Se habla de:

Resto de Europa

article title

Un Rubin ruborizante

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay equipos que te van conquistando conforme pasan los días de verano. Los nombres que se van uniendo a un club paulatinamente hacen que se vuelvan en el guapo de la fiesta. Lo que antes era un equipo corriente, fija tu atención y se convierte en una prioridad a la hora de seguirle. Fuera del terreno de juego ya se puede imaginar como será en el tapete. A veces las previsiones fallan, pero hay apuestas que son casi seguras. Una de ellas, uno de estos conjuntos que enamoran a simple vista sin necesidad de fijarse de forma detenida en él, es el Rubin Kazan. Uno de los equipos que en este estío se han reforzado de forma más inteligente y atractiva.

Javi Gracia, la fiabilidad en persona

Sin pilar maestro, no hay casa. Sin capitán, no hay tripulación. Y sin entrenador, no hay equipo. Javi Gracia ha sido el elegido para liderar el ambicioso proyecto ruso. Acumula halagos enterrando defectos de forma considerable. Almería, Osasuna y Málaga han sido los últimos tres equipos que ha dirigido. Antes había tenido aventuras por Grecia y por las categoría de bronce con equipos históricos como el Cádiz o con filiales que son una mina de talento, como el Villarreal B. En el conjunto malacitano ha hecho simplemente magia. Sus mejores jugadores se han ido año tras año. La economía era limitada. No eran grandes nombres los que llegaban. La cantera pasó a ser una obligación. Lejos de resentirse el Málaga siguió siendo un equipo reconocible y fiable. Hasta en los malos momentos la confianza permaneció. Al borde de precipicio estuvo Gracia. Sin embargo, el club siguió confiando en él la temporada pasada, y los blanquiazules se acabaron salvando de forma holgada. Ahora en el Rubin Kazan tendrá un equipo hecho a su medida y que destilará calidad por cada uno de sus poros.

 

Talento español para la aventura

Para esta aventura, el entrenador español no ha dudado en peinar el mercado de la Liga. Aquí la calidad, sobra. El producto nacional cuando emigra suele triunfar. Luego se añora, pero en un primer momento se desprecia. Y no se aprende. Javi Gracia lo sabe, y para esta aventura se ha llevado a dos talentos. Rubén Rochina y Samuel García. Del Granada y del Villarreal, respectivamente. Futbolistas desequilibrantes, diferentes, con la capacidad de marcar diferencias y sobre todo, con mucho margen de mejora. Rochina ha sido el jugador más destacado del Granada la pasada temporada. 6 goles y 6 asistencias en 35 partidos. Números destacables. El liderazgo no es tangible, pero en Los Cármenes ha sido evidente. Samuel García fue un futbolista al que propio Gracia sacó de la cantera del Málaga. Tras explotar con él en el banquillo, el Villarreal se lo llevó junto a Castillejo. No se le perdió la vista. Una lesión provocó que la temporada pasada no llegase a entrar de forma completa en los planes de Marcelino. A pesar de ello, dio destellos de que era un futbolista diferente. 16 partidos de Liga y 2 goles, cifras mejorables pero que en Rusia tendrá la oportunidad de enterrar.

Un depredador brasileño en Rusia

Jonathas será el nueve del equipo. Un fichaje de relumbrón. Ilusionante. Eriza el pelo nada más saber por lo que va a tener lado. En el Elche hace dos temporadas demostró ser un delantero total. La pasada temporada fue el fichaje estrella de la Real. Sin embargo, su rendimiento no fue el esperado. A pesar de ello, siete goles en 27 partidos en Liga. Las condiciones que tiene son impactantes. Un físico privilegiado que mezclado con un atrevimiento innato, le convierten en un delantero especial. Con Gracia tendrá toda la confianza del mundo y en una liga menos exigente como es la rusa, sus números pueden alcanzar un ascenso vertiginoso.

Foráneos de relumbrón

El Rubin Kazan también ha peinado el mercado internacional. Y de que manera. Bueno, bonito y barato. Un ejemplo de mercado. El primero de los hombres foráneos que han aterrizado en Rusia es Maxime Lestienne. Un talento de la cantera belga que parece estar en su pleno clímax. La temporada pasada estuvo cedido en el PSV por el Al-Arabi. Fue campeón de la liga holandesa, pero le falto impacto en el equipo. En total 20 partidos y 3 goles. Sus números no son para llevarse las manos a la cabeza. Su talento y lo que puede llegar el día que explote, sí.

 

Otro de los futbolistas que han llegado es M’Vila. Este regresa tras su cesión en el Sunderland. Estaba llamado a marcar una época en el mediocampo de la selección francesa. La realidad es otra. Se ha quedado en un proyecto de gran jugador. A pesar de ello, es un futbolista al que no se puede incluir en el lote de uno más de la plantilla. Es especial. Tiene calidad, físico y carácter. En el Sunderland ha sido titular en 37 partidos de la Premier League. Javi Gracia no va a tirar a la basura ese caramelo sin ni siquiera desenvolverlo.

Alex Song ha sido el último en llegar. Y no por ello es menos especial. Es un mediocentro con unas condiciones físicas y un trato de balón que le hace ser una bendición para el esquema de Gracia. Dejó el Arsenal para recalar en el Barcelona, donde el suplir a Busquets es algo martirizante. El de Bahía piensa medio segundo más rápido que los demás, una eternidad en el mediocampo azulgrana. Dos temporadas seguidas al Westh Ham en calidad de cedido. La primera con mejor suerte que la segunda. Los hammers no lo han incluido en sus planes para la aventura europea. El Rubin Kazan es una excelente opción para volver a ser el futbolista que encandiló a Zubizarreta.

Cinco son los futbolistas que hasta ahora hemos nombrado. La revolución es evidente. Muchas caras nuevas. El Rubin Kazan parece que haya cambiado de colegio. Los nuevos nombres propios son más. Carlos Zambrano, Sergio Sánchez, Moritz Bauer y Rifat Zhemaletdinov. Por nombres no será. El aura en Kazan respira ilusión. En el horizonte se vislumbra un futuro con sabor histórico. El proyecto se ha ganado la etiqueta de ambicioso a pulso. No se sabe cual será el devenir de la aventura de Gracia en Rusia, mientras tanto disfrutemos del transcurrir.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados