Polideportivo

article title

Suiza sorprende en el Mundial de Esquí

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ni los más optimistas aficionados locales hubieran imaginado que, tras una semana de competición, Suiza estaría liderando el medallero de los Mundiales de esquí de St. Moritz. Y mucho menos sin el aporte decisivo de su estrella Lara Gut, quien sufrió una grave lesión en la rodilla.

Contra todo pronóstico, Suiza tiene una cosecha de tres oros, una plata y dos bronces en sus Mundiales, superando cómodamente en el medallero a un combinado austríaco con un balance de 1-2-2. La última vez que Suiza obtuvo tres oros en unos Mundiales fue en 1991, pero con el evento a mitad de camino esa marca podría ser claramente superada.

Entre los triunfos suizos se destaca, además, la gran victoria de Beat Feuz en el descenso, la prueba reina del esquí alpino. “Es increíble, en Suiza, el campeonato mundial y ganarlo aquí”, dijo extasiado el campeón tras ganar el domingo bajo la mirada del tenista suizo Roger Federer en la empinada pista de Corviglia.

A su triunfo se sumó la victoria el lunes de Luca Aerni, quien sorprendió a la superestrella austríaca Marcel Hirscher en la combinada. Otro suizo, Mauro Caviezel, logró el bronce para completar un espectacular podio para los locales.

LEER MÁS: De Kenia al Mundial de Esquí

“No puedo creerlo”, dijo Aerni, quien logró escalar gran cantidad de posiciones en el slalom tras finalizar trigésimo en el descenso. “Estoy temblando, pero es fantástico. Pensaba que había hecho una gran bajada, pero no contaba con esto. Pensaba que los otros tenían una gran ventaja”.

El restante oro suizo lo obtuvo Wendy Holdener, que se impuso en la combinada por delante de su compatriota Michelle Gisin. La prueba, sin embargo, dejó el gusto amargo de la lesión de Gut, que se rompió el ligamento cruzado de la rodilla izquierda cuando se preparaba para la segunda bajada. La actual campeona de la Copa del Mundo llegaba a sus 25 años a St. Moritz con el objetivo de ganar su primer oro mundial tras las tres platas y el bronce que acumulaba en ediciones pasadas. Sin embargo, sólo pudo ganar delante de sus hinchas el bronce del supergigante.

Su aporte menor al esperado fue compensado por el resto del equipo local, que consiguió igualar ya los tres oros alcanzados por Vreni Schneider, Chantal Bournissen y Franz Heinzer hace 26 años en el centro austríaco de Saalbach-Hinterglemm.

Antes del inicio del evento en St. Moritz, la directiva de la federación suiza Stephane Cattin había reconocido que su país no partía entre los candidatos, aunque dejó entrever la posibilidad de sorpresas. “No llegamos a St. Moritz entre los favoritos, pero podemos dar una sorpresa. Tenemos 11 posibilidades de medalla en nueve disciplinas”, señaló.

Este martes, Suiza intentará aumentar su cosecha en la prueba por equipos y luego tendrá nuevas posibilidades a través Holdener en las carreras más técnicas. Además, con el apoyo de su público, no se pueden descartar más sorpresas en el resto de las competiciones.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados