Fútbol alemán

article title

Un club probeta que arrasa en Bundesliga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¿Quién será el primero en frenar al recién ascendido Leipzig en la Liga alemana de fútbol? ¿Quizás el Bayern Múnich tres días antes de Navidad?

Al igual que lo hiciera el Hoffenheim en la temporada 2008/2009, el modesto Leipzig está arrasando en la actual Bundesliga para convertirse en el principal perseguidor del todopoderoso Bayern.

“Está todo bien, queremos tener emociones en el fútbol“, comentó el presidente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, tras el triunfo de su equipo por 3-1 ante el Augsburgo en la novena fecha. “Somos punteros, el Leipzig es segundo, está todo estupendo“.

El RB Leipzig salió de la billetera de magnate austriaco Dieter Mateschitz, dueño del imperio de bebidas energizantes Red Bull. En 2009 compró la licencia del Markranstädt de la quinta división y de la mano del ex técnico del Hoffenheim y del Schahlke Ralf Rangnick trepó en siete años a la primera categoría.

El estatuto de la Liga Alemana de Fútbol no permite que un solo inversor posea más del 50 por ciento de un club de fútbol y Mateschitz se valió de un truco legal para obtener la licencia, lo que convierte al club en el único de Alemania en estar controlado por un extranjero multimillonario.

Es por ello que allí donde va, las hinchadas locales lo reciben con silbatinas y pancartas en las que critican su condición de “club de talonario”.

En la actual temporada está invicto, al igual que el Bayern, y tiene 21 puntos, sólo dos menos que el hegemónico equipo de Múnich.

“No paran de luchar”, reconoció con admiración Rummenigge. El veterano dirigente cree que el plantel del este de Alemania tiene además una ventaja respecto a rivales de renombre como el Borussia Dortmund.

En Darmstadt tampoco fueron bien recibidos | Getty

En Darmstadt tampoco fueron bien recibidos | Getty

“Los de Leipzig tienen un lindo calendario, siempre juegan el sábado. Durante la semana pueden descansar mientras los demás disputan la Copa Alemana, la Liga de Campeones u otro torneo”.

El Leipzig quedó fuera de la Copa Alemana en la primera ronda a manos del vecino Dynamo Dresden, pero en la Liga nadie lo para y el sábado consiguió la sexta victoria, la cuarta consecutiva.

“El Leipzig es un equipo fresco, agresivo, que hace mucha presión”, analizó el atacante del Bayern Arjen Robben. El astro holandés cree que un factor decisivo del éxito del Leipzig es el técnico Ralph Hasenhüttl, que hizo “una labor excepcional” anteriormente en el Ingolstadt. “Se ve que está dejando ahora su sello en el Leipzig”.

De continuar volando alto, la gran prueba le llegaría al Leipzig el 21 de diciembre, cuando visite al Bayern en el Allianz Arena.

A nadie le interesa de momento lo que ocurra a mediados de diciembre”, trató de rebajar las expectativas el director deportivo del Leipzig, Ralf Rangnick, el hombre que formó el equipo como lo hizo anteriormente con el Hoffenheim.

“Nos concentramos en nosotros mismos. El Bayern es otra Liga”, advirtió Hasenhüttl. “Haríamos bien en seguir con los pies en la tierra“.

El Leipzig llegó con mucho respeto al campo del Darmstadt, que hasta el sábado no conocía la derrota en casa, pero que no le pudo seguir el ritmo y acabó perdiendo por 2-0.

“Es de una clase suprema lo que hacen”, reconoció el centrocampista del Darmstadt Florian Jungwirth. “Es megadifícil luchar contra la presión que hacen en el campo. Felicitaciones por cómo logran la transición”.

“Nuestro equipo está de racha. Los chicos están abiertos a conocer cada rival y esta mentalidad es la que queremos mantener”, explicó Hasenhüttl. “Así tiene que ser. El conjunto evoluciona de partido a partido“, constató un satisfecho Rangnick.

El director deportivo recordó una frase de Hasenhüttl: “No hay derrotas para nosotros. Hay partidos que ganamos o de los que aprendemos”.

El próximo rival será el Mainz, dentro de una semana. En esa cita el Leipzig podrá alcanzar el récord del Duisburgo, que encadenó diez invictos como ascendido al comienzo de la temporada 1993/94.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados