Fichajes Inglaterra

article title

TOP 10. Los peores fichajes de la temporada 2014/15 en Premier League

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La Premier League 2014/15 finalizó y son numerosos los debates y puntos de vista que se deben analizar. Uno de ellos, los peores fichajes, tanto a nivel deportivo como económico, que se han producido en el torneo inglés durante el ancho y largo de sus 38 jornadas disputadas. Grandes desembolsos, grandes expectativas y grandes nombres que, a posteriori, no han cumplido con lo escrito, convirtiéndose, así, en fracasos de la última edición de la Liga Inglesa:

-FILIPE LUIS. Del Atlético de Madrid al Chelsea.

20 millones de euros. Quizás su rendimiento ha estado retenido a una falta de minutos considerable. El pasado verano llegaba a Stamford Bridge como uno de los mejores laterales izquierdos del panorama europeo, pero su primer año en Inglaterra no le ha permitido seguir su ascensión deportiva. Mourinho ha seguido contando con el español César Azpilicueta, pese a ser diestro, y los minutos del lateral brasileño han quedado notablemente relegados a un segundo plano. El Chelsea pagó cerca de 20 millones por su fichaje y, viendo su rendimiento y minutos, ha sido un fracaso, más para el club que para el jugador, quien no ha tenido todos los minutos necesarios para demostrar su verdadero nivel.

-MARIO BALOTELLI. Del AC Milan al Liverpool.

20 millones de euros. Muchos aseguran que el personaje polémico y mediático han destronado al futbolista profesional que un día fue. Tras una etapa en Milán, donde consiguió recuperar terreno y volver a un gran nivel goleador, su vuelta a Inglaterra le convertía en uno de los focos de la temporada ya extinta. El delantero italiano ha firmado, quizás, su peor temporada como jugador. Un sól gol en toda la temporada, en encuentros ligueros. Y el club de Liverpool ha visto como, a la marcha de Suárez, ha fichado un delantero que no costó barato (en torno a 20 millones) y cuyo rendimiento ha estado infinitamente por debajo de las expectativas.

-ÁNGEL DI MARÍA. Del Real Madrid al Manchester United.

75 millones de euros. Sin lugar a dudas, uno de los mayores fiascos de la temporada en el fútbol europeo. Tras ganar un doblete, con Copa de Europa incluída, Di María dejaba el Real Madrid para firmar por el Manchester United, en una operación económica que se tradujo en una gran inversión desde Old Trafford que, una temporada después, no ha cumplido las expectativas. Un inicio de campaña aceptable, en la que el argentino asistía y marcaba. Todo parecía perfecto, pero el rendimiento del equipo fue irregular, con muchas dudas, y el rendimiento de Di María acabó por ser secundario, siendo incluso suplente en el tramo final. Una alta inversión que, a nivel futbolístico, no ha devuelto las expectativas creadas.

-ELIAQUIM MANGALA. Del Oporto al Manchester City.

40 millones de euros. El Oporto se ha convertido en uno de los clubes referentes de la última década en el fútbol europeo. Un club que ficha barato y vende caro, todo ello sin bajar en su rendimiento deportivo. El pasado verano, el Manchester City pagó en torno a 40 millones de euros por el defensa francés Mangala, cuyo rendimiento ha supuesto una decepción, tanto por su rendimiento como por la inversión realizada. Ha tenido muchos minutos, por su gran precio, pero numerosos fallos en defensa le han convertido, seguramente, en uno de los peores fichajes de la temporada y, viendo su alto precio, en un fracaso económico para el club del Etihad Stadium.

-RADAMEL FALCAO. Cecido del Mónaco al Manchester United.

7,6 millones de euros de ficha. A nivel económico no supuso un gran desembolso por parte del Manchester United, pero su rendimiento ha estado muy por debajo de lo esperado. El delantero colombiano llegaba a Old Trafford en calidad de cedido, por lo que el club inglés sólo debía hacerse cargo de su alta ficha salarial. Sin embargo, el rendimiento de Falcao ha estado por debajo de las expectactivas desde su salida del Atlético de Madrid. Tras un paso discreto por el Mónaco (club al que pertenece todavía) llegaba a Manchester para intentar recuperar su mejor nivel, en una gran liga. Pero todo quedó en deseos y esperanzas, ya que el nivel del delantero sudamericano ha supuesto otro fracaso para el club de Manchester.

-WILFRED BONY. Del Swansea al Manchester City.

32,3 millones de euros. El Manchester City daba un golpe sobre la mesa el pasado mercado de invierno, cuando fichaba a uno de los mejores delanteros de la Premier League. El Swansea vendía a Wilfred Bony por una interesante cifra que superaba los 30 millones de euros para reforzar un ataque poderoso en el Etihad Stadium. Sin embargo, su rendimiento ha sido minúsculo. Para empezar, se perdió muchos partidos por disputar la pasada edición de la CAN con su selección, y posteriormente el rendimiento no ha estado a la altura. Lo curioso de todo es que el máximo goleador de la temporada en las filas del Swansea ha sido Bony, quien no jugó la segunda mitad de la campaña. Un alto precio y cifras goleadoras por debajo de lo esperado, pese a jugar sólo medio año.

-JUAN CUADRADO. De la Fiorentina al Chelsea.

35 millones de euros. El Chelsea firmaba el pasado mercado de fichajes a uno de los mejores jugadores de la Serie A cuando fichaba a Juan Cuadrado, procedente de la Fiorentina. Una transacción económica alta que, meses después, se ha convertido en una gran decepción para los del Bridge, ya que sus minutos (pocos, teniendo en cuenta las expectativas) no han estado a la altura del que es considerado uno de los mejores futbolistas sudamericanos. Una decepción que se ha traducido en pérdidas económicas para el club londinense. Pese a su bajo rendimiento, el futbolista ha ganado dos títulos en Inglaterra.

-BEN ARFA. Del Newcastle al Hull City.

Cedido. El pasado verano el Newcastle cedía a Hatem Ben Arfa a las filas del Hull City, pero su rendimiento fue pobre, negativo, con problemas extra-deportivos que acabaron con el futbolista volviendo de vuelta al Newcastle en mitad de la temporada, equipo que le volvió a ceder, esta vez al fútbol francés, a las filas del Nice. Un futbolista técnicamente exquisito, que marca la diferencia dentro del área como pocos, pero que cuenta con un fuerte carácter que le pasa malas jugadas. Junto a Jelavic, formaría una de las mejores duplas el pasado verano para la Premier League, pero ninguno de los dos ha estado a la altura.

-GEORGIOS SAMARAS. Del Celtic de Glasgow al West Bromwich Albion.

Llegó libre. Uno de los traspasos más infravalorados a nivel mediático el pasado verano. Tras una exitosa etapa en Glasgow, en las filas del Celtic de Glasgow, llegaba sin hacer ruido a the Hawthorns, donde haría frente a una nueva etapa en Inglaterra. Sin embargo, varias lesiones le impidieron tener continuidad, y su etapa inglesa duró poco, menos de lo esperado por muchos. Finalmente, a mitad de temporada, se marchó al fútbol saudí, donde ahora milita en las filas del Al-Hilal FC. Un futbolista que cuenta con una gran legión de aficionados románticos, pero que en el West Bromwich firmó un fracaso deportivo.

-LUKE SHAW. Del Southampton al Manchester United.

37,5 millones de euros. Una de las grandes perlas inglesas que destacó en el notable Southampton 2013/14. El club del St. Mary’s Stadium no puso grandes barreras a su salida, pero para nada lo regaló. El Manchester United debió pagar cerca de 40 millones por su fichaje, y un año después, su rendimiento ha estado por debajo de lo esperado, sobre todo justificado por numerosas lesiones que han acabado con un ‘veterano’ del club, Ashley Young, siendo el dueño del carril zurdo de Old Trafford. Lo positivo de Shaw, su edad, ya que tiene sólo 19 años y toda una carrera deportiva por delante que, seguramente, firme muchos años en Manchester. Sin embargo, su gran precio y su primera temporada, hablan de un fracaso deportivo y económico.

-SAMUEL ETO’O. Del Chelsea al Everton.

Llegó libre. Muchos ni siquiera recuerdan que la temporada 2014/15 la comenzó en las filas del Everton. Tras quedar libre en el Chelsea, el delantero camerunés decidió que en Goodison Park escribiría una nueva hoja de ruta a su ya extensa carrera y a su largo historial de clubes. Sin embargo, ese periodo en Liverpool duró poco, ya que a mitad de temporada se marchaba a Italia, donde disputó la segunda parte del campeonato italiano en las filas de la Sampdoria.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados