Fútbol inglés

article title

Swansea, un rincón galés que habla español

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Redacción – Michael Laudrup siempre lo ha tenido muy claro, “la posesión tiene que tener un fin”, y en el Swansea ha encontrado la estabilidad y la comprensión de un club pequeño que haciendo las cosas bien quiere hacerse un hueco entre los grandes pero sin desmerecer su juego. El planteamiento del danés ha sido categórico, para crecer como club hay que hacerlo jugando bien al fútbol, y su Swansea lo hace a las mil maravillas.

En la segunda campaña en la élite del club galés, Laudrup ha asentado las bases para un futuro enriquecedor para la entidad. Junto a él, un buen puñado de españoles hacen hoy en día al Swansea más ‘spanish’ que nunca. La fama del equipo galés siempre ha ido acompañada a su vinculación con jugadores de arraigo hispánico, desde Roberto Martínez a los héroes del ascenso a la Premier como Andrea Orlandi, Albert Serrán o Ángel Rangel –segundo jugador más veterano al frente del actual equipo, con siete temporadas a sus espaldas-.

Con la llegada de Laudrup, un trío de españoles hicieron las maletas para comenzar un proyecto ilusionante que en su tercer año en la máxima categoría inglesa se paseará por Europa tras ganar la Copa de la Liga al Bradford City. Michu, Chico Flores y Pablo Hernández se sumaban a Ángel Rangel en lo que se ha dado a conocer como el ‘Spanish Swansea’. Plantel que será más español que nunca en la campaña 2013/2014, ya que a ellos se sumaran tres españoles más, Cañas (acababa contrato), Jordi Amat (2,5 millones de euros) y Pozuelo (acaba contrato)–su fichaje no es oficial, pero el acuerdo parece inminente-. Un total de siete españoles, a falta de alguna incorporación más, formarán la plantilla con más jugadores españoles en la Premier de la historia, superando al mítico Liverpool de Rafa Benitez que en la campaña que con más españoles contó, la 2005/2006, llegó a tener seis.

El Swansea ficha bien y ficha barato. Un ejemplo son Michu y Chico Flores. Dos de los jugadores sorpresa de esta última Premier que llegaron por un coste que no superó entre ambos los 5 millones de euros (2,2 millones de euros cada uno), siendo el ovetense el quinto máximo goleador de la Premier y el andaluz uno de los zagueros más contrastados, entrando ambos en varios de los onces ideales de la liga.

Muchos son los equipos que han cortejado a Laudrup tras su excelente campaña, y muchos serán los que intenten pescar en Swansea a algunos de sus codiciados jugadores, pero ellos lejos de tirar la toalla se suman a la puja por algunos de los jugadores más contrastados del panorama europeo, como es el caso del máximo artillero de la Eredivisie, Wilfried Bony (36 partidos, 37 goles en su última temporada en el Vitesse), con el que ya han contactado para formar pareja de ataque junto a Michu. El trabajo bien hecho tiene sus recompensas.

[Sigue toda la actualidad del Swansea en @SwanseaSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados