Fútbol inglés

article title

Steven Gerrard da motivos para soñar al Liverpool

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN – El Super Sunday no defraudó en un domingo apasionante de fútbol vivido en Inglaterra. Emoción a raudales en la zona alta de la tabla. Fin de semana negativo para el Chelsea, único equipo del TOP 4 que ha perdido.

MANCHESTER UNITED 0-3 LIVERPOOL

El Manchester United recibía en Old Trafford al Liverpool en uno de los grandes partidos que se pueden vivir en el fútbol inglés cada temporada. Un duelo que se presentaba desigualado en lo deportivo, pero altamente romántico en lo emocional.

Los grandes equipos en Inglaterra. Clubes con más títulos ligueros (20 para los Red Devils y 18 de los de Anfield) frente a frente, para abrir un Super Sunday emocionante que cerraría la jornada de fútbol en la Premier League.

El Teatro de los Sueños abría la jornada dominical con un partido de altos vuelos, de los que generan interés general, universal. Un Manchester United sin rumbo, en una de las peores temporadas que se les recuerda, recibía a un Liverpool que llegaba con ciertos aires de favoritismo, en una más que meritoria temporada.

El Liverpool ganó 0-3 en Manchester, en un duelo que les sigue permitiendo soñar, mantener esperanzas de cara a una Premier League en la que, mientras que las matemáticas digan lo contrario, siguen siendo candidatos. Goleada en el gran clásico, en el gran duelo, que hace brillar a los de Anfield y sigue hundiendo sin control a los de Old Trafford.

Victoria merecida, que pudo ser incluso mayor, que sirve para Luis Suárez sumara su gol 25º en la Premier League esta temporada y para que el Liverpool sume su gol 76º, a tan sólo uno de igualar su mejor registro histórico. Doblete de Steven Gerrard de penalti (pudo ser hat-trick, pero falló un penalti al poste) y otro gol de Suárez valieron para que la figura de Brendan Rodgers siga cogiendo peso.

Triunfo trabajado, con más comodidad de la esperada, y que permite a los de Anfield soñar, soñar despiertos. Todo lo contrario en Old Trafford. El teatro de los Sueños se está conviertiendo en el teatro de las Pesadillas esta temporada, y parecen no tener control.


Rosicky y Vertonghen pugnan un balón | Getty Images

TOTTENHAM 0-1 ARSENAL

El gran derbi de la metrópoli londinense. Histórica rivalidad basada en un traslado del Arsenal al Norte de Londres, invadiendo un territorio dominado por el Tottenham. Los Spurs, sintiéndose invadidos, privados de la totalidad de "su" territorio, marcaron con cruz todo lo relacionado a los Cañoneros.

White Harte Lane recibía el duelo esperado. El Tottenham recibía en casa al Arsenal, en un duelo de máxima tensión, que además se convertía en una auténtica prueba de fuego para los de Tim Sherwood, puesto que una derrota supondría decir casi adiós a todo objetivo. Los de Arsene Wenger, por su parte, buscarían seguir teniendo opciones accesibles al título.

El Arsenal se encontraría un premio vital en el primer minuto de juego, cuando un balón suelto caería en los pies de Rosicky y éste golpearía para el 0-1. Los Gunners asaltaban territorio comanche a la primera de cambio, y a partir de ahí, esperar. Y la espera se hizo eterna, ya que el Tottenham lo intentaba de todos los colores, de todas las formas. Por banda, por el centro, pero con la puntería en el vestuario, la tarde no sería agradable.

Tensión y emoción por ambos bandos. El Tottenham, dominaba, buscaba el empate, pero se encontraban con un Arsenal que rechazaba todo aquel balón que llegaba al área, o que veía cómo los Spurs no estaban finos. Un partido en el que los locales merecieron más, viendo llegada tras llegada, con alguna ocasión aislada de los vecinos londinenses. Emoción, o sufrimiento, también para el Arsenal, que veía cómo el rival era superior, pero pasaban los minutos, y la victoria cada vez estaba más cerca.

Arsene Wenger sabía de la superioridad rival, y mirando a un banquillo donde no destacaban grandes jugones, se vio obligado a ir añadiendo piezas defensivas. Con la ventaja del 0-1, sin grandes balas de repuesto, la solución era protegerse, y así lo hizo. Métodos éticos a parte, el técnico francés jugó sus cartas, las que tenía, y salió victorioso en un nuevo derbi del Norte de Londres que se llevan los Gunners.

Sigue la mala racha esta temporada del Tottenham ante el TOP 4 de la tabla, ya que entre todas las competiciones no han conseguido ganar ni a Chelsea, ni a Manchester City, ni Liverpool ni tampoco a Arsenal. Así, las aspiraciones mayores de los de White Hart Lane probablemente se hayan esfumado. A partir de ahora, asegurar plaza de Europa League.

Un Super Sunday en Inglaterra que no ha decepcionado. Tensión, emoción, partidos de gran cartel, goles y una zona alta de la tabla clasificatoria que se presente preciosa en la recta final de la temporada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados