article title

Un mar de dudas en el seno del Southampton

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – Un buen día te levantas y, de repente, de la nada, ves como esas expectativas de día positivo que habías creado antes de dormir se caen, empiezan a inclumpirse. Un primer bofetón al que hay que hacer frente gratuítamente, casi por decreto y al que hay que voltear sin sufrir desperfectos.

El Southampton vive una más que meritoria temporada en la Premier League. Tras 21 jornadas disputadas los Saints son novenos en la tabla, tras un importante inicio de campaña que les permitía situarse en las primeras plazas del torneo. Una serie de tropiezos han hecho que se hayan visto relegados a posiciones más atrasadas, pero pese a ello pueden estar tranquilos (por el momento) de cara al objetivo de la permanencia.

Sin embargo, el paisaje verde y frondoso que rodeaba el St.Mary's Stadium ha visto como una nube de tormenta inesperada por los servicios meteorológicos ha fastidiado todos los planes de picnic. Una noticia marcó la jornada en Inglaterra, y todos los focos iban destinados al Southampton.

Una mala relación pública, conocida por muchos, entre Nicolas Cortese (presidente del club) y Katharina Liebherr (propietaria) ha abierto la Caja de Pandora. El que era presidente, Cortese, tomó la decisión oficial de dejar el cargo, de abandonar el club, y es ahora cuando se vienen tiempos, al menos, complicados para la institución. Un mandatario que ya poseía su puesto antes de la llegada de la actual familia dueña, que vivió la época positiva de los ascensos de los Saints, pero que ahora, por voluntad propia, decide abandonar, tras varios aspectos en los que no está de acuerdo. Ahora, el propio club ha afirmado que ya han iniciado la búsqueda de alguien que se encargue del puesto de presidente.


Un acceso del St Mary's Stadium | Getty Images

La dueña Katharina Liebherr, hija del fallecido Markus Liebherr (quien era dueño y seguidor del club) no es aficionada al fútbol, el Southampton no es su ilusión, y ahora, tras la marcha de Cortese, se especula que podría vender el club para recuperar todo el dinero invertido por su familia años atrás.

Una situación que no llama a la calma. Comienza a especularse con la salida de jugadores y piezas claves del equipo, lo que sólo incrementa la burbuja de dudas sobre el club. Uno de los señalados a poder abandonar el barco está siendo el técnico Mauricio Pochettino, puesto que a comienzos del año pasado, poco después de llegar al club, afirmaba rotundamente que "Cortese fue la persona que confió en mí desde el principio. No entendería trabajar aquí si Cortese no estuviera en el club". Recordando estas palabras, la continuidad entra en duda.

Sin embargo, no son los únicos que entran en acción, puesto que otros jugadores destacados como Luke Shaw o Adam Lallana están en el punto de mira para salir del equipo. Pochettino no está de acuerdo con esa postura y habría confesado a gente de su entorno que podría marcharse en el mercado de Enero si jugadores claves abandonan el equipo por voluntad de la propietaria de hacer caja y recuperar dinero.

En resumidas cuentas. Una propietaria que no tiene ilusión ni interés en continuar un proyecto que inició su padre, que puede haber pensado vender el club, ha provocado que el presidente, y persona de confianza de técnico y plantilla, haya decidido dimitir. A partir de ahora, dudas, incerteza para el Southampton, que está viviendo una temporada positiva a nivel deportivo, y que puede sufrir operaciones que beneficien a los propietarios y afecten al equipo.

En Inglaterra se habla de éxodo de futbolistas. Es decir, esta operación podría suponer la salida de multitud de jugadores y, quién sabe, la llegada de otro propietario al club, pero más adelante y ya fuera del plazo de fichajes. 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados