Fútbol inglés

article title

Stop al trono del ‘Rey’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Transcurría el minuto 90 en el teatro de los sueños. Hubieran bastado tan sólo unos segundos para que el sonido del silbato frenara el ritmo del balón antes de la prórroga, que daría plaza a las semifinales de Europa League. Pero el destino se cruzó con la rodilla del nueve del Manchester United. Justamente en la última acción del tiempo reglamentario, Zlatan quiso controlar el esférico con el pecho en el aire, y al pisar el césped, se produjo la desagradable imagen.

Aunque Ibrahimovic se retiró del terreno de juego por su propio pie, todo apuntaba a que se trataba de una grave lesión, que el mismo club ha confirmado. Al igual que su compañero Marcos Rojo, tiene dañados los ligamentos y, a espera de que el Manchester United indique el plazo estimado de recuperación, ya puede avanzarse la aproximación de los seis-ocho meses.
Si los presagios de la duración se cumplen, Ibrahimovic no volvería al verde hasta el último trimestre del año. Teniendo en cuenta que su contrato termina en verano, y los rumores procedentes de la MLS, su futuro está en el aire. Hasta el punto de que la especulación ya ha tomado una parte del protagonismo para vaticinar que puede ser el final de la carrera de Zlatan Ibrahimovic.

LEER MÁS: La intrahistoria del mejor gol de Zlatan Ibrahimovic

El sueco, que ya tiene 35 años cumplidos, dijo adiós a la selección de su país tras su participación en la Eurocopa del pasado verano. Aunque su partida estuvo en consonancia con la derrota, y Zlatan no pudo deleitar a los suyos viendo portería, se despidió entre aplausos, con un emotivo vídeo de Volvo y dejando un registro de 62 goles, entre ellos aquella maravillosa chilena a 30 metros de la portería inglesa, en 2012, galardonada con el premio Puskas.

Sin embargo, Zlatan sigue empeñado en parecer más veloz que los años. Le acompañan cinco asistencias y 17 goles en su primera estancia en la Premier League, que le colocan en el top five de la tabla de máximos goleadores. Además, ha sido nominado como finalista al mejor jugador de la Premier League, que otorga la PFA. Datos que no evidencian el desgaste de una bestia parda, dispuesta a seguir con la apetencia de la ambición.

La trayectoria profesional de Ibrahimovic se ha escrito en el Malmö, el Ajax, la Juventus, el Inter, el FC Barcelona, el Milan, el PSG y, en la vigente temporada, el Manchester United, participando en cuatro de las ligas europeas más prestigiosas, y siendo un jugador diferencial.

Tras aterrizar en Holanda, Zlatan ha alzado títulos de liga en todos los clubes en los que ha militado, aunque los scudettos de la Juventus serían retirados por el escándalo de amaños.

Ibrahimovic es un jugador que despierta odios y amores. Es dueño de un carácter peculiar, un personaje envuelto de soberbia irónica. Con numerosas salidas de tono y un ego mezclado en humor. Un tipo que asegura tener poderes mágicos. Un intenso afán por ser el mejor de su vestuario. Un delantero con más de 400 goles, con una potencia asombrosa, definición salvaje y una habilidad antagónica a su físico. Dueño de acrobacias que denotan perplejidad, ante la duda de cómo es posible escenificar artes marciales con un balón de fútbol. Una personalidad ganadora, con un insaciable deseo de triunfo.

Un nombre que significa oro. El metal dorado que envuelve una de las joyas que ya forman parte del selecto grupo de leyendas.

Entre los goles más emblemáticos que han nacido de sus botas, recordaremos, a parte de esa chilena, perlas tan particulares como el gol que marcó al NAC Breda luciendo la camiseta del Ajax, regateando a habido y por haber. Y el exquisito taconazo a Italia, vistiendo la elástica de su país natal.

Y aunque se empeñen en rumorear estos días sobre el final de Zlatan, su avidez por seguir dando el máximo es parte de su ADN, algo que esperanza a todos los que le admiran y desean seguir viendo esos mágicos tantos de ‘Ibracadabra’, que perforan la red con un dote innato.

Los ligamentos de ‘Ibra’ mantienen su futuro en el aire. Algunas fuentes indican que el club inglés no va a renovarle, pero la certeza reside en que Mourinho pierde a una de las piezas más significativas de su esquema. Mourinho e Ibrahimovic son una pareja que intercambia elogios, y el técnico portugués ya se pronunció sobre la satisfacción que siente con su delantero: “Su aportación al equipo ha sido superior a todas las expectativas que se habían creado en torno a él, con excepción de la suya”.

Habrá que esperar a que los acontecimientos despejen la incertidumbre, y sobretodo, esperar que ese rumor sobre la retirada del fútbol termine en eso, un rumor. Porque Ibrahimovic, a gusto de muchos o pocos, merece colgar las botas deleitando en el verde, el escenario que mejor canaliza su poder y talento.


Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados