vengarse, pues su victoria 1-0 apeó a España de la Fase Preliminar. Sin embargo, peor suerte corrieron los jugadores que defendieron en Amsterdam los intereses españoles en la cita olímpica de 1928. Y es que tras el empate a un gol entre ambas selecciones en los Cuartos de Final, el conjunto transalpino le endosó un 7-1 a España en el partido de desempate.

1934: el Mundial de Italia

Por la forma de caer derrotada España en Amsterdam, la rivalidad con Italia desde ese momento fue notoria y perpetua. Pero para volverse a enfrentar en partido oficial hubo que esperar seis años. El escenario resultó ser Italia, que acogía por primera vez la Copa del Mundo, en la que sería su segunda edición, y que fue utilizada por el dictador Benito Mussolini desde un punto de vista propagandístico y nacionalista para vender al exterior los logros e ideales del fascismo italiano.

Aquel Italia-España, conocido como “La batalla de Florencia”, se asemejó más a una guerra que a un partido de fútbol, pues hasta once jugadores (siete españoles y cuatro italianos) cayeron lesionados. Bajo la premisa de Mussolini de “vencer o morir”, Italia acabó ganando el Mundial, eliminando a La Furia Roja (como se conoció a España tras eliminar a Brasil) en unos Cuartos de Final dónde se iniciaron las acusaciones al combinado transalpino de tener a los árbitros a su favor, vista la flexibilidad que tenían con el juego sucio de los italianos.

Batalla-de-Florencia

1980: citas de Eurocopa

Tras más de cuatro décadas sin verse las caras en partido oficial, la Eurocopa de 1980, celebrada en Italia, reunió a ambas selecciones en el mismo grupo. El partido que ambas jugaron entre sí se saldó con un 0-0, y España terminó eliminada como cuarta clasificada del Grupo B. Mejor suerte corrieron los italianos, que finalizaron el torneo como cuartos al caer contra Checoslovaquia en la tanda de penaltis en el partido por el tercer y cuarto puesto. Y si desde 1934 hasta el 80 no hubo partido oficial entre ambos combinados, esta vez el destino quiso que su próximo reencuentro fuese mucho antes, sólo ocho años después. Precisamente en otra Eurocopa, y en el mismo grupo. Caprichoso el destino, España también quedó apeada de la competición en Fase de Grupos, dónde Italia ganó por 1-0 a los españoles.

1994: la maldición de cuartos

Lo ocurrido en el Mundial de 1994 celebrado en Estados Unidos ningún español lo olvidará nunca. España se encontraba en “los malditos Cuartos” de Final, y perdía 2-1 con un gol de Roberto Baggio instantes después de un grave error de Julio Salinas en un mano a mano con Gianluca Pagliuca. A punto de finalizar el choque, ya en el último minuto de partido, el defensor italiano Mauro Tassotti propinó un codazo dentro del área a Luis Enrique que pasó a la historia porque al español se le fracturó la nariz. Pese a ello, y para la incredulidad de todos, el colegiado no señaló penalti. Si la rivalidad con los italianos ya era fuerte, a partir de esa acción se volvió de puro odio.

Luis_Enrique_Tassotti_firman_paz-1

A pesar de que no volverían a cruzarse en choque oficial hasta trascurridos cerca de 15 años, españoles e italianos se enfrentaron a lo largo de ese tiempo en cuatro ocasiones. El balance de esos cuatro enfrentamientos fue de dos victorias a favor de España y dos empates. El triunfo de La Roja del año 2000 fue el primero desde 1978.

2008: el año de romper con las maldiciones

Desde hacia tiempo, España era víctima de una serie de maldiciones que rozaban lo preocupante. Hasta 2008, sumaba 88 años, casi un siglo, sin ganar a Italia en partido oficial (el 0-2 de 1920), los Cuartos de Final de las competiciones continentales se le atragantaban una y otra vez, y desde 1966 (Eurocopa) no ganaban un título. Sin embargo, en la Eurocopa de 2008 de Austria y Suiza, tras finalizar el encuentro de Cuartos entre Italia y España con 0-0 el marcador, La Roja puso fin al maleficio de los Cuartos y del conjunto italiano, vigentes campeones del mundo, al batirles en la tanda de penaltis. A la postre, la selección española se alzaría con el título de Campeón de Europa. Un año maravilloso para el combinado ibérico, que comenzaría a sumar un ciclo victorioso a partir de entonces, mientras que los italianos caerían en picado.

De la esperanza del 2011 a la tristeza del 2012

17 años después de la última victoria italiana (Mundial de 1994) frente a España, la Azzurra logró la victoria (2-1) en un partido amistoso que dio esperanzas al país de la bota de ver una buena participación de su selección en la Eurocopa que se avecinaba. Y como ocurriese en las ediciones de 1980 y 1988, ambos países cayeron en el mismo grupo, aunque esta vez ambos lograron el pase a Cuartos con un empate (1-1) entre ellos en la Fase de Grupos. Con el paso de las rondas, el destino quiso que la Final de la Eurocopa de 2012 de Polonia y Ucrania se la disputasen entre ellas, en la que sería la primera vez que se enfrentasen en una final. Final que pasaría a la historia al sufrir un duro correctivo Italia: España ganaba 4-0 y conquistaba su tercera Eurocopa, segunda consecutiva.

Spanish players celebrate with the trophy after winning the Euro 2012 football championships final match Spain vs Italy on July 1, 2012 at the Olympic Stadium in Kiev. AFP PHOTO / GABRIEL BOUYS

De la Confederaciones de 2013 hasta hoy

Un año después de aquella Final, se produjo un nuevo cruce entre ambos en partido oficial. Fue en las semifinales de la Copa Confederaciones, de la que España salió vencedora en la tanda de penaltis (7-6) tras el 0-0 en los 120 minutos reglamentarios. En 2014, Italia volvió a caer (1-0), esta vez en partido amistoso, en el homenaje a Luis Aragonés. No obstante, en Marzo de 2016, en un partido amistoso que servía de preparación para la Eurocopa 2016 en Francia, la Nazionale logró arrancar un empate en un día en el que demostraron una gran prestación que contuvo a una España muy floja. Algo que se evidenció en la misma Eurocopa, dónde la Azzurra venció 0-2 al combinado de Vicente Del Bosque, que fue un juguete en las manos de Antonio Conte.

Ahora, y tras unos meses, ambos conjuntos se vuelven a ver las caras en partido oficial. El escenario será el Juventus Stadium, que acogerá un partido de la Fase de Clasificación para el Mundial de Rusia 2018 de gran calibre. Será un encuentro de caras nuevas en los banquillos, pues tanto Italia como España estrenan seleccionador, Julen Lopetegui y Giampiero Ventura respectivamente. Ambos tendrán su particular batalla en la estrategia, pero todo quedará dictaminado por los 22 futbolistas que estén sobre el césped. En las botas de unos está el volver a someter al rival, y en las de otros el poder continuar ganando en partido oficial después de romper la nefasta racha de 22 años sin saborearlo en la pasada Euro. Italia-España, disfrutemos de este 36º capítulo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados