Baloncesto

article title

Supercopa ACB: Habemus Clásico

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jesús NOGUERA – El primer título oficial del año nos deja para la final un nuevo clásico, como siempre. Bueno mejor dicho como casi siempre, ya que de los últimos nueve torneos ACB (Liga, Copa y Supercopa) ambos conjuntos han disputado ocho. Nuevamente veremos la pizarra de Xavi Pascual contra la de Pablo Laso pero con más protagonistas y es que ambos equipos han sabido reforzarse bastante bien. La final será a las siete de la tarde por La1, una hora antes tendrá lugar el carismático concurso de triples donde Josh Ruggles defenderá su corona.

REAL MADRID – VALENCIA BASKET (89-76)
El Real Madrid luchará en la tarde del sábado por conseguir su tercera Supercopa Endesa consecutiva tras derrotar a un aguerrido Valencia Basket. Los de Pablo Laso necesitaron de los de siempre para pasar por encima de un equipo valenciano que dominó la primera mitad aunque ello no se reflejase en el marcador al descanso (43-43).

Una igualdad que seguiría patente hasta los últimos diez minutos, donde se irían por encima los de Perasovic con un triple de Van Rossom (60-61). Ya en el último período Valencia Basket no tuvo respuesta al talento madridista. El efecto Llull, cuatro triples en este cuarto, era sostenido por Loncar. Aunque iban a aparecer otros dos protagonistas como Rudy Fernández, un triple, y Felipe Reyes con seis puntos consecutivos para abrir brecha y cerrar la victoria.

La figura de Rudy Fernández brilló con luz propia, y es que el badalonés le endosó 21 puntos a los taronjas que fueron decisivos en el resultado final. Otros dos hombres capitales en el triunfo blanco fueron Sergi Llull con su racha de triples y Felipe Reyes en los últimos compases por su efectividad bajo aro. No fue el día de los debutantes ya que solo Nocioni y Vives tuvieron un papel correcto en sus equipos.

LABORAL KUTXA – FC BARCELONA (66-95)
El FC Barcelona noqueó de manera brutal al Laboral Kutxa en su pabellón. El conjunto azulgrana se metió en su decimoséptima final consecutiva a base talento y cohesión colectiva. Justo lo que le falta a su contrincante ayer que acusa a estas alturas de temporada las numerosas altas en su plantilla, añadido al cambio de entrenador.

Con el 2-9 inicial como trampolín el Barcelona se escapó para no mirar nunca más atrás. Un espectacular primer cuarto del trío Abrines – Oleson – Doellman, 9 puntos cada uno, dejó ya una distancia al final de los diez primeros minutos que sería insalvable. Hubo amagos baskonistas, pero los de Xavi pascual era una máquina perfectamente engrasado y hasta parecía que los algunos nuevos llevaban varios años jugando en el equipo; caso de Satoransky y Doellman.

En medio de la exhibición blaugrana hubo tiempo para ver algún detalle de los locales como son los 11 puntos de Dairis Bertans que quedaron en anécdota. El Barça perdió este título el año pasado y este quiere la reválida.
 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados