Firmas

article title

Triunfa la fuga y Canola alegra el año a Bardiani

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZEl año pasado, en la llegada a Matera, una caída en el pelotón en pavimento mojado del ligero repecho para acceder al pueblo enclavado en la Basilicata dejó solo a Marco Canola, que conducía el grupo tratando de llevar del mejor modo posible a su líder Sacha Modolo al sprint. En la agónica e interminable recta final, el gregario italiano pedaleaba con sus últimas fuerzas hasta que fue superado por John Degenkolb, que con una demostración de fuerza se impuso en meta antes de caer exhausto.

Marco Canola es lo que en Italia se conoce como un 'passista', un buen rodador para el llano, buen gregario además de habitual cazador de fugas. Esas escapadas que se forman habitualmente en los kilómetros iniciales y ruedan en cabeza contra el viento con una mínima, casi inexistente esperanza de llegar. Sin embargo, esta vez la fuga sí alcanzó su objetivo.

Recorriendo la región del Piemonte hacia el norte, camino de Rivarolo Canavese, en la última etapa de transición antes de llegar a los Alpes, se escaparon el propio Marco Canola, Jackson Rodríguez, Angelo Tulik, Jeffry Romero, Gert Dockx y Maxim Belkov, vencedor el año pasado en Florencia. Solo los tres primeros aguantaron hasta el final para jugarse el premio gordo al final, ante la pasividad del pelotón en los últimos kilómetros. La lluvia y hasta el granizo habían castigado un día más a los ciclistas, que esta vez dejaron llegar a los escapados.

En el sprint a tres, Marco Canola se mantuvo siempre en cabeza y no se dejó superar para alzar los brazos en meta, resarcirse de ese día en Matera y justificar así la invitación del Bardiani al Giro y su temporada, dejando al venezolano Jackson Rodríguez y al francés Angelo Tulik con la miel en los labios. Por detrás, sin problemas llegaba el pelotón con Rigoberto Urán como líder antes de afrontar los días decisivos de la carrera.

Y es que mañana comienzan los Alpes, y seis etapas de alta montaña prácticamente ininterrumpidas. Llegada al Santuario de Oropa, otra etapa de homenaje a Pantani, ya que allí ganó en el Giro del 1999, del que fue posteriormente expulsado por el hematocrito alto. Antes de afrontar los 12km de Oropa, se ascenderán el explosivo Alpe Noveis y el más largo y tendido Bielmonte. El resto de favoritos tienen que comenzar a moverse si quieren arrebatar la maglia rosa a Rigoberto Urán.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados