Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Un Manchester United sin goles

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¿Por qué el Manchester United no hace goles? El Manchester United se encuentra en la cuarta posición de la Premier League, a tan solo dos puntos del liderato y actualmente, es el líder de su grupo de Champions League con 7 ptos, si obviamos la eliminación en Capital One Cup con el Boro de Karanka, se podría decir fácilmente que Louis van Gaal ha convertido nuevamente al United en un equipo competitivo y ciertamente lo es, aun así, es ineludible hablar sobre los pocos goles que anota este equipo y como de verdad le cuesta generar oportunidades de gol, aunque promedia un %55 de posesión por partido, el más alto en la Premier League. Este debe de los diablos rojos en encontrar el arco rival, se puede explicar de varias maneras:

La posesión que impone Van Gaal

El técnico holandés tiene como filosofía de juego, el control de la pelota mediante un sistema de juego posicional donde cada jugador tiene una posición fija, Van Gaal pide a sus jugadores ante todas las cosas, que nunca pierdan la pelota, el técnico inclusive lleva estadísticas de balones perdidos por jugador, esto conlleva a que los jugadores siempre intenten mantener la pelota y para mantener la misma siempre buscan la mejor opción de pase o la más segura, esto deriva en que la posesión del United en muchas oportunidades se vuelve predecible, pues cuando no se puede llegar de manera efectiva el área, se reinicia el juego y se empieza de nuevo desde el fondo, debido a esta filosofía que fue inyectada por Van Gaal en la sangre de sus jugadores, los mismos no buscan rematar por el simple hecho de rematar, sino pasar al compañero que este mejor ubicado, no se busca arriesgar pues se puede perder la pelota, para este United, el remate fuera del área es la última opción y eso minimiza las oportunidades de gol. Van Gaal debe insistir en que sus jugadores usen este recurso más a menudo.

Falta de rapidez y cambio de ritmo

El United juega con un 4-2-3-1, con el sistema posicional es esencial el desequilibrio para traspasar defensas organizadas y ordenadas, venga de los extremos y su cambio de ritmo, los extremos del United en esta temporada han sido Ashley Young, Memphis Depay, Anthony Martial, Juan Mata y Jesse Lingard. Young ha jugado poco en este rol pues ha sido usado más como lateral de emergencia tanto en la izquierda como en la derecha, pero sin duda, es el extremo más natural que tiene el equipo y cuando juega por izquierda, aporta muchísimo al sistema. Depay empezó bien su carrera en el United, pero luego de un duro mes de septiembre ha bajado su rendimiento y actualmente no es la primera opción del técnico holandés, tuvo muchas dificultades adaptándose al ritmo de la Premier League y se notaba mucho al intentar eludir rivales, además, constantemente perdía la pelota, aptitud que no es bien vista por su técnico, de momento, es un caso parecido, al de Di Maria. Martial lo ha hecho bien como extremo, aporta el cambio de ritmo y desequilibrio que pide la posición pero la falta de un 9 contundente, ha hecho que su trabajo por la banda, no se refleje tanto en números, como si lo hizo, cuando jugó de delantero centro.

Estos tres jugadores han jugado por banda izquierda, por la banda derecha, donde lo han hecho Mata y Lingard, existen más problemas, Mata es un jugador creativo, que asiste mucho y que tiene buen ojo para el gol pero no tiene las características de desequilibrio que pide jugar de extremo en este sistema, su falta de velocidad en muchas oportunidades, lo expone y se desaprovechan sus mejores cualidades en un área donde es esencial, el cambio de ritmo, la otra opción por derecha es Jesse Lingard (que también lo ha hecho por izquierda), en búsqueda de alternativas, Louis van Gaal encontró en Lingard un extremo, regateador, con gol y con ganas de ganarse un puesto en el primer equipo, Jesse ha hecho un trabajo correcto, aportando un gol y una asistencia durante su corto periodo en el primer equipo, pero de igual manera, la velocidad no es su argumento más fuerte, el holandés que dirigió a Barcelona y Bayern Munich ha identificado este punto como algo clave e incluso ha mencionado que en Enero podría invertir en jugadores rápidos y creativos para aumentar el volumen de juego de su equipo.

Mal momento de los delanteros

Wayne Rooney, Anthony Martial y James Wilson son los actuales delanteros del United, Rooney no pasa por su mejor momento de forma y aunque lleva siete goles en todas las competencias y es el máximo anotador del United, tres de esos goles vinieron contra el Brujas en ronda previa de Champions, el resto han sido, dos en Premier League, uno en Capital One Cup y uno en Champions, números muy bajos para un “9” de equipo grande. Wayne ha mostrado dificultades en este rol, pues no es el típico centro delantero y esto ha generado que el United no tenga una referencia en ataque a quien puedan proveer de balones, en el caso de Martial, su trabajo como 9 ha sido destacado, pero últimamente ha sido movido a la izquierda, como se explicaba antes, para buscar un poco de cambio de ritmo desde las bandas, que actualmente no se tiene, James Wilson ha disputado muy pocos minutos esta temporada y no ha podido generar un impacto importante, pero es quizás el delantero con características más tradicionales de un “9” que tiene el equipo y no sorprendería que una vez se recupere de su lesión, sea considerado por el holandés.

 

Doble pivote estático

Louis van Gaal ha implementado esta temporada la variante táctica de usar dos medios de contención en su XI titular, estos roles han sido interpretados en su mayoría por Bastian Schweinsteiger, Morgan Schneiderlin y Michael Carrick, el neerlandés recurrió a este cambio, pues quería proteger de mejor manera a su defensa, quería tener más equilibrio y control, ciertamente esas cosas se han logrado, el United es el equipo que menos goles ha concedido en la Premier League y es el que ha logrado más ‘clean sheets‘ (8), pero toda acción tiene una reacción, este mediocampo no es precisamente un mediocampo ofensivo, ni Schweinsteiger, ni Schneiderlin, ni Carrick son box-to-box a lo Lampard, Gerrard, Scholes, son jugadores cuya labor es recuperar pelotas y distribuir de buena manera, siempre ayudando a su equipo a mantener la posesión, anotar goles y dar asistencias, no es su tarea primordial, esto genera un déficit en ataque especialmente cuando el United se enfrenta a rivales que se plantean de manera totalmente defensiva, como por ejemplo, el West Brom el pasado sábado, un equipo con 10 hombres en su área y con poca intención de tener la pelota, un mediocampo mixto con un jugador como Ander Herrera, acompañado de uno de los tres contención antes mencionados, podría ser una buena alternativa para dar un poco más de creatividad y goles a este Manchester United ante este tipo de rivales.

Louis van Gaal ha logrado que el United sea un equipo difícil de vencer, pero si no logra anotar goles, el buen trabajo que hace con las manos, lo estará dañando con los pies, lo positivo para los hinchas de los diablos rojos es que si Van Gaal logró solucionar el tema en defensa, no descansará hasta solucionar los problemas con su ataque.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados