article title

Swansea y Cardiff: Gales busca un ocupante para el trono

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – En un mundo en el que la poesía dialéctica, el postureo y romanticismo inundan todo, donde las redes sociales hacen que la esencia real de todo desaparezca, cientos de personas buscan poetizar cada uno de sus actos que aparecerán. Ya nadie se hará una foto al uso, deberá poner su mejor sonrisa, ya que ésta estará expuesta a las miradas de X número de personas en Internet. Gente que, por arte de magia, se convierten en filósofos, en psicológos de todos aquellos que deseen aceptar sus consejos. Postureo, puro, fino.

Sin duda. En la actualidad se tiende a exagerar, o alimentar de más, ciertos aspectos. Todo será aparentemente mejor, mayor, de lo que realmente es. En el fútbol, sin duda, también ocurre.

Inglaterra cuenta con una de las mejores ligas del mundo. Para muchos, no hay color, es la mejor. Para otros, fieles a su patria, no defienden lo propio, pero sí intentan menospreciar las voces que no defienden esa postura. Y así, mientras en España se mantiene un sistema que no funciona, en otras ligas como Bundesliga o Premier League, siguen explotando sus mercados, siguen motivando el término espectáculo, y todo se traduce en estadios llenos, ambientes dignos de fútbol de primer nivel y, a la postre, un mayor poder mediático, más cuidado.

La Premier League Inglesa, para muchos, es el mejor torneo, tanto a nivel organizativo, como social de cara al aficionado, como competitivo. Quizás desde la lejanía, desde la distancia, se ve un torneo romántico, que mezcla cultura, historia y actualidad a partes iguales. Estadios con décadas de historia, clubes centenarios, tradiciones históricas, rivalidades que superan el fútbol. Romanticismo puro, sin duda.

Pero, ¿puede haber romanticismo dentro del mismo romanticismo? Al menos, una historia curiosa se produjo desde el preciso momento en el que el Cardiff conseguía el ascenso la pasada temporada. Un club galés jugando en la máxima competición del fútbol inglés. Pero, por si eso fuera poco, por si no fuera ya de por sí poco atractiva su historia, hay que subrayar que son dos los equipos galeses que disputan la Premier League. Evidentemente, al participar en el mismo torneo, al disputar la misma liga, llegan dos fechas señaladas en rojo en el calendario donde ambos deben enfrentarse, dando como resultado un derbi galés, del Sur del país, en Inglaterra.

En el encuentro de Ida, el partido adquirió carácter mediático. Dos clubes de otro país enfrentándose entre sí para un torneo que no es el propio. Rivalidad deportiva, social e incluso histórica, pero todo en otro ámbito, fuera del suyo. En el primer derbi galés de la Historia disputado en la Premier ambos conjuntos ofrecieron un bonito espectáculo que quedó reflejado en cada pugna por un balón, pero sobretodo en la grada. El triunfo se quedó en el Cardiff City Stadium por un ajustado 1-0, y ahora toca el turno para que el Liberty Stadium acoja esta cita especial.

Un país tradicionalmente relacionado al rugby que, fruto de la progresión de ambos clubes, obtiene un interesante partido de fútbol que paraliza al país. 50 kilómetros de distancia entre Swansea y Cardiff, por si ya hubiese poca magia en el ambiente. Dos equipos que en la temporada 2013/14 no están andando por un camino de rosas, sino que de éstas sólo quedan las espinas.

Los Cisnes se encuentran clasificados en la duodécima posición, aparentemente tranquila, pero sin embargo su estado deportivo refleja todo lo contrario, ya que se encuentran a sólo dos puntos del descenso. Unos puestos de descenso que sí ocupa el Cardiff, en una temporada totalmente irregular, tanto a nivel deportivo como institucional, que evidentemente priva de una tranquilidad necesaria. Los Bluebirds son penúltimos, y buscarán la victoria en el Liberty Stadium que suponga tres puntos vitales y, además, ganar al rival galés del torneo.

Un derbi de Gales en Inglaterra. Una situación que sólo puede darse en la siempre romántica Premier League Inglesa y que, tras la ida a favor del Cardiff, vivirá la vuelta, siendo así el primer derbi galés en Premier League disputado en el Liberty Stadium, y el segundo en su perfil histórico. Un encuentro, quizás, sin el cartel de gran cita mediática a nivel europeo, pero que sin embargo, el torneo les reserva el horario único de las 18:30 para que ningún otro foco les reste relevancia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados