Tenis

article title

Toni Nadal: “Ganar la décima no le va a cambiar la vida a Rafael”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Por Ignacio Encabo (dpa) – Toni Nadal vivirá mañana un día especial en Roland Garros. Posiblemente se siente en el banquillo de la cancha Philippe Chatrier por última vez y tal vez vea a su sobrino Rafael Nadal levantar su décimo título en el Abierto de tenis de Francia.

Con tono grave pero pausado, como acostumbra, el entrenador de 56 años analiza la final de mañana ante el suizo Stan Wawrinka y le resta trascendencia al resultado.

“Cuando se acabe la historia de Rafael aquí, será increíble si tiene diez títulos, pero si tiene nueve también será recordado probablemente como el mejor de la historia sobre tierra batida”, dice en una entrevista con dpa en la zona de jugadores de Roland Garros.

Tío y entrenador del ex número uno desde que era un niño, Toni Nadal dejará de viajar la próxima temporada y se dedicará al día a día de la academia que abrió la familia en Manacor, su ciudad natal.

dpa: Su sobrino jugará mañana su décima final de Roland Garros, ¿cómo ve el partido?

Toni Nadal: Me imagino que será un partido difícil, ya que Wawrinka es un jugador que suele jugar muy bien estos partidos tan importantes. Si ha llegado a la final será por alguna razón y ésa es simple: está jugando bien.

dpa: ¿El Wawrinka más inspirado es inabordable?

Toni Nadal: Yo creo que es abordable, yo creo que Rafael ha demostrado durante todos estos años que puede abordar a todo el mundo en pista de tierra. Otra cosa es que el domingo Rafael consiga jugar a su mejor nivel o consiga jugar mejor que Wawrinka. Si Rafael juega bien, tendrá evidentemente opciones.

dpa: Si Nadal juega a un gran nivel, ¿cree que el partido está en su raqueta?

Toni Nadal: Rafael lo que tiene que intentar es jugar bien y luego ya veremos. Wawrinka siempre juega bien estos partidos. Nunca ha perdido una final de un Grand Slam. Ha jugado ante tres números uno en las finales y lo ha hecho muy bien.

dpa: ¿Hay nervios?

Toni Nadal: Pues claro, faltaría más. Aunque hoy de momento no, los nervios llegarán mañana. Hoy todavía estamos lejos del partido de mañana y hoy vamos a entrenar con normalidad. Uno está pensando todavía en el partido de ayer, las cosas fueron muy bien y no es el momento de ponerse nervioso. Ya habrá tiempo y me imagino que Rafael cuando se vaya a dormir estará pensando ya en el partido. Y yo igual, como cada año.

dpa: ¿Hay más calma este año por saber que no se defiende el título? ¿O hay más nervios por saber que las oportunidades se van agotando?

Toni Nadal: Yo no pienso tan así. Mucha gente ha hablado de la décima y… Es verdad que la décima es un número que puede parecer especial, pero la realidad dice que del nueve al diez hay un 11 por ciento de diferencia. No hay un mil por cien de diferencia.

dpa: Eso mismo dijo el viernes su sobrino tras ganar a Thiem.

Toni Nadal: Supongo que me lo escuchó decir a mí, hace tiempo que se lo digo. Es lo mismo que le llevo repitiendo estos años. Cuando ganó la primera sí que había diferencia, porque pasamos de cero a uno. Después pasamos de uno a dos, que es un cincuenta por cien. Y cada año que veníamos aquí y teníamos que jugar una final contra (Roger) Federer o contra (Novak) Djokovic, yo le decía: ellos sí que se están jugando muchos. Ellos pasan de cero a cien, tú pasas de un 75 a un cien, de un 80 a un cien. Es la visión que yo tengo, es la reflexión que yo hago. Yo estaría más nervioso si tuviera 31 años y no hubiera ganado ninguna vez, porque entonces ahí sí que se me agotan las posibilidades. Cuando se acabe la historia de Rafael aquí, será increíble si tiene diez títulos, pero si tiene nueve también será recordado probablemente como el mejor de la historia sobre tierra batida. No le va a cambiar la vida, no cambia. Hablamos del diez, sí, el diez. Pero en Montecarlo y en Barcelona ganó el diez y ya es pasado.

dpa: Pero no sólo sería especial por ser el diez, también sería el décimo quinto Grand Slam y el primero desde hace tres años.

Toni Nadal: Esto sí que es diferente. Evidentemente para nosotros jugar mañana la final es especial. Rafael jugó la final en Australia y la perdió, se quedó a un paso del 15. Aquí estamos a un paso del 15 y de ganar el décimo Roland Garros. Sabemos que desde el 2014 no ha ganado, pero tampoco le doy más vueltas de las que creo que toca. Cuando no ganas es porque no te lo mereces. Y normalmente siempre llega un momento en el que dejas de ganar. Uno intenta que ese momento llegue lo más tarde posible. Yo creo que todavía no le ha llegado a Rafael, pero si no gana ningún grande más creo que su carrera dentro del tenis habrá sido muy brillante.

dpa: ¿Le costó compartir el liderazgo del día a día desde la llegada de Carlos Moyá al equipo en diciembre?

Toni Nadal: Yo nunca me he considerado un líder. Yo fui un líder en la relación con Rafael cuando él era un niño pequeño. Mi manera de ser no es un líder porque yo creo en la responsabilidad de cada uno. Me gusta defender lo que yo digo, argumentar lo que yo digo, pero no me gusta imponer nunca lo que yo pienso. Yo he dado durante todos estos años mi opinión y no la varío: tengo mi opinión de las cosas, pero no me gusta imponer las cosas. He trabajado durante todos estos años con Francis Roig y no le he dicho nunca lo que tiene que hacer. Y él nunca me lo ha dicho a mí. Y con Carlos Moyá lo mismo. A mí me gusta tener razón cuando defiendo una cosa, pero no me gusta imponer.

dpa: Nadal defiende 370 puntos en el ranking de aquí a final de año. Independientemente de si gana mañana o no, el número uno se acerca. ¿Cómo lo ve?

Toni Nadal: Si ganase mañana estaría cerca de conseguirlo. Después viene la hierba, hay que ver cómo responden las rodillas de Rafael. Yo creo que Rafael, si está en condiciones de jugar, si está sano, tendrá opciones de aspirar a conseguirlo.

dpa: Pero, ¿es un objetivo?

Toni Nadal: El objetivo es ganar aquí mañana. El número uno no era para nada un objetivo a principios de año, pero cuando has visto que has jugado bien pues lógicamente te hará ilusión acabar número uno. Y más después de cuatro años sin conseguir, le haría mucha ilusión. En toda su carrera habría quedado número uno en algunas ocasiones más. En 2009 habría quedado número uno si no hubiera tenido el problema de rodillas y en el 2012 creo que hubiera podido aspirar a ser el número uno. Si llegase la oportunidad, claro que me haría ilusión.

dpa: Para usted es su último Roland Garros porque dejará de viajar con Nadal el año que viene. ¿Lo echará de menos?

Toni Nadal: Se lo diré el año que viene, cuando esté en casa

dpa: ¿Qué es lo que más disfruta del circuito?

Toni Nadal: Yo lo disfruto todo, me gusta el ambiente y la competición. Es cierto que la competición cansa, pero a mí me gusta, me gusta la sensación de intranquilidad de los partidos, me gusta ver las ciudades, estar en París, en Roma, en muchos sitios. Pero también estoy muy bien en casa.

dpa: ¿Se plantea entrenar a otra persona del circuito?

Toni Nadal: No, no me he planteado para nada esto. Me planteo trabajar en la academia y estar por allí. No me planteo ir a entrenar a nadie. Si alguien me dijera de viajar algunas semanas, pues no sé. Si tuviéramos en la academia a alguno que juegue bien y me dijera si le quiero acompañar unas semanas pues sí lo haría, pero no a tiempo completo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados