Fútbol italiano

article title

Tanti auguri, Calcio! 123 años de fútbol italiano

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Charles Alfred Payton esperaba en su despacho, ojeaba unos papeles mientras pensaba en la nueva propuesta que intentaba implementar en Italia. Muchos le aconsejaron al cónsul general de la Reina Victoria, que sería una locura profesionalizar esta salvaje actividad que ya era llamada “deporte” en Gran Bretaña; sin embargo, ya tenía entre cejas la arriesgada aventura que suponía, se avecinaba. Con la característica puntualidad inglesa, a las 09:45 am tocaron a la puerta del consulado ubicado en la estrecha Vía Palestro, 10. Payton recibió cortésmente a los señores Green, Blake, De Grave, Sandys, Fawcus, Rilley, De Thierry, Summerhill y -su hijo- Summerhill Jr. La sociedad británica de Génova llegó como habían acordado días atrás. Sus mentes, llenas de ideas y entusiasmo, eran más pesadas que sus maletines abarrotados de papeles. Aquel 7 de septiembre de 1893, estos 10 ingleses redactaron y firmaron el documento de fundación del Genoa Cricket & Athletic Club.

En sus primeros meses, el “football” era solo uno de los tantos deportes practicados en el club genovés, donde predominaba el cricket y el waterpolo, deportes en los que se destacaron logrando campeonatos nacionales. Tres años después cambiaría el futuro del club y de todo el país con la llegada de un doctor inglés: James Spensley.

genoa1902

El Genoa en 1902 | La Voce dei Grifoni

Spensley arribó al puerto de Génova en 1896 y ese mismo año fue admitido en el Genoa CAC para inaugurar el deporte que sería bautizado por los locales como “calcio” debido a las coincidencias con el calcio fiorentino, una forma primitiva de fútbol practicada en Florencia en el siglo XVI. Más de 300 años después, específicamente el 10 de abril de 1897, el Dr. Spensley instaura la nueva disciplina de la que sería jugador y su primer entrenador; por esto, sería considerado uno de los “Padres fundadores del fútbol italiano”. Bastó un partido entre el Genoa y un conjunto mixto de Turín para sentar las bases de lo que sería una asociación, y con ello, un año después, la creación de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC).

La historia fue justa con los genoveses, ¿quienes más tendrían que ganar el primer campeonato italiano de fútbol? Así pues, y con Jame Spensley actuando de entrenador, defensor, portero y hasta goleador en la final, el primer trofeo se quedaría en La Superba. El éxito repentino hizo que el club cambiara su enfoque, cambiando su nombre en 1898 a Genoa Cricket & Football Club. Al año siguiente y hasta 1904, Genoa ganaría cinco campeonatos para apodar a ese período de su historia como la “Éra dorada”. ¿Justicia? La historia fue demasiado generosa en los primeros años, pero los dejó a tan solo un paso de bordar una estrella sobre su escudo; el noveno y último scudetto llegaría en 1924. ¿Justicia? 92 años sin el título más importante del calcio es bastante injusto es inaceptable y hasta abusivo.

Catto, Ferraris, Sardi, Milito, Skuhravý, Pruzzo, Perazzollo, y más… son tantos apellidos a los cuales hacer homenaje en un día en el que se debe recordar que la cuna del calcio tiene listones azules y rojos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados