Fútbol italiano

article title

Un Napoli desencadenado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Llegó el minuto 73 de partido, el resultado en el marcador era abultado, lo suficiente y humillante para que algunos tifosi rossoneri abandonasen el estadio antes de hora. El cuarto árbitro alzó la caja de cambios al cielo del Meazza e Insigne comenzó su descenso hacia la humanización. Minutos más tarde, el partido llegó a su fin. El Napoli había ganado 0-4 en un partido donde supo ser paciente, esperar, saber cuando y como atacar y sobre todo trabajando y divirtiéndose. Añadido a esto, consiguió la victoria más abultada en su historia frente al Milan. En quince días, se ha ganado a Lazio, Juve y Milan. Tras el parón de selecciones reciben al líder, la Fiorentina de Paulo Sousa y este Napoli armónico dirigido por Maurízio Sarri y liderado por Lorenzo Insigne mejora con las horas.

Dos puntos en las tres primeras jornadas hicieron saltar las alarmas. Seis goles en contra hasta la fecha y con las mismas precariedad defensivas del curso pasado hacían temer lo peor para el aficionado napolitano. Sarri criticado hasta por el propio Maradona, no le tembló el pulso, tampoco se le cayó el cigarro. Siguió con su filosofía e introdujo algunos cambios para perfeccionar el puzzle. “Con respecto a hace dos meses, veo un equipo mucho más consciente de sus propias posibilidades. Incluso cuando las cosas no iban tan bien, nunca dudé de mi elección: estoy muy contento de entrenar al Napoli” Maurízio Sarri al término del partido frente al Milan.

El Puzzle de Sarri

Se introdujo el 4-3-3. La presión no agobia, asfixia. El técnico napolitano ha conseguido que todo concuerde, que sea natural, sencillo. Cada uno hace su función. Reina, desde atrás hace de líder y lo hace con nota. No solo detiene, también activa, es el espíritu de este equipo. Hysaj ha entrado en detrimento de un Maggio que le comienzan a flaquear las piernas. Albiol y Koulibaly se afianzan en la retaguardia a fuerza de querer y de golpes, todo sea dicho y la voluntad y la confianza han sido la base del éxito para que en estos últimas jornadas se haya mostrado una notable mejoría. Ghoulam abarca un espacio de campo escandalosamente escandaloso. Jorginho hace de regista, recordando al bueno de Jorginho en aquel Hellas Verona. Allan, a día de hoy, ha sido la mejor compra de todo el mercado italiano, ordena, barre, aspira, llega, anota y dosifica. Renueva el pulmón partido tras partido. Hamsik juega donde quiere y lo hace cómodo con mucha más importancia en la elaboración respecto al curso pasado. Callejón Y arriba, se ha mejorado si es que era posible mejorar.

En las últimos 6 partidos del Napoli: 18 goles a favor y 1 en contra

  • Napoli 5-0 Brujas
  • Napoli 5-0 Lazio
  • Carpi 0-0 Napoli
  • Napoli 2-1 Juve
  • Legia 0-2 Napoli
  • Milan 0-4 Napoli

 

El triángulo de la muerte: Insigne-Higuaín-Insigne

Recibe Lorenzo, arranca y de inmediato se apoya en Gonzalo, éste devuelve de primeras, sin pensarlo, de memoria y Lorenzo consigue llegar, se abre paso y define. El triángulo de la muerte, intimida y comienza a tener sus primeras víctimas. Juventus y Milan ya lo han sufrido. La pelota no pierde velocidad, la combinación se convierte en un diálogo exquisito de dos jugadores que se entienden a la perfección y así lo reflejan sus números hasta la fecha. Entre los dos, han anotado 10 goles (cinco cada uno) y han asistido hasta un total de cinco veces (tres por parte de Insigne y dos de Gonzalo).

Es pronto, demasiado todavía. Igual de temprano que cuando se dudó en el comienzo pero este Napoli ilusiona. Tiene y mueve la pelota. Nadie ha conseguido arrebatarle la pelota hasta la fecha. Los jugadores respondieron bien ante las rotaciones del pasado jueves y Sarri ya prepara en su mente el partido frente al líder, una prueba más para un Napoli venturoso que no quiere metas lejanas.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados