Se habla de:

Rugby

article title

Torneo 6 Naciones, reflexiones de la jornada 1

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier SEÑARÍS | El 6 Naciones es un torneo más largo de lo que puedan aparentar sus 5 jornadas y 15 partidos; las conclusiones a extraer tienen que ser contextualizadas en el entorno de cada jornada y es por ello que esta 1ª jornada nos deja algunos apuntes claros:

Solo hay 3 candidatas al Grand Slam (conclusión válida para todos los 6 Naciones tras la disputa de la primera fecha). Inglaterra, Irlanda y Francia son las únicas selecciones que aspiran a ganar todos los partidos del torneo. Tras la 2ª jornada serán, como máximo, dos selecciones las que aspiren al pleno de victorias y es posible que tras la 3ª jornada ya solo quede un equipo nacional en condiciones de hacer el 5 sobre 5.


GALES 16-21 INGLATERRA

La victoria de Inglaterra en Gales (16-21) tiene un valor anímico muy importante para el equipo de Stuart Lancaster. Abrían el torneo en territorio profundamente hostil, con un equipo repleto de bajas de jugadores importantes y contra un rival que presentaba su equipo de gala. El XV de la Rosa ha demostrado que incluso en su versión “B” tiene un equipo capaz de vencer en Cardiff al conjunto que hace menos de 2 años les endosó un contundente 30-3 en la última jornada del Torneo.

Gales ha sufrido una derrota muy dura en el aspecto psicológico; en el minuto 8 de partido ganaban 10-0, durante el primer tiempo sometieron a Inglaterra a un asedio total que no consiguieron transformar en puntos y su última anotación tuvo lugar en el último minuto del primer tiempo. Y todo ello con el mejor XV que (con pequeños matices) puede poner Warren Gatland sobre el campo. Malas sensaciones.

ITALIA 3 – 26 IRLANDA

En el 2º partido de la jornada, Italia recibió a Irlanda en el Olímpico de Roma. El partido no tuvo historia, nada esperábamos de Italia y nada tuvimos del equipo de Jacques Brunel. Sometidos, completamente, los transalpinos a una Irlanda que tiene como principal virtud adaptarse al juego del rival que tiene enfrente. Se dedicaron los del Trebol a desgastar a la delantera italiana hasta el minuto 60 y a partir de ese momento, coincidiendo con la tarjeta amarilla a Ghiraldini, remataron el partido con 2 ensayos consecutivos.

Victoria final por 3-26 y un partido con poco desgaste para los de Joe Schmidt (a la espera de recibir a Francia e Inglaterra en las dos próximas jornadas).

FRANCIA 15 – 8 ESCOCIA

Si había un partido interesante por todo lo nuevo que se iba a ver en el campo, ese era el Francia – Escocia y la verdad es que no decepcionó.
La idea de Francia se va perfilando con cierta nitidez, un equipo que trata de dificultar al máximo el juego del rival en las formaciones fijas y que fía casi toda su suerte al acierto de su pateador, Camille Lopez que salió del partido con más galones de los que ya tenía, o una posible contra para que Huget, Fofana o Teddy Thomas exploten su velocidad. Esa es la actual Francia, las constantes comparaciones con el “rugby champagne” aburren mucho por manidas y desfasadas. El equipo de Philippe Saint André se explica y se entiende desde el presente del rugby francés, no desde el pasado. Asúmanlo de una vez.

Escocia ha sido el equipo que ha demostrado una vocación ofensiva más clara en esta primera jornada. Los backs de Glasgow Warriors, con Finn Russell y Stuart Hogg a la cabeza, hicieron una demostración de desenfreno ofensivo que ha quedado en las retinas de los aficionados. Se puede perder un partido de muchas formas pero siempre es preferible hacerlo a “la escocesa” que no a “la italiana”.

Esta Escocia, la actual, tiene dos paternidades: Gregor Townsed (Head Coach de Glasgow Warriors) y Scott Johnson (anterior seleccionador escocés). Townsed es el entrenador que ha dado el protagonismo a todos estos jóvenes de los que ahora se habla en toda Europa y que ha impuesto ese estilo de juego ofensivo en Glasgow.

Scott Johnson se hizo cargo del despojo en el que Andy Robinson dejó convertida a Escocia y consensuó con Townsed el estilo de juego que quería para el XV del Cardo. Dar a Vern Cotter (7 meses en el cargo de seleccionador) la autoría del “milagro” escocés implica un desconocimiento profundo de la realidad del rugby caledonio. Siempre lo hemos dicho, para conocer a los jugadores hay que ver a los equipos jugar. De poco sirven los lugares comunes y el “copia y pega”.

Estas son algunas de las conclusiones que nos ha dejado la 1ª fecha del 6 Naciones 2015. La próxima semana todo puede cambiar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados