Brasil

article title

El Audax, un espejo donde mirarse

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El futbol de las favelas del regate o de la magia fue herido en los años 90 cuando, en una de de las finales más aburridas de la historia de los mundiales, un equipo que comandaba Dunga en el medio campo levantó el mayor trofeo de selecciones al cielo de Los Ángeles.

El campeonato Paulista, el torneo regional más importante del país, ha dejado una de esas sorpresas que ocurren cada muchos lustros. Audax, un conjunto de la cuarta categoría, llegó a la final (donde caería ante el Santos) dejando a grandes plantillas en la cuneta. Sus jugadores, que tuvieron que firmar contratos de corta duración para jugar la final, ya empiezan a recibir ofertas de equipos de la élite.

Pero el éxito no está ahí. Los de Sao Paulo han apostado un futbol combinativo sin olvidar el ataque y creando ocasiones. En un país en el que el atrevimiento se quedó en los parques de las grandes urbes, Audax ha dado una razón por cambiar el juego que ejecuta la selección nacional.

Dunga, en su segunda etapa, sigue buscando más la eficacia y el equilibrio que la belleza. Pero la realidad es otra. Santos, uno de los grandes, sufrió muchísimo esperando una contra con la que ganar el partido como si ellos fueran David, contra un Goliat que no cedía un palmo de campo. Los Gabriel Barbosa, Lucas Lima o Ricardo Oliveira- que van a la copa América- se sintieron empequeñecidos ante un escuadra que jugaba sin presión. Obviamente, nadie le pide a Dunga que convoque a la plantilla subcampeona pero sí que su futbol puede ser mucho más Brasil, ese de Pelé o Jairzinho, que dejaban el mundo boquiabierto. Porque jugadores hay de sobra y Willian, Neymar u Oscar lo van a agradecer.

La generación Ronaldo y Ronaldinho, quizás, volvió a decirle a mucha gente que Brasil tenía un estilo innegociable pero aquel gol de Thierry Henry en el 2006 cerró una etapa bonita. 2016 es clave para una canarinha que no se encuentra pero que ante ella tiene el reto de jugar una Copa America y, más importante, unos juegos olímpicos en Rio de Janeiro. Dunga, tienes una gran responsabilidad. Muchos niños te están viendo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados