Fútbol italiano

article title

Un derby de Milán sin el lustre de antaño

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – La ciudad de Milán ya no disfruta de los años dorados futbolísticos como en otras épocas. Tanto Inter como Milan no viven precisamente sus mejores épocas y las últimas Champions ganadas, en 2010 y 2007 respectivamente, parecen ya pinceladas lejanas pese a estar todavía relativamente cerca en el tiempo. Y es que tantas cosas desde entonces han cambiado en ambos equipos en el Milan. Ya ni hablar de los duelos entre el Milan de Sacchi y los holandeses y el Inter de los alemanes, cuando los mejores jugadores del mundo se daban cita en la ciudad lombarda. O de los enfrentamientos entre Mazzola y Rivera que dividían Italia en la década de los '70.

Apenas dos jugadores, Cambiasso y Zanetti -además de Samuel y Milito, con menos protagonismo- resisten en la plantilla que hace poco más de tres años vencía la mayor competición europea de clubes en Madrid. Mourinho, todavía considerado poco menos que una deidad por una importante parte de la afición interista, se marchó, y el club ha vivido casi a la deriva desde entonces. Cinco entrenadores diferentes, a cada cual un fracaso mayor, hasta llegar al noveno puesto de la pasada temporada, fuera de Europa y la contratación de Mazzarri el pasado verano. De los fichajes en el pasado mercado estival apenas Taider y, tras su lesión, Campagnaro, se han asentado en el 'once' mientras jugadores como Icardi, Belfodil o Rolando solo se lucen en el banquillo.

Si bien los meses de Mazzarri en el Inter no pueden calificarse de negativos, la irregularidad del equipo es evidente. La compra del club por parte de Erick Thohir, aunque Moratti continuará en la presidencia honorífica, ha supuesto un cierto halo de esperanza tanto para los aficionados como para la dirección técnica, aunque hay que esperar al mercado de invierno para calibrar el efecto real de la inversión indonesia. Por el momento, el equipo llevan un mes sin ganar en Serie A -curiosamente desde que Thohir llegó oficialmente al club- y durante el campeonato ha perdido puntos a priori sencillos y que tenía en su mano ante equipos como Parma, Sampdoria, Bologna, Atalanta o Cagliari. Pese a ello, gracias a las recuperaciones de jugadores como Jonathan o Ricky Álvarez, la fuerza de Guarín y el liderazgo de Palacio en ataque mantiene al equipo dentro de la lucha europea.

En el lado rossonero de la ciudad la situación no es mucho mejor. Desde que comenzó la austera renovación del equipo, dejando fuera a las estrellas del equipo y las viejas glorias, el Milan camina por aguas turbulentas. La pasada temporada, de la mano primero de El Shaarawy y luego de Balotelli, el equipo se repuso del horrendo inicio para terminar clasificándose para Champions League. Este año la cosa no va mucho mejor, con el equipo atascado en mitad de tabla, el alarmante número de goles encajados -25, solo superado por los cuatro últimos de la clasificación- y con una inestabilidad constante en la parte directiva y técnica. La faida interna entre Galliani y Barbara Berlusconi se solucionó momentáneamente con una decisión salomónica por parte de Silvio, que retomará el pleno poder en el club.

Si bien ahora mismo las sensaciones son ligeramente más positivas que hace un mes, con la sufrida clasificación en Champions conseguida, el discreto retorno goleador de Balotelli y las buenas actuaciones de Kaka', el equipo apenas ha ganado un partido de sus últimos ocho y Europa está ya demasiado lejana. Allegri está con los dos pies fuera del club -se habla de Seedorf como sustituto- al menos de cara al próximo año y solo los fichajes de Rami y Honda ya cerrados aportan algo de esperanza.

De esta manera y sin el lustre de antaño, llega un nuevo Derby della Madonnina como adelantado regalo de Navidad. Finalmente, tras la retirada de la sanción por discriminación territorial al Inter, ambas curvas estarán presentes en San Siro y, pese a la difícil situación por la que pasan ambos clubes, el derby de Milán siempre será uno de los partidos clásicos del fútbol europeo. 280 partidos disputados entre ambos en la élite no son casualidad, aunque actualmente tanto Inter como Milan solo puedan presumir de su historia.

[Sigue toda la actualidad del fútbol italiano en @CalcioSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados