Selecciones

article title

Un subcampeonato con aroma vinotinto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Venezuela recibió con tristeza pero también con orgullo la caída 1-0 de la selección “vinotinto” de fútbol en la final del Mundial Sub 20 frente a Inglaterra. La selección venezolana perdió en la final del torneo, disputada en la ciudad surcoreana de Suwon, con gol de Dominic Calvert-Lewin al minuto 34.

En el segundo tiempo, Venezuela se lanzó al ataque e incluso contó con un penal que finalmente fue desperdiciado por Adalberto Peñaranda, quien fue uno de los jugadores más destacados durante el Mundial.

El portal del diario deportivo “Meridiano” resumió el sabor agridulce que dejó la derrota: “Hay sentimientos encontrados. Venezuela lo peleó hasta el final, dejó el alma en la cancha. Sin embargo, no logró levantar el trofeo de campeón del Mundial Sub 20”.

El capitán de la selección mayor venezolana y volante de la Juventus, Tomás Rincón, subió una foto del once “vinotinto” Sub 20 con la palabra “Héroes”.

HÉROES 🇻🇪 @vinotintosub20

Una publicación compartida de Tomás Rincón (@tomasrincon8) el

De momento, casi todas las reacciones han ocurrido a través de las redes sociales, ya que la diferencia horaria entre Corea del Sur y Venezuela impidió a muchos venezolanos seguir más de cerca a su selección.

Tras el partido, el técnico Rafael Dudamel informó que el recibimiento oficial a los subcampeones del mundo se realizará el martes a las cinco de la tarde en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en el centro de Caracas.

La histórica actuación de la selección venezolana, que apenas disputaba su segundo mundial de la categoría, ocurre mientras Venezuela atraviesa una profunda crisis política y económica que ha dado pie a dos meses de protestas callejeras antigubernamentales.

Las protestas han dejado un saldo de al menos 67 muertos y nada apunta a que vayan a mermar. Pese a la distancia que los separaba de su país, los jugadores y el cuerpo técnico han seguido de cerca la crisis que afecta a Venezuela.

Muchos jugadores expresaron su simpatía por las protestas, pero hace varios días los directivos de la selección le pidieron eliminar los mensajes políticos de sus redes sociales para evitar polémicas.

Sin embargo, Dudamel rompió el silencio tras el juego con Uruguay, cuando pidió a Maduro que “paremos ya las armas”, al tiempo que defendió que los jóvenes que han salido a protestar “quieren una Venezuela mejor”. El Gobierno optó por ignorar públicamente los comentarios de Dudamel.

Previo a la final, se conoció que el Gobierno había ofrecido a la selección vinotinto hacerle un recibimiento en el Palacio de Miraflores, donde los jugadores y el cuerpo técnico serían condecorados, pero extraoficialmente se supo que el seleccionado habría rechazado la invitación.

El haber alcanzado una final de un campeonato internacional FIFA es una hazaña para Venezuela, un país que hasta hace poco era conocida como la “cenicienta” sudamericana por ser el único seleccionado de la región que nunca ha clasificado a un Mundial de fútbol en categoría absoluta.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados