article title

Tres detalles de una inspiradora jornada de Premier League

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Borja PARDO Espectacular jornada de fútbol intersemanal la que dejaron estos herejes anglicanos que pregonan a los cuatro vientos que tienen la mejor liga del mundo. En España, también lo hacemos, pero la diferencia es que en España mentimos y en Inglaterra dicen la verdad.

El Everton, un invitado irreverente
Los toffees visitaban el nuevo piso del que durante una década fuera su técnico, el escocés David Moyes. El nuevo y discutido técnico del United invitó a sus ex pupilos a cenar con la firme idea de sacarles los tres puntos en el momento en que fueran a colgar los abrigos, el plan le salió mal a Moyes. El catalán Roberto Martínez tenía claro que visitaba Old Trafford con la idea de dar un golpe de autoridad en tal lustroso escenario, y vaya si lo hizo. El gol del costarricense Bryan Oviedo en las postrimerías del choque supuso el KO del United y que los tres puntos volaran hacía la zona azul de Liverpool. Moyes se queda tocado, más si cabe. 

El asesino en serie
Espectacular, magistral, ilustrativo, sublime… se acaban los calificativos para definir el recital que brindó ayer el killer charrúa Luis Suárez ante los ojos de la entregada parroquia red. La víctima elegida fue el Norwich, el arma del crimen su talento innato y el resultado del crimen cuatro goles como cuatro soles. El uruguayo debió pensar que lo de Ramsey esta temporada está siendo portentoso, que lo de Rooney es muy meritorio, que el Kun Agüero es letal en los metros finales, pero que él es mejor que los tres, y quiere empezar a demostrarlo -más si cabe-,  porque no nos engañemos: un MVP de mejor jugador de la Premier luce muy bien en la estantería del salón.

Le pierden el miedo a salir de casa
Si Chelsea y Manchester City no están pisando los talones al Arsenal es por el vértigo enfermizo que les entra esta temporada cada vez que tienen que salir de sus respectivos fortines. La sorprendente debilidad de los equipos de Mourinho y Pellegrini a domicilio en el presente curso les estaba hipotecando la clasificación y tocaba empezar a enderezar el rumbo. Los londinenses se abrazaron al talento de Eden Hazard para sacar los tres puntos (3-4) en su visita al Stadium of Light de Sunderland. Los citizens por su parte tiraron del músculo de Yaya Touré y unas gotas de calidad del Kun Agüero para vencer por 2-3 al WBA.

Excelencia, oxígeno y baño de realidad
Además, el Arsenal ganó 2-0 al Hull y sigue su marcha triunfal desde el escepticismo motivado por tantos años de ayuno. Juegan como los ángeles y además ganan. Son los favoritos a la Premier League, esto es así. El Tottenham ganó 1-2 en su visita al enfermo que se aloja en Craven Cottage, lo cual supone oxígeno para un AVB que estaba siendo discutido -y con razón-. El campanazo de la jornada -Everton a un lado- lo firmó ese Southampton que tanto nos gusta a todos, y es que después de poner en jaque a los pupilos de Mourinho hace unos días, van y caen 2-3 ante un Aston Villa de mínimos. Baño de realidad para un Pochettino que pasa en 72 horas de verse segundo en la tabla a verse octavo. Es lo que tiene la Premier League, no hace ni necesita amigos.

[Sigue la actualidad de la Premier League en @SpheraPremier]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados