article title

“Tahití es un caramelo”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Manuel Mañero es periodista. Tras una etapa profesional en Eurosport, además de en diversos medios locales, se enrola de lleno en Sphera Sports en busca de nuevos retos. Estamos ante el que seguramente sea al mayor apasionado del fútbol de Oceanía en España. Esta vez, el experto lo tenemos en casa. 

Entrevista de Borja Pardo

– Al grano, ¿qué pinta Tahití en una Confederaciones?

Eso mismo se preguntan ellos, y no es broma. En el país alucinaron con el triunfo en la Copa Oceanía hace un año y todavía no saben muy bien cómo tomarse eso de estar en una Confederaciones. Van con un espíritu completamente amateur, a pasarlo bien: pero claro, son campeones de Oceanía.

– ¿Qué lujos puede darse una selección tan completamente fuera de plano?

El de jugar como les dé exactamente la gana, pues no tienen absolutamente nada que perder. Es un lujo que hoy en día pueden darse pocos equipos. Lo digo porque en estos momentos ni siquiera el seleccionador tiene un once tipo, o una idea clara de juego. Cambia posiciones, vuelve locos a los jugadores. Desde que ganaron la Copa Oceanía han sido un experimento tras otro. A ver qué nos enseñan en Brasil.

– Campeona de Oceanía, y penúltima en el grupo rumbo al Mundial. ¿Por qué?

Ese penúltimo puesto en la fase de clasificación para el Mundial es el que en realidad les corresponde. Que ganaran la Copa Oceanía no deja de ser una dulce y salvaje casualidad, más o menos trabajada, pero apoyada en la manera en la que se tomó la favorita, Nueva Zelanda, el torneo: llevaron un equipo de suplentes y no habituales. Por aquellas fechas la prioridad eran los Juegos Olímpicos.

– ¿Quién es ese Vahirua que nos suena tanto?

Pues el protagonista de una de las historias del torneo. Este Vahirua es tahitiano de nacimiento pero creció en Francia, de hecho ha jugado allí toda su carrera. Fue incluso internacional sub21, jugó hace dos temporadas en el Mónaco… Pero por vicisitudes legales nunca pudo ir con Tahití hasta ahora. Va a debutar con su selección a los 33 años. Y se prevé que sea de los fijos, claro. Quizás suene porque es primo de Pascal Vahirua, más conocido en Francia, internacional absoluto –ya retirado- y producto de la factoría del Auxerre.

– Todos la dan por destruida antes de tiempo. ¿Con razón?

Claro, con mucha razón. Ya te digo que Tahití es un caramelo, probablemente la peor selección que haya jugado nunca un torneo internacional oficial de la FIFA. Pero a ellos eso les da igual y van con toda la ilusión del mundo. El único amistoso que han jugado de preparación lo perdieron 7-0 contra Chile… sub20.

– ¿Cabe esperar algo, en general, de algún jugador?

Además del mencionado Vahirua, gustan mucho dos jugadores (quiero decir, que gustan para el nivel en el que nos desenvolvemos): uno, Lorenzo Tehau, que es muy bullicioso y además llega bastante bien a gol. Otro, uno de los mediocentros, Bourebare, todavía joven, muy físico y con un despliegue por encima de la media. Pero claro, son oasis en el desierto.

– En la lista de 23 hay muchos jugadores que juegan en Tahití. ¿Quiénes son?

Hay diez del Dragon, que es semifinalista de la Champions de Oceanía, y otros seis del Tefana, finalista de la edición anterior. Muchos de ellos, parte de una generación en la que Tahití tenía puestas muchas esperanzas, la que llegó al Mundial sub20 de 2009 (con España y Nigeria en el grupo, curiosamente), y que por unas razones u otras no ha terminado de dar nada positivo.

– Hay cuatro apellidados Tehau. ¿Qué tipo de casualidad es esta?

Una casualidad que también va a encantar a los coleccionistas de curiosidades, porque los cuatro son familia. De hecho, Alvin y Lorenzo son gemelos; y completa el trío Jonathan, que es un año mayor. Teaonui es primo de los tres. Y ahí están, en la selección nacional de su país. Además, lo curioso es que son los mejores. En la pasada Copa Oceanía, ganaron 1-10 a Samoa y nueve goles los marcaron los Tehau. Son unos fenómenos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados