Asia

article title

Tailandia suspende el campeonato a falta de tres jornadas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada del campeonato en Tailandia ha llegado a su fin de manera precipitada tras la muerte de su rey, Bhumibol Adulyadej, concediendo el título de liga al actual líder y relegando a segunda división a los equipos que ocupan los puestos de descenso, además de decidir la final de la Copa de Tailandia por sorteo.

El gran beneficiado de la suspensión del campeonato es el Muangthong United, que se proclama campeón de liga, mientras que los tres equipos que ocupan puestos de descenso son relegados a segunda división, aunque dos de ellos todavía tenían posibilidades matemáticas de lograr la permanencia.

El rey Bhumibol Adulyadej murió hace algo más de diez días a la edad de 88 años tras siete décadas en el trono. El gobierno anunció treinta días de luto nacional, en el cual los ciudadanos deben llevar ropa negra u oscura y abstenerse de participar en actividades de entretenimiento como acudir a conciertos o eventos deportivos.

LEER MÁS: Prohibido aplaudir en el Tailandia – Australia

La Federación de Fútbol de Tailandia anunció que la temporada no estaba parada, sino que se daba por finalizada, pero un día más tarde los equipos en descenso decidieron recurrir la polémica decisión. Sin embargo, para esta suspensión se llevara a cabo, se produjo una votación entre todos los equipos del campeonato, donde 17 de los 18 equipos votaron a favor, aunque parece que la votación estuvo sujeta a presiones de altos cargos del gobierno, ya que no parece muy lógico que equipos con posibilidades de permanencia o aspirantes al título firmen el final del campeonato. En Tailandia, criticar a miembros de la familia real es considerado un crimen y un equipo de fútbol que se opusiera a esta decisión podría poner en peligro la estabilidad del club tanto a nivel social como económico.

El Chainat Hornbill, uno de los equipos descendidos, votó a favor de suspender el campeonato, pero ahora su vicepresidente dice que están considerando llevar el caso ante la FIFA:

“Me gustaría informarles de que estamos de acuerdo con la decisión de cancelar los partidos para que podamos llorar la pérdida de nuestro rey y recordar su gracia y bondad ilimitada, pero lucharemos para que se haga justicia.”

Otro equipo muy perjudicado es el Bangkok United, acostumbrado a luchar por no descender, se encontraba a cinco puntos del líder a falta de tres jornadas. Los aficionados tailandeses creen que los partidos por jugarse no deberían haber sido cancelados, sino aplazados hasta que finalicen los treinta días de luto. Si los equipos deciden denunciar el caso ante la FIFA, este organismo podría tomar medidas contra la Federación de Tailandia por intromisión del gobierno.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados