Multideporte

article title

Treinta bajo par

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Kapalua Resort hawaiano acogió la pasada semana el primer torneo del año en el circuito estadounidense de golf. El protagonista absoluto fue el actual número uno del mundo, Jordan Spieth, que ganó con una facilidad pasmosa. Con cuatro tarjetas por debajo de 68 golpes en un par 73 como es el de este campo, Spieth acabó con 262 golpes en total, 30 bajo par, un número que no es ni siquiera récord del campo pero que tiene muy pocos precedentes en cualquiera de los circuitos profesionales.

Chapchai Nirat

Este tailandés de 32 años, profesional desde que tenía quince, vivió su gran año en 2007 cuando se impuso en dos torneos. Uno, el primero de su carrera como profesional, el TCL Classic en China que también era válido para el circuito europeo, y el otro el Vietnam Masters.

Pero la actuación por la que Nirat será recordado durante muchísimo tiempo es la del SAIL Open de Delhi (India) en 2009. En la primera jornada Nirat hizo 62 golpes, récord del campo, en los segundos 18 hoyos volvió a repetir actuación y acabó las dos primeras jornadas con 20 bajo par, récord del circuito asiático junto a Lee Westwood en Thailandia en 2011 que lo igualó. En el tercer día Nirat tuvo otra actuación excelente con 65 golpes y acabó los 54 primeros hoyos con 27 bajo par, también récord histórico del circuito asiático. El colofón fue una tarjeta de 67 golpes en la última ronda para el -32 final y ganar el torneo con once golpes de ventaja, tercera mayor diferencia en el Asian Tour.

Tras semejante actuación Nirat tardó cinco años en volver a ganar un torneo, fue el Selangor Masters de Malasia en un playoff ante el filipino Antonio Lascuña. El año pasado Nirat solo acabó dos torneos entre los diez primeros, subcampeón en Indonesia y quinto en el World Classic de Singapur.

Ernie Els

Cuando comenzó el año 2003 con el torneo de Kapalua, por entonces llamado Mercedes Championship, Ernie Els era el número tres del mundo y tenía un palmarés envidiable donde brillaban tres majors: US Open 1994, US Open 1997 y The Open 2002.

En estado de gracia Ernie Els hizo la mejor actuación de la historia del golf profesional en ese momento. El sudafricano empezó con 64 golpes, empatado con Jim Furyk, en el segundo recorrido volvió a ser el mejor (65 golpes) esta vez empatado con su compatriota Retief Goosen y en la tercera jornada otra ronda de 65 impactos le situó solamente por detrás de KJ Choi (62 golpes). Un 67 en la última ronda le permitió ganar con una cómoda ventaja de ocho golpes (la misma que Spieth este año), la tercera más amplia en la historia del torneo (Gene Littler ganó por trece golpes en 1955 y David Duval por nueve en 1999).

 

Los récords de otros circuitos

En el circuito europeo Ernie Els tiene la mejor marca con 29 bajo par en el Johnnie Walker Classic de 2003 celebrado en el Lake Karrinyup australiano.

La francesa Gwladys Nocera posee el récord del circuito europeo femenino al ganar en el Lycke Golf Club de Göteborg en 2008 con 29 bajo par.

Algo inferior es el récord del circuito femenino estadounidense, la LPGA, en poder de la sueca Annika Sörenstam desde que venciese en el Moon Valley Country Club de Arizona con 27 golpes bajo el par del campo.

Bob Hope Classic

Los récords comentados son en torneos de 72 hoyos pero los resultados de 30 bajo par fueron habituales en el Bob Hope Classic que durante más de 50 años (1960-2011) se disputó sobre 90 hoyos. En 1993 Tom Kite venció con 35 bajo par, un récord superado por Joe Durant en 2001 cuando logró 36 bajo par (Paul Stankowski fue subcampeón con -32 y Mark Calcavecchia tercero con -30).

Luego, durante tres años consecutivos (2002-2004), los campeones hicieron 30 bajo par, Phil Mickelson dos veces (ganando en playoff a David Berganio y Skip Kendall) y el canadiense Mike Weir.

Los últimos casos se vieron en 2009 cuando Pat Pérez ganó con -33 superando el -30 de John Merrick y en 2010 con el 30 bajo par de Bill Haas.

Además dos jugadores fueron capaces de estar 30 bajo par tras 72 hoyos en el Bob Hope Classic, ambos en 2009, Steve Stricker con -33 (una desastrosa ronda final de 77 golpes le relegó a la tercera posición con 28 bajo par) y Pat Pérez con -30.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados