Ciclismo

article title

Una etapa reina sin diferencias entre los favoritos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ Vincenzo Nibali, Chris Horner, Alejandro Valverde, Joaquím Rodríguez y Domenico Pozzovivo. La etapa reina la Vuelta a España no dejó diferencias entre los cinco primeros de la general, que llegaron juntos al repecho de Peyragudes, en el Pirineo francés, tras superar dos ascensiones ya clásicas del Tour de Francia, el más reciente Balès y Peyresourde, además de la Bonaigua y Cantò todavía en territorio catalán.

El líder, indiscutible hasta ahora, continúa mostrando un aplomo y una superioridad encomiable. Al menos en cuanto a sensaciones se refiere, porque de momento se limita más a reservar que a atacar. Nibali quiere esperar a resolver la Vuelta en la montaña asturiana, aunque nunca se sabe cuando puede llegar un mal día que eche al traste su buen momento de forma. Tampoco se sabe si le llegará ese mal día alguna vez a Horner y su cuarentena de años, que todavía puede permitirse controlar el grupo de favoritos, realizar alguna que otra aceleración, apoyado en su fiable compañero Kiserlovski, y mantenerse en el segundo escalón de la clasificación.

La aciaga jornada que habitualmente sufre Valverde en cada gran vuelta que participa ya pasó ayer, pero, al igual que un 'Purito' que necesita atacar ya para recuperar su desventaja, se mantuvo siempre a rueda. Con Pozzovivo agarrándose siempre al límite a este grupo, algo que no pudo hacer un inquieto Thibaut Pinot, que cedió en los metros finales. Quien sí se mostró más valiente fue Nicolas Roche, que tras perder tiempo en la Gallina, realizó un inteligente ataque lejano en Balès, con la ayuda escalonada de sus compañeros Zaugg y Majka pero con un magro resultado, ya que apenas recuperó una decena de segundos en meta para mantenerse sexto.

La gesta del día la realizó un francés en su tierra. El galo Alexandre Geniez, un joven ciclista de 25 años de FDJ, buen escalador que no termina de despegar, se impuso en solitario en la meta de Peyragudes. Proveniente de la numerosa fuga, se marchó en solitario en la bajada de Balès, arriesgando para abandonar a Cardoso, portugués de Caja Rural, con quien había realizado el ascenso previo. Mantuvo un fantástico ritmo en Peyresourde -apenas perdió un minuto y medio respecto de los favoritos en ese ascenso- para llegar con ventaja más que suficiente para celebrar este éxito.

Los numerosos abandonos, algunos debido al frío, otros a estrategias de cara al Mundial, han sido la tónica en estos dos días pirenaicos. Entre otros, Basso, Luis León, Zubeldia, Kreuziger, Poels y Westra ayer, Stortoni, Stybar y los campeones del mundo Gilbert y Tony Martin en la etapa de hoy dejaron la Vuelta. Un cuarto de los ciclistas que iniciaron la Vuelta en Galicia ya no siguen en carrera. Quien no abandona -lo hará en breve, previsiblemente- es Fabian Cancellara, que en su preparación para el Mundial se hizo en el grupo de favoritos todos los ascensos, hasta mediado Peyresourde, dejando fantásticas sensaciones de cara a Florencia.

Mañana se cerrará el tríptico de etapas pirenaicas con una jornada más tranquila en el Pirineo aragonés, con el sencillo y tendido ascenso final a la estación de esquí de Formigal antes del día de descanso.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados