Ciclismo

article title

Un modesto equipo que quiere ser protagonista

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – Volvió la montaña en la Vuelta a España y lo hizo en el modo al que ya se ha acostumbrado el espectador desde que se impuso el nuevo formato de recorrido. La ya habitual etapa 'monopuerto', en la que una autovía sirvió como aproximación al final en alto de Peñas Blancas, da inicio al tríptico de etapas andaluzas, que llevará al pelotón a al muro de Valdepeñas de Jaen mañana y al ascenso de Haza Llanas el lunes.

El modesto equipo NetApp-Endura, invitado a esta ronda de la Vuelta a España, fue el indudable protagonista del día. Ya al inicio de la etapa, Bartosz Huzarski se metió en la numerosa fuga del día, donde había nombres de gran nivel como Cataldo, Nerz, Valls -que fueron quienes más lejos llegaron-, Intxausti, De Greef o Meier. Sin embargo, debido a su peligrosa situación en la general -estaba 11º a menos de un minuto del líder- se vio obligado a volver al pelotón. NetApp tomó entonces el mando del pelotón, realizando un magnífico trabajo para hacer fracasar a la fuga.

Ya en Peñas Blancas, el esfuerzo del conjunto alemán debía verse recompensado en el nombre de su líder, una eterna promesa del ciclismo del este de Europa como es Leopold König. A sus 25 años, el checo se está dando a conocer por fin al gran público con sus buenas actuaciones durante esta primera semana de Vuelta en las etapas gallegas, culminadas con la victoria en solitario que ha conseguido en el puerto malagueño. König, al que el tirón de su compañero David De la Cruz permitió alcanzar a los ciclistas que marchaban por delante, se hace así con su primera gran victoria como profesional, después del triunfo que consiguió en la etapa reina del último Tour de California.

La decepción en la etapa fue para Igor Antón. El de Euskaltel atacó a 5km de meta, una vez neutralizados los últimos restos de la fuga, y aguantó en cabeza hasta los últimos metros, cuando König le superó desde atrás y le dejó con la miel en los labios. Antón, que podría fichar por el potente OPQS la próxima temporada, lleva sin ganar desde hace dos años, cuando venció etapa tanto en Giro como en Vuelta a España.

Nibali perdió cerca de medio minuto en meta respecto del ganador, solo un puñado de segundos por detrás de Purito y Valverde, y cede su maillot de líder al irlandés Nicolas Roche, vencedor en el Monte da Groba, de cara a la etapa de mañana en Valdepeñas. Mientras tanto, el equipo NetApp-Endura quiere seguir siendo protagonista invitado de la Vuelta.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados