Se habla de:

Rugby

article title

Torneo 6 Naciones, reflexiones de la jornada 3

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier SEÑARÍS | Era simétrica la 3ª jornada del 6 Naciones 2015, se enfrentaban entre si los equipos que estaban empatados a resultados y ha servido para aclararnos algunas dudas.

Escocia 19 Italia 22

Dos partidos y dos derrotas, así llegaban a Murrayfield escoceses e italianos. La lucha por evitar la “cuchara de madera” estaba en todo lo alto y es Italia la que, de momento, la evita. El partido fue menos vistoso de lo que podíamos presuponer tras el juego de Escocia en las dos primeras jornadas; se vio atenazado al equipo de Vern Cotter, sin la claridad de ideas en ataque que habían mostrado durante el resto del torneo y esa incapacidad para cerrar el partido la acabaron pagando en la última jugada, con un ensayo de castigo en contra que daba la victoria a una Italia que tampoco dejó unas sensaciones que permitan albergar demasiadas esperanzas de cara al futuro. Desde 2007 no ganaba Italia un partido fuera de sus fronteras, muy escaso bagaje para competir al máximo nivel.

El debate sobre el nivel de Italia está en el aire (seguro que también hay quien tenga dudas sobre el nivel de Escocia) y sería demasiado farragoso entrar –de nuevo- a esgrimir unos argumentos a favor y en contra de si Italia debe pertenecer a la élite del rugby europeo. Tras 15 participaciones los datos de Italia están al alcance de quien quiera verlos y a partir de ahí, que cada uno forme sus opiniones.

La victoria sobre Escocia da a los italianos el alivio de saber que no cerrarán dos torneos consecutivos sin victorias, algo que para ellos parece ser suficiente.

 

Francia 13 Gales 20

Hay dos formas de medir el éxito de un equipo: por juego o por resultados; el problema de Francia en la actualidad es que a la falta de juego, desde hace años, se ha unido la falta de resultados y ese es un asunto de muy difícil solución. Francia es el reflejo del Top 14, la liga francesa está repleta de jugadores extranjeros y el papel de los jugadores nativos es cada vez menos relevante. Los clubes se han rendido a la búsqueda del resultado sin importarles la forma de conseguirlo. Era inevitable que el XV del Gallo se contagiase del estilo de los equipos, las infinitas probaturas de Philippe Saint-André tampoco ayudan a aportar estabilidad.

Gales, a la que tampoco le sobra nada, ganó con relativa facilidad en el Stade de France; solo necesitó mantener el orden para imponerse a una Francia totalmente desnortada y que solo mostró recursos en momentos puntuales del partido.

Con esta victoria y recibiendo a Irlanda el 14 de marzo en Dublín, los Dragones recuperan su candidatura a poder ganar el torneo.

 

Irlanda 19 Inglaterra 9

Solo podía quedar uno con aspiraciones a ganar el Grand Slam y la Triple Corona, eso lo sabíamos de antemano; lo que quizás no esperábamos es que Irlanda ejerciese una superioridad tan abrumadora (en el juego) sobre Inglaterra. Insistimos siempre en la diferencia entre juego y resultado, en este caso la ventaja de Irlanda en el marcador ha sido escasa respecto a lo visto sobre el terreno del Aviva Stadium.

Irlanda se ha vuelto a mimetizar, ha vuelto a jugar el partido propuesto por el rival pero con la ventaja que da saberse superior como equipo. Actualmente solo los All Blacks transmiten una sensación semejante a la de Irlanda de equipo “imposible” de batir.
Conviene recordar que Irlanda fue el último clasificado del 6 Naciones 2013 y ahora va camino , si vence en Gales, de poder certificar su segundo torneo consecutivo. No hay secretos, hay trabajo y un proyecto a largo plazo. Las prisas nunca han sido buenas consejeras.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados