Fútbol alemán

article title

Tennis Borussia Berlin y su buena etapa en los años 70

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“El más grandioso maestro con vida del arte de la literatura histórica, con una especial referencia a su obra monumental, Historia de Roma”. Con esas palabras se le entregó el Premio Nobel de Literatura a Theodor Mommsen en 1902. Este jurista e historiador alemán da nombre al estadio de nuestro club protagonista, el Tennis Borussia Berlin, un equipo que, en sus inicios, salió a competir como un equipo de tenis y tenis de mesa. Ese estadio sirvió a la selección alemana como campo de entrenamiento durante la concentración del Mundial de 2006.

Actualmente, en dicho recinto, juega el Tennis Borussia en la 5ª División del fútbol alemán. Muy lejos de lo que un día, hace cuatro décadas, llegaron a tocar. Sí, porque el equipo berlinés que no comenzó jugando al fútbol jugó durante dos temporadas en la Bundesliga, allá por los años 70, cuando Bayern y Borussia Mönchengladbach dominaban el fútbol alemán. Pero no fue fácil. Al contrario que sus vecinos del Tasmania, el Tennis Borussia ascendió a la Bundesliga por méritos propios. Formaban parte de la Regionalliga Berlin en la 1973-74 y acabaron en primer lugar, con treinta y una victorias en treinta y tres partidos (la liga era de dos puntos). Pasaron al play-off junto al Wacker 04 Berlin.

Karl-Heinz Schnellinger y Franz Beckenbauer, capitanes de Tennis Borussia y Bayern.

No fue fácil para los de Georg Gawliczek en esta segunda fase. El Borussia Neunkirchen y el FC Augsburg sacaron dos empates. La primera victoria se hizo esperar, pero finalmente ocurrió el 16 de mayo ante el Oberhausen, con goles de Mulak, Stolzenburg y Ferrin. Había dos grupos de cinco equipos y solamente podía ascender a la Bundesliga el campeón de cada grupo, lo que hacía la victoria más necesaria, ya que el margen de mejora era algo corto. El único equipo capaz de vencer al Tennis Borussia en esa fase de grupos fue, precisamente, el primer club al que ganó, el Oberhausen. En la última jornada, el equipo entrenado por Heinz Murach derrotó a los de la capital por un contundente 4-0. Ese partido no fue un problema para poder conseguir el ascenso junto al Eintracht Braunschweig, campeón del otro grupo.

Casualmente, la temporada 1974-75, la del estreno del Tennis Borussia Berlin, comenzó ante el conjunto de Brunswick y el resultado final fue, también, muy doloroso. Los campeones de la Bundesliga en 1967 golearon a Hubert Birkenmeier, metiéndoles cinco goles. En el estreno en el Mommsenstadion, ante el Werder Bremen, se jugó el mejor partido del primer año del Tennis en la máxima categoría. En una noche inolvidable, Peter Geyer hizo un hat-trick y finalmente los locales vencieron por 4-0 a un club importante.

Aquella temporada solo pudieron ganar cinco partidos, de los cuales, solamente uno fue fuera de casa, en Duisburgo, desaprovechando una ventaja de dos goles. Se quedaron en la 17ª posición y cayeron a la Segunda División, que, ya para aquel entonces, tenía un nuevo formato. Los equipos se dividieron en dos grupos (Norte y Sur) y, al final, los campeones ascendían directamente y los segundos clasificados se enfrentarían en una eliminatoria. El Tennis Borussia Berlin volvió a quedar campeón de su liga, el Grupo Norte. Ganaron su competición por encima del Borussia Dortmund, que ascendió luego, tras eliminar al FC Nürnberg.

Gerd Zimmermann (Fortuna Düsseldorf) y Benny Wendt (Tennis Borussia) en un partido de la Bundesliga.

Tras pasar un año en la Segunda División, ahí estaba, de nuevo, el Tennis Borussia, entre los mejores clubes del país. De la mano de Rudolf Gutendorf, el equipo no pudo superar el 17º puesto en el que quedó dos temporadas atrás. Sin embargo, pudo colocar a uno de sus jugadores entre los máximos goleadores del torneo. El sueco Benny Wendt, que llegó a la plantilla berlinesa procedente del FC Köln tras el ascenso, finalizó la competición anotando veinte goles. Algo lejos de Dieter Müller, que fue máximo goleador tras marcar treinta y cuatro.

Fue otro año con goleadas encajadas. Si en la vez anterior el Eintracht Frankfurt y el FC Köln les habían marcado siete goles siendo locales, en la 1976-77 se unió el Bayern, que marcó un 9-0, con cinco goles de “Torpedo” Müller y tres de Rummenigge. Las Águilas repitieron el 7-1 y el equipo de Colonia les marcó ocho goles. En la portería compartieron la temporada Birkenmeier y Volkman Gross, jugando cada uno la mitad de la temporada. Finalmente el Tennis Borussia Berlin acabó descendiendo junto a Karlsruher y Rot-Weiss Essen, a la 2.Bundesliga. Desde ese momento el club no volvió a participar en la Bundesliga. Desde su descenso en 1977 han participado durante ocho temporadas en la segunda categoría, pero ha llegado a un punto en el que su caída a las categorías bajas del fútbol alemán era inevitable.

Al menos, para su consuelo, al contrario que el Tasmania y otros clubes de la capital, el Tennis Borussia sigue compitiendo, aunque a un nivel muy bajo, comparado con el que llegaron a tener allá por los años 70. Ahora todo es diferente y el club tiene historia, sí, pero la historia no gana partidos ni te asciende de categorías. Deben jugar y saben que, a día de hoy, alcanzar las cotas que aquellos consiguieron es prácticamente imposible a corto plazo. Solamente les queda hacer suyo ese famoso dicho que dice que “Cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados