Se habla de:

Europa League

article title

Un puzzle eterno en Leverkusen

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Roger Schmidt está teniendo este año una dura papeleta a la hora de confeccionar el once inicial cada jornada, y es que esta temporada el fantasma de las lesiones sobrevuela Leverkusen y parece que se ha instalado en el equipo del ingeniero. Recientemente, al coincidir las lesiones en el mismo momento de Tah, Toprak, Bender y Papadopoulos, Roger Schmidt tuvo que recurrir a una defensa improvisada con el joven croata Jedvaj (lateral derecho) y el brasileño Ramalho (mediocentro defensivo) como centrales en la zaga. Experimento del que seguro no quedó nada satisfecho al encajar 7 goles en dos partidos, pero sin encontrar otra solución al echar la vista a los jugadores disponibles en la plantilla. Es un caso peculiar y que pronto tendrá solución con la vuelta de Tah y Toprak a las órdenes de Schmidt, pero otra de las zonas que más le está costando ajustar es la del centro del campo.
 

 
A Schmidt le gusta jugar con un esquema con dos mediocentros, ya sea utilizando el 4-2-3-1 o el 4-2-2-2, un puesto lo tiene seguro y no le cabe dudas, que es el de Christoph Kramer, pero el otro, el hombre que le acompaña, ha sido una incógnita toda la temporada. Y es curioso que ocurra esto cuando en verano, con la llegada de Kramer, Aránguiz y Ramalho, junto con Bender, se hablaba de una posición más que cubierta en el equipo. Pero las lesiones aparecieron muy pronto por Leverkusen y el primero en sufrirla fue el chileno Aránguiz, que sin llegar a debutar, se lesionó para 6 meses. Tras hacer un fantástico campeonato en la Copa América, del que salió campeón, y una lucha con equipos de la Premier League y Ligue 1 que querían hacerse con sus servicios, llegó al Bayer Leverkusen como el fichaje más caro del club. Antes de su lesión, todo parecía indicar que estaría en el XI de Schmidt para su Leverkusen y que la competencia con un veterano en esa posición como Lars Bender, le vendría bien tanto a él como a Kramer. Con su lesión, Kramer y Bender tomaron las riendas del Bayer Leverkusen en el inicio de temporada. Con los dos alemanes en el centro se veía un equipo con bastante fuerza y seguridad que transmitía muy buenas sensaciones a todos que hacían un buen comienzo de temporada en las tres competiciones, tanto en Pokal como en Bundesliga, y en la previa e inicio de la Champions League.

Todo parecía ir bien hasta que Bender cayó lesionado, su último partido fue en octubre, y Roger Schmidt decidió retrasar un poco la posición de Kampl y que el esloveno fuese la pareja de Kramer en el medio el campo. Con esta pareja, el equipo perdió quizás esa sensación de seguridad que si que transmitía Bender pero ganaron más llegada y mucho mejor salida de balón con Kampl en el centro. Poco a poco, el esloveno se iba haciendo a la posición y pronto se convirtió en el pulmón del equipo elevando su propio nivel de juego y trabajando todos los minutos que estaba sobre el césped. Pero nuevamente otra vez sobrevoló el fantasma de las lesiones Leverkusen, y esta vez pilló a Kampl, dejándolo fuera del equipo en este tramo tan importante para el equipo.
 

 
Nuevamente Schmidt tiene que buscar una nueva pieza para su puzzle y hacer que el equipo vuelva a sobreponerse a otra lesión. Por un momento, parecía que Bender iba a volver al equipo, pero nuevamente cayó lesionado, así que no le dio tiempo ni a hacerse ilusiones de recuperar el mediocampo con el que empezó la temporada. Hay esperanza puesta en que Aránguiz, que se encuentra en el tramo final de su recuperación, pronto vuelva a contar para el ingeniero, pero mientras tanto tendrá que buscar otra pieza. Pese a conocerlo de su etapa en Austria, Schmidt no encuentra confianza necesaria en Ramalho para ocupar esa posición, así que ha recurrido a poner al turco Çalhanoglu en los últimos partidos de Bundesliga. Pronto llega la recuperación de Toprak y quizás Schmidt tire de él como mediocentro, como ha sucedido en otras ocasiones, o seguirá apostando en este tramo por Hakan Calhanoglu o si por el contrario, confiará definitivamente en el brasileño André Ramalho dándole una nueva oportunidad. Incluso existe la posibilidad de cambiar su esquema colocando en solitario a Kramer mientras espera al chileno… Muchas alternativas y muchas opciones pero pocas soluciones verá el técnico alemán para estar conforme con la elección de su once en el tramo más importante de la temporada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados