Se habla de:

article title

Ucrania: un sistema para Yarmolenko y Konoplyanka

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jorge AMORÓS – El historial de play-off mundialistas es totalmente negativo para la selección ucraniana: ha caído eliminada en sus tres tentativas anteriores por Croacia (Francia 1998), Alemania (Corea – Japón 2002) y Grecia (Sudáfrica 2010). Su única presencia en una fase final fue en Alemania 2006, cuando la selección de Oleg Blokhin terminó como primera de un grupo de clasificación anómalo en el que Turquía era la cabeza de serie. Ahora el obstáculo es Francia, una selección paradigmática del fútbol moderno: mucho músculo, `corset` táctico, jugadores de primer nivel y un nombre que sobresale, Franck Ribéry. 

“No tenemos que temer a Francia. Estudiaremos sus fortalezas y debilidades. En cualquier deporte, el que tiene miedo no suele ganar”. La reacción inmediata del seleccionador ucraniano Mykhailo Fomenko al conocer el resultado del sorteo fue enviar este mensaje en clave interna, dirigido hacia la confianza de su grupo. Fomenko ocupó la vacante de seleccionador ucraniano en diciembre de 2012, cuando a la renuncia de Oleg Blokhin ya le habían sucedido una derrota en Kiev ante Montenegro y un empate en Moldavia. Sin margen de error, la Ucrania de Fomenko consiguió los resultados que necesitaba para alcanzar el play-off: ganó a Polonia en Varsovia y en Kharkiv, a Montenegro en Podgorica, y empató con Inglaterra en Kiev. El éxito en este 2013 es consecuencia de los postulados del nuevo seleccionador: motivación, equilibrio táctico, convocatorias en función estados de forma y alineaciones basadas en la complementariedad.

Solo los nombres recuerdan a aquella selección de Oleg Blokhin que en la Eurocopa de 2012 perdió en Donetsk (0:2) ante Francia, jugándose el todo o nada desde el inicio con dos delanteros, Shevchenko – Voronin, un único mediocentro puro y con Gusev, un volante ofensivo en el lateral derecho…

Fomenko tiene un 11 tipo muy definido: a partir de un esquema en 4-5-1 con tres mediocentros se desarrolla el plan de combinar el equilibrio numérico en defensa y las llegadas de Yarmolenko y Konoplyanka como primera opción ofensiva.

En defensa la pareja de centrales por defecto la componen el portentoso Evgen Khacheridi (1,98 metros) y el veterano Oleksandr Kucher. Khacheridi sale al corte o va al suelo en las acciones de riesgo. Kucher tiene un rol más posicional y sobrio, de cierre. Ambos se complementan entre sí y además suponen una opción poderosa en las acciones de estrategia en las dos áreas. Mientras la decisión de relegar a Yaroslav Rakitskiy al banquillo denota el rigor táctico instaurado por Fomenko. En los laterales también hay una relación: en el izquierdo Vyacheslav Shevchuk tiene velocidad y desborde; condiciones ofensivas que se compensan con la presencia de un lateral más posicional en la derecha, Artem Fedetskiy o Mykola Morozyuk.

Los tres mediocentros se disponen de una manera escalonada para preservar el equilibrio y sumar también segundas opciones ofensivas. El joven Taras Stepanenko aporta agresividad y buena entrega de balón desde el pivote defensivo (posicional). Unos metros más adelantado, Ruslan Rotan ejerce de cerebro del equipo con su capacidad para conectar con el ataque en corto o con desplazamientos largos, y es el encargado de poner el balón en el área en las acciones de estrategia. Durante la lesión de Denys Garmash el tercer mediocentro es Edmar, un brasileño nacionalizado, reconvertido desde la mediapunta y que reúne rigor táctico, despliegue físico y llegada.

Andriy Yarmolenko y Evgen Konoplyanka son los protagonistas ofensivos de la selección ucraniana. Ambos parten desde la banda a pierna cambiada y pueden desbordar, asistir o definir con un disparo muy potente. Konoplyanka es un prodigio técnico. Yarmolenko es más vertical y potente. Son las estrellas de Ucrania y condicionan la elección delantero centro. Roman Zozulya en un 9 moderno que reúne remate, mucha capacidad de trabajo y movimientos horizontales para habilitar a Yarmolenko y Konoplyanka. También puede complementarse con otro delantero más de área como Evgen Seleznev, su compañero en el Dnipro Dnipropetrovsk.

Como esquemas alternativos Fomenko ha utilizado el 4-4-2 en doble pivote ante San Marino para priorizar el gol con Marko Devic y Evgen Seleznev como pareja de delanteros. Y solo contra Inglaterra planteó el 4-2-3-1 con el polifacético Oleg Gusev actuando como mediapunta por el centro.

Ucrania es una selección equilibrada que sabe a lo que juega, tiene mucha confianza y jugadores de talento. Sobre el papel Francia es favorita, con rotundidad. Sobre el terreno Ucrania tendrá argumentos para confrontar y superar la eliminatoria.

[*Jorge Amorós es especialista en fútbol exsoviético y autor del blog Davai Davai!!]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR