Se habla de:

Atlético

article title

Tres años de Simeone. Resumen de una época gloriosa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Diego Pablo Simeone en el banquillo colchonero ha conseguido transformar un equipo que adolecía de espíritu para devolver un campeón lleno de intensidad y coraje. Atrás quedaron los tiempos en los que el Atlético iba a los campos de España lleno de complejos y dando por buenos empates ante rivales inferiores que se consideraban poco menos que triunfos. Pocas veces se ha podido decir en este club que el Atlético de Madrid sale a ganar todos los partidos sea contra quien sea y en la competición que sea.

La llegada de Simeone al banquillo colchonero se produjo dentro de una crisis de resultados del equipo, el trabajo de Gregorio Manzano no estaba dando los frutos oportunos y necesarios viendo la inversión desembolsada en verano y una eliminatoria de Copa del Rey ante el Albacete Balompié fue el detonante de la destitución del jiennense tras perder en el Vicente Calderón por 0-1 y así la eliminatoria. La llegada del entrenador argentino se produjo como regalo de Navidad para todos los colchoneros, días antes había rescindido su contrato con River Plate por los malos resultados del conjunto rioplatense y se hizo cargo un 23 de diciembre de 2011 que cambió la historia de este centenario club.

La llegada del entrenador argentino al club de sus amores no fue fácil, la moral de la plantilla estaba por los suelos y el trabajo físico que requiere el argentino estaba muy por debajo en algunos jugadores que habían sido clave hasta entonces. Los casos de Gabi y Arda Turan fueron sorprendentes, por lo que ocurrió y por lo que han supuesto en los años posteriores al equipo. Los recelos de Simeone con Gabi les llevaron a mantener una charla tras la vuelta de vacaciones navideñas, en ella el entrenador argentino le explicó que no creía que pudiera aportar demasiado al equipo ya que el necesitaba un jugador que iniciará la presión ofensiva y que fuera el líder del equipo desde la posición del mediocentro organizador. Gabi respondió con minutos de calidad y sacrificio al órdago de Simeone y el argentino se rindió al trabajo del canterano, ahora es el ejemplo y el espejo de todos los canteranos que quieren llegar al primer equipo.

El caso de Arda Turan fue parecido, la pretemporada física de Gregorio Manzano fue mala y el turco, más débil físicamente que otros compañeros lo notó, no duraba más de una hora en el terreno de juego con la intensidad que pide el argentino, y durante los primeros meses de 2012 tuvo una mini pretemporada en el que dejó de jugar 3 partidos ligueros para acondicionar el físico del talentoso mediocampista otomano para el final de la competición.
En esa primera temporada descubrió el talento de un canterano que jugaba de mediocentro en las categorías inferiores rojiblancas y de la selección, su nombre Koke, el vallecano estaba negociando su marcha al Málaga en el mercado invernal y fue el propio Simeone el que tras verlo entrenar pidió que se quedara en el Atlético que iba a disponer de minutos y así fue entrando en la rotación del Atlético en la posición de interior.
El Atlético de Madrid inició la remontada en la competición liguera dónde llegó a ocupar el puesto 13º con su predecesor y en 12 jornadas llegó a puestos europeos remontando mas de una decena de puntos de desventaja, el equipo no consiguió el objetivo de entrar en Champions League por un punto, pero sin embargo volvió a saborear las mieles del triunfo europeo en la Europa League donde barrió a todos los rivales que se cruzaron en el camino rojiblanco, incluida una final española ante el Athletic Club donde el ‘Tigre’ Falcao destrozó a los ‘leones’ bilbaínos [3-0].

Tras la marcha de Diego Ribas del equipo, Simeone confió en Koke para cubrir su hueco, así el canterano empezó su espectacular escalada hasta el nivel actual, a la plantilla se incorporó de manera permanente Diego Costa, el delantero llevaba más de cuatro temporadas cedidos en diferentes equipos y Simeone le proporcionó una plaza de extracomunitario tras la marcha de Eduardo ‘Toto’ Salvio al Benfica. El bajo rendimiento de Adrián López a principios de temporada con una alarmante falta de gol, llevó a Diego Costa a la titularidad junto a Falcao, formando una de las mejores parejas de delanteros en la Liga BBVA.

El rendimiento liguero del equipo fue excepcional al inicio de campaña, llegando a aguantar una vuelta de competición frente a Real Madrid y FC Barcelona antes de ir dejándose puntos en una segunda vuelta mas irregular. En Europa la defensa del título del año anterior no fue nada buena, el Atlético cayó en la primera ronda de eliminatorias por el título ante el Rubin Kazan, sin embargo en el torneo del KO, la Copa del Rey, el Atlético de Madrid se alzó con el título ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu [1-2]. El resumen de la temporada se saldó con un meritorio 3er puesto liguero que dio acceso directo a la fase de grupos de la Liga de Campeones y el campeonato de la Copa del Rey tras una gran competición dónde los rojiblancos no perdieron ningún encuentro.

Diego Pablo Simeone celebrando la Copa del Rey en la fuente de Neptuno | Getty Images

Diego Pablo Simeone celebrando la Copa del Rey en la fuente de Neptuno | Getty Images

La gran temporada goleadora de Radamel Falcao no pasó desapercibida y el colombiano abandonó Madrid destino Mónaco, el equipo del principado recién ascendido a Ligue1 fue capaz de abonar 60M€. La directiva rojiblanca fichó por apenas 2,1M€ a su sustituto, no fue otro que el máximo goleador de la selección Española, David Villa abandonaba el FC Barcelona para jugar a las órdenes de Simeone. Pronto el entrenador argentino vió que la capacidad de Diego Costa se podría aumentar aumentando su presencia en el área y cambió el rol de la temporada anterior donde ocupaba la segunda punta dejando el área para Falcao. Así durante la pasada temporada David Villa ocupó una posición intermedia donde se asociaba con Arda y Koke para llevar balones en ventaja hacía el ‘killer’ de Lagarto que realizó una magnífica temporada anotando 36 goles entre todas las competiciones.

La Liga se inició con una magnífica racha de triunfos que llevó al equipo lanzado a las primeras posiciones de la Liga BBVA, aún así la feroz competencia de Barça y Real Madrid no llevó a los rojiblancos al liderato hasta la segunda vuelta, donde tras un mal mes de febrero el equipo se repuso y coronó con perfección el mes de marzo y abril llegando con ventaja al final de la temporada y consiguiendo el título de Liga con un memorable y sufrido punto en el Camp Nou en la última jornada liguera [1-1].

En Champions League, la trayectoria en la competición fue excepcional, una fase de grupos con 16 puntos y el equipo con una confianza tremenda en las eliminatorias llevó al Atlético a superar a AC Milan, FC Barcelona y Chelsea FC. La final en Lisboa estuvo cerca de tener final feliz para la hinchada colchonera pero una desafortunada última jugada llevó al Atlético de Madrid al subcampeonato europeo y al Real Madrid al título continental. La Copa del Rey tras superar a Valencia CF y Athletic Club llevó a las semifinales donde el Real Madrid fue justo vencedor de la eliminatoria que venció ambos partidos.

La capacidad del equipo de sobreponerse año tras año a la salida de sus mejores jugadores tuvo su máxima expresión durante el pasado verano donde la espantada de jugadores llevó al Atlético de Madrid y a Simeone a peinar un mercado en busca de jugadores que se adaptaran al juego que práctica el argentino. Las llegadas de Griezmann, Cerci, Mandzukic y Raúl Jiménez en la delantera ilusionaron por los recambios y las opciones para la delantera, el total de los jugadores incorporados para la presente campaña superó la decena y aún así el año futbolístico se inició con un triunfo en la Supercopa de España ante el Real Madrid [2-1 global]. En Liga, el Atlético ha tenido algún tropiezo más que la temporada pasada, aún así en la actualidad está situado en tercera posición y clasificado para los 1/8 de Champions League donde le enfrentará al Bayer Leverkusen.

El reto de Diego Pablo Simeone sigue vivo, como el mismo ha reconocido el año 2014 ha sido inolvidable pero no insuperable, por ello y con el paso de los partidos cuando el equipo siga sumando partidos juntos, el equipo será más fiable y podremos ver la nueva versión de este Atlético de Madrid. Lo mejor está por llegar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados