CONCACAF

article title

Un partido para la historia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras décadas de enfrentamiento entre Cuba y Estados Unidos, el deshielo político entre ambos países también se vive en el deporte. Por primera vez en casi 70 años, el equipo de fútbol de Estados Unidos se enfrentará al cubano en un paso más en la “diplomacia deportiva”.

El conjunto dirigido por el alemán Jürgen Klinsmann visitará mañana en partido amistoso a la selección cubana, que ya está fuera de las eliminatorias mundialistas y de la Copa de Oro del próximo año.

En el banquillo cubano se estrena el debutante Raúl Mederos con el máximo objetivo de no recibir una derrota humillante en el Estadio Pedro Marrero de La Habana.

Tenemos que ser realistas. La selección de Estados Unidos está pasando por un momento envidiable. Pensamos que un buen resultado será un empate o no perder por goleada“, señaló a medios locales el técnico.

Ambos equipos se han enfrentado en 12 ocasiones, con un saldo claramente favorable para Estados Unidos, que se ha impuesto nueve veces. La única victoria de Cuba fue en La Habana por 5-2 en 1947.

En la isla cada vez hay más seguidores del fútbol, especialmente de equipos extranjeros como Real Madrid, Barcelona o Chelsea. Aún así la liga nacional es poco competitiva y se mantiene el béisbol como el “deporte nacional”.

Hemos perdido muchísimos jugadores, algunos que desertan, otros que juegan en las categorías menores y luego deciden no jugar más o irse a trabajar“, explicó a Radio Habana Cuba el capitán del seleccionado cubano, Daniel Sáez.

La gran apuesta cubana para el partido de mañana es el delantero Maikel Reyes, jugador del equipo mexicano Cruz Azul, quien descolla entre los 20 futbolistas cubanos convocados para el partido amistoso contra Estados Unidos.

Maikel Reyes | Getty

Maikel Reyes | Getty

Mientras, en la selección norteamericana se destaca el veterano capitán Michael Bradley, junto a nombres como Fabian Johnson, Alejandro Bedoya, Jozy Altidore o Chris Wondolowski, y jugadores prometedores como Lynden Gooch y Christian Pulisic.

Cuatro días después del encuentro, el 11 de octubre, los entrenados por Jürgen Klinsmann se enfrentarán a la selección de Nueva Zelanda en el Robert F. Kennedy Stadium, en Wahington DC.

Estos dos partidos amistosos serán la última oportunidad de ver en acción a algunos jugadores antes de elegir a los 23 que se enfrentarán a México y a Costa Rica en las primeras dos jornadas del hexagonal final de la Concacaf rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Hay mucho en juego para los jugadores convocados, para mostrar dónde están ahora“, aseguró el ex futbolista alemán, quien añadió: “Estos dos partidos nos mostrarán mucho sobre los jugadores“.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados