Fútbol Europeo

article title

Tres vidas en el centro del campo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Si los poetas, los románticos y los enamorados creen que el corazón es el metafórico motor de las emociones humanas, en fútbol esa función debería recaer en la figura del centrocampista organizador. Dime cómo es tu centro del campo y te diré las sensibilidades y emociones que transmite tu equipo. Si en los últimos años ha habido tres centrocampistas que han marcado a fuego a sus equipos y al fútbol europeo esos son Xavi Hernández, Andrea Pirlo y Xabi Alonso. Tres auténticos líderes que deberían jugar al fútbol con esmoquin y que ahora se encuentran en los estertores de su carrera. Superada ampliamente la treintenta los tres viven el ocaso de su vida futbolística con mejor y peor suerte pero ya sea por necesidad o por prestaciones siguen siendo absolutamente imprescindibles en sus equipos.

Xabi Alonso

Es seguramente el más completo de nuestro trío. El donostiarra posee una capacidad extraordinaria para leer el tempo de los partidos y es capaz de posicionarse con absoluta precisión en el sitio perfecto en el momento adecuado. Mediocentro claro que se mueve por delante de los centrales y piedra angular del equipo es capaz de dominar todas las facetas exigidas al cargo ya sean defensivas como ofensivas. Posee una colocación excelsa y no está exento de lucha a la hora de defender cuando el equipo rival tiene el balón. Sus cuatro años en el Madrid han sido de leyenda. Desde el principio se convirtió en uno de los líderes carismáticos del vestuario por su personalidad, inteligencia y savoir faire. Deportivamente su periodo madridista no pudo tener mejor broche que la ansiada décima Copa de Europa conquistada ante el gran rival madrileño en Lisboa este mismo año. Después de tantos éxitos su adiós resulto un tanto agridulce ya que llegó por total sorpresa a falta de pocos días para que se cerrara el mercado de fichajes complicando al Madrid buscar un sustituto que, al final, no llegó. Además, Alonso se fue a uno de los rivales europeos históricos del Madrid, el Bayern de Munich, ogro de muchas noches intrasemanales y que para más inri entrena Guardiola.Cierto sector de la afición no olvida los febriles Madrid-Barça de 2011. Pero si Pep tiene fama de ser el entrenador más inteligente de Europa no es por despreciar ocasiones como las de fichar al “cinco” guipuzcoano. Y de momento la unión Guardiola-Xabi Alonso está resultando tan deliciosa como se preveía. Ha disputado ya 17 partidos en todas las competiciones y el centro del campo muniqués es ya territorio Alonso. La prensa germana se ha rendido a sus pies desde el primer momento y por si fuera poco hasta Franz Beckenbauer le ha elogiado. Y es que Alonso ha dotado de juego de toque al equipo (no hay centrocampistas con mejores datos de pases buenos esta temporada) y de más estabilidad en el control de los partiodos y en el repliegue defensivo. Todo ello ,sin renunciar al vértigo, la intensidad y la agresividad. Xabi siempre se ha considerado a sí mismo rock and roll y la orquesta del Bayern tiene el reto de volver a reinar en Europa. Líderes actuales de la Bundesliga , las características de Alonso parecen ideales para contrastar ciertas carencias que tenía el equipo y poder borrar este año el amargo sabor de la dura derrota contra el Madrid en Champions. La vida bávara de Xabi es, hasta el momento, muy dulce.

 

Andrea Pirlo

De cambiar de un equipo grande a otro cuando nadie se lo espera sabe algo Andrea Pirlo, el corazón del fútbol italiano en los últimos 15 años. Relegado a un puesto de interior lejos del mediocentro donde había impuesto su ley en el Milan y desencantado con una oferta de renovación a la baja, Pirlo hizo las maletas y dejo Milanello para irse a una Juventus que llevaba cinco años de triste deambular tras el Calciopoli. El resto es historia. Pirlo renació de sus cenizas y condujo a la Juventus a volver a reinar en Italia. Y si esto fuera poco dio una autentica exhibición en la Eurocopa del 2012. Todos los que vimos aquel partido recordaremos siempre con emoción aquella Panenka mágica a Hart. Nadie como este bresciano amante de los vinos ha marcado el fútbol italiano estos años. Es el mejor director de orquesta posible pues nadie tiene su visión de juego y la milimetrica precisión de sus pases. En el ocaso de su carrera, además, se está mostrando como una auténtica bestia en el lanzamiento de faltas con una eficacia asombrosa. Pero Andrea nunca fue un jugador que destacase cualitativamente por sus virtudes defensivas y esa carencia con la edad se está notando cada vez más. Pirlo sufre cuando el equipo tiene que realizar transiciones defensivas como se vio en El Pireo contra Olimpiakos. Además, el centrocampista tuvo una lesión al principio de temporada y el ritmo de los partidos europeos le cuesta. Pero a pesar de esto, al igual que Alonso, es imprescindible para la Juventus. Ningún jugador de la plantilla actual puede ofrecer la clarividencia y toque para manejar el equipo como la que tiene el número 21. La Juventus se juega su clasificación para octavos de final estos días, algo vital no sólo por motivos deportivos sino por balance económico y lo hará con Andrea Pirlo de líder que sin ser el que era sigue siendo mejor que el noventa por ciento de los futbolistas.

 

Xavi Hernández

Los aficionados de la Juventus saben con certeza que tendrán que aprender a vivir sin Pirlo dentro de muy poco. Esa sensación ya la tienen los seguidores barcelonistas con Xavi Hernández . Xavi empezó su carrera como mediocentro, como lo era Guardiola, hombre clave en su carrera, y como lo son Pirlo y Alonso, sin embargo, fue adelantar su posición a la de interior y comenzar una auténtica dictadura del Barça y de la Selección española. El juego de toque gobernaba el fútbol y Xavi era “il capo”. Tres Copas de Europa, Un Mundial y dos Eurocopas entre otros títulos decoran el palmarés de este genio. Pero tanto brillo no le hace escapar hoy en día de duras críticas. El Barcelona está en un momento clave. Sigue contando con una plantilla extraordinaria pero la marcha de Pep Guardiola, la deficiente renovación del equipo y el inevitable paso del tiempo han hecho mella en el último gran dominador del fútbol mundial. Y nada muestra más ese cierto declive como la figura de Xavi Hernández. Hasta el momento el Barcelona no ha sido capaz de encontrarle un sustituto. La polémica venta de Thiago o el triste paso de Cesc por Barcelona dejaron sin opciones primero al Tata Martino y luego a Luis Enrique. Este verano se ficho a Rakitic pero el croata se siente mejor jugando en la mediapunta o incluso de mediocentro debido a su excelsa calidad técnica que jugando de interior, puesto que le está creando muchas dificultades. Todas estas circunstancias están provocando que con 34 años cumplidos Xavi sea casi la primera opción en los partidos importantes habiendo sido titular contra el Paris Saint Germain en Champions y contra el Madrid en liga en hasta ahora los dos envites más complicados. Ambos partidos se perdieron aunque en ninguno de ellos se le pueda echar en cara la derrota a Xavi.

En un mundo en que sólo cuenta el último resultado, en que las portadas se llenan de inmediatez y prisa, donde la paciencia no existe es curioso como tres grandes clubes europeos viven de jugadores veteranos para darles el mando del equipo. No hay más que constatar el sufrimiento de la Juventus o del Barça cuando tienen que buscar una alternativa para ser conscientes de que somos , seguimos, siendo testigos de tres medios, tres vidas, tres jugadores en el centro del campo que son auténticas leyendas vivientes. Hemos visto jugar a Alonso, a Pirlo, a Xavi. A todos en la misma época. A uno, a dos, a tres genios.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados