Fútbol Europeo

article title

Thierry Henry, de la A a la Z

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esta semana se ha conocido la retirada de uno de los delanteros más importantes en lo que va del siglo XXI, el francés Thierry Henry. Su aportación al fútbol inglés en general y al Arsenal en particular le han permitido elevarse a la condición de leyenda. La suya ha sido una carrera prolífica, larga y gloriosa que repasamos en este particular abecedario.

A- Arsenal: El equipo de su vida, donde es venerado. Ambos han crecido juntos y sería difícil entender a uno sin el otro. Los ingleses rescataron al punta galo cuando le asaltaban las dudas en la Juventus de Turín. Agradeció este el gesto convirtiéndose en uno de los mejores jugadores del mundo.

B- Barcelona: Cuando muchos pensaban que Henry terminaría sus días en Londres, optó por iniciar una nueva aventura ante la incertidumbre que rodeaba a la posible salida de Arsène Wenger. Eligió el Barcelona, un club por el que siempre había tenido predilección. La apuesta se reveló acertada ya que en la Ciudad Condal conquistó, entre otros títulos, la Champions League que antes le había sido esquiva.

C- Comentarista: Ese parece ser el trabajo que le espera ahora al atacante francés tras haber anunciado su retirada. De hecho en la prensa inglesa se afirma que su destino durante las próximas seis temporadas será la cadena “Sky Sports”, lugar al que llegaría a cambio de un montante total de treinta millones de euros. De confirmarse la noticia se uniría en la pequeña pantalla a otros ex futbolistas como Gary Neville o Jamie Carragher.

D- Doce: Durante su etapa como jugador, dos números han marcado a fuego la espalda de Henry. Uno era el doce, que lucía habitualmente en la selección y llegó a vestir en el Arsenal y el Mónaco. Otro el catorce, que también llevó en el Arsenal y posteriormente en el Barcelona. A estos hay que añadir, entre otros, el seis con el que le equiparon en la Juventus.

E- Emirates Stadium: El francés vivió en primera persona un cambio clave en la historia del Arsenal como fue el traslado del mítico Highbury, que cerró marcando un “hat trick”, al moderno Emirates Stadium. Incluso se animó a pasar un día entre los obreros que construían el nuevo templo “gunner”. Hoy se recuerda a las afueras con una estatua en su honor.

F- Francia: Su país de nacimiento, el mismo que defendió en el plano internacional con gran éxito. Por encima de los trofeos cosechados (un Mundial, una Eurocopa y una Confederaciones) Henry es hasta la fecha el segundo hombre con más partidos en “Les Bleus”, el máximo anotador por delante de Michel Platini y el único que ha disputado cuatro Copas del Mundo. Tal es su importancia que en el aire flota la idea de convocarle para un último encuentro amistoso que sirva como homenaje.

G- Guardiola: Otro de los técnicos importantes en su carrera. Más allá de la relación laboral que les unía, el de Santpedor supo entenderle cuando las cosas no iban bien y darle su apoyo. De hecho hace poco el actual entrenador del Bayern revelaba en una entrevista concedida a L’Equipe un encuentro entre ambos donde se habló poco de fútbol pero que resultó de gran ayuda para mejorar el rendimiento del futbolista. Con los años Henry le “devolvió” el favor ayudándole a integrarse en Nueva York.

H- Highclare Castle: Ese fue el lugar elegido para contraer matrimonio con la modelo Claire Merry, a la que había conocido durante una campaña publicitaria de la firma Renault.  Fruto de esa relación nació una hija, de nombre Téa. Sin embargo el amor, tal como vino, se fue. Henry se divorció al poco de llegar al Barcelona.

I- Irlanda: Lo desesperado de la situación no justifica una de las acciones ilegales más claras que se recuerdan en el fútbol reciente. Hablamos de la mano de Henry ante Irlanda, que sirvió a su selección para disputar el Mundial de Sudáfrica. Protestaron sin éxito los rivales y seguro que más de uno disfrutó viendo hundirse a su verdugo en la competición meses después.

J- Juventus: Fue el equipo italiano quien decidió reclutarle al ver cómo despuntaba en el Mónaco. Sin embargo, en su primera experiencia en el extranjero, no hubo gloria para él. La Serie A resultó una competición demasiado dura y apenas aguantó un año en el que rindió muy por debajo del nivel esperado.

K- Keagan: El ex internacional inglés, reconvertido en entrenador tras colgar las botas, pensó en su fichaje cuando se sentaba en el banquillo del Newcastle. De hecho lo hizo público con unas declaraciones en las que también dijo que no había visto nunca un jugador mejor que él en el fútbol inglés.

L- Leeds: Este conjunto fue el primero en dar la bienvenida al francés durante su segunda etapa. Sucedió con motivo un partido de tercera ronda de la FA Cup que decidió un tanto suyo. La aventura duró apenas unos meses en los que dejó, además, un par de tantos en la Premier League frente al Blackburn y el Sunderland.

M- Mónaco: Solo tenía trece años cuando Arnold Catalano puso sus ojos en él y se lo llevó al club del principado. Tras un paso por Clairefontaine, Henry acabaría debutando como profesional años más tarde con el primer equipo. De la mano de Arsène Wenger, serían los primeros pasos de una trayectoria escrita con letras de oro.

N- Nueva York: La ciudad de los rascacielos necesitaba un emblema de altura. Lo encontró en el galo, que afrontaba de esta manera un reto al otro lado del charco en una liga que crecía por momentos. No fue allí de paseo ya que, antes de colgar las botas, consiguió una Supporters Shield y dos campeonatos de la Conferencia Este.

O- Oro: De ese material estaban hechas las dos botas que ganó por su acierto de cara a puerta en el año 2004 y en el 2005, esta última compartida con el uruguayo Diego Forlán. Eso sí, nunca llegaron a tocar sus manos ese balón dorado con el que se premia al mejor futbolista del año, si bien se quedó dos veces cerca de conseguir el premio de la FIFA que reconocía al más destacado.

P- Palmarés: Inmejorable. En materia de selecciones, quedan para la historia un Mundial, una Eurocopa y una Confederaciones. Hablando de clubes, un sextete con el Barcelona (más otra liga), dos Premiers y dos FA Cups con el Arsenal y una Ligue 1 con el Mónaco. A todo ello hay que añadir Supercopas nacionales y lo logrado con el New York Red Bulls.

Q- Quinientos cincuenta y ocho: Ese fue el número de choques ligueros que jugó David O’Leary con el Arsenal, récord hasta la fecha. Bastantes menos disputó Henry que, sin embargo, es el máximo goleador desde la creación de la entidad. Además es el cuarto máximo anotador en la historia de la Premier y el único extranjero entre los diez primeros junto con Van Persie.

R- Racismo: Uno de los problemas que más castiga al mundo del fútbol le tocó de cerca al ariete, que ha tenido que soportar numerosos insultos de esta índole durante sus años como profesional. Por ello, junto con Nike, se puso manos a la obra para crear una campaña con la que ponerle freno. La FIFA acabó nombrándole Embajador del Juego Limpio por luchar contra esa lacra.

S- Sangre: Si bien nació en Les Ulis, por sus venas corre sangre caribeña ya que su padre nació en Guadalupe y su madre en Martinica. Heny tiene además dos hermanos, Dimitri y Willy. Este último, siete años mayor, sería clave en su desarrollo futbolístico ya que le animaba a jugar de palomero para evitar que saliese lastimado en los partidos que jugaba con sus amigos.

T- Trezeguet: Muchos paralelismos hay en la carrera de estos dos delanteros que despuntaron a la vez en el Mónaco, se marcharon juntos a la Juventus y acabaron cosechando con la selección una Eurocopa y un Mundial. Dos talentos que compartían zona de actuación y la misma voracidad para perforar las redes contrarias.

U- United: El equipo de Manchester fue el único capaz de plantarle cara al Arsenal durante los años de mayor relevancia “gunner”. Salieron victoriosos de la batalla los “Diablos rojos” pero al menos Henry se dio el lujo de marcarles uno de los goles más bonitos que jamás hizo en la isla, ese que marcó de volea a la media vuelta tras dos toques a la altura de la media luna. Caviar.

V- Vieira: Otro de esos compatriotas con los que coincidió en la última gran época del Arsenal. Sin embargo el mediocentro no era un cualquiera sino el hombre que sostenía junto al punta al equipo. Esa buena sintonía se trasladó también al combinado nacional, donde ambos fueron esenciales con sus respectivas virtudes.

W- Wenger: El entrenador le tuvo a sus órdenes durante diez temporadas diferentes repartidas a lo largo de tres etapas. Fue él quien decidió sacarle de la Juventus y sumarle a su proyecto en Londres después de haberle hecho debutar con anterioridad en el Mónaco. Henry se marchó cuando sospechaba que su compatriota encorbatado podría hacer lo mismo e incluso se dio el lujo de disfrutarle un poco más en los meses que pasó en el Arsenal tras la conclusión de la MLS.

X- XXI: Si bien es cierto que dio el salto del profesionalismo a mediados de los noventa no lo es menos que existe un cambio sustancial entre el jugador que buscaba progresar a finales del siglo XX y el que acabó convirtiéndose en uno de los referentes en lo que va del siglo XXI. Con el cambio de centuria llegó la madurez y con ella, todo lo que hemos disfrutado los amantes del deporte rey.

Y- Yakitori: Este tipo de brocheta de pollo típica en tierras japonesas es uno de los platos favoritos del astro galo, que asimismo no le hace ascos a la comida de otros lugares de Asia (Chin, Vietnam…). Henry es además un amante de la cocina jamaicana, la cual consumía con fruición durante sus años en Inglaterra.

Z- Zidane: Es probable que si el ex jugador del Real Madrid no hubiese nacido, Henry hubiese peleado de igual a igual con Platini por ser considerado el mejor pelotero de la historia de Francia. Eso nunca pasó y lo cierto es que “Zizou” acabó eclipsando a su contemporáneo si bien es cierto que gran parte de esa grandeza la consiguió por tener al lado a “Titi”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados