Se habla de:

Fútbol femenino

article title

Sonia Bermúdez también es de oro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Mucho se habla en estos días del mayor galardón individual que un futbolista puede recibir: el codiciado Balón de Oro. Este año ha vuelto a recaer en la figura del madridista Cristiano Ronaldo y así lo han reflejado, una y otra vez, los diferentes medios de comunicación. Sin embargo, al igual que entre los hombres, en el fútbol femenino hay grandes jugadoras que brillan sobre el campo con actuaciones espectaculares en cada partido. Es el caso de Sonia Bermúdez, una futbolista que, a pesar de no ser reconocida con premios de este calibre, también es de oro.

Actualmente en las filas del Atlético de Madrid, Sonia es clave en el organigrama del equipo, tanto a nivel futbolístico como en el valor que la experiencia le otorga. Con casi dos décadas a sus espaldas dentro de los terrenos de juego, la madrileña dio sus primeros pasos en equipos masculinos de fútbol sala cuando sólo tenía siete años. A los 12, y atendiendo al reglamento, tuvo que incorporarse a un equipo íntegramente femenino, el Butarque de Leganés, donde despuntó y se convirtió en una jugadora a seguir. De ahí pasó al Pozuelo y, por fin, en el año 1999 se unió a un club de primera categoría como es el Sporting de Huelva.

Es ahí donde comenzó la andadura profesional de esta vallecana que encuentra el éxito allá a donde va. Y allí donde juega siempre hay algo que le acompaña, en cada jornada de liga, en cada partido con la selección. Es el número ‘8’, el que luce tanto en su actual equipo, el Atlético de Madrid, como en el combinado español. Y es que ver el ‘8’ es ver un relámpago corriendo por la banda, es ver el desborde y la calidad de una jugadora que, a sus 32 años, sigue cosechando éxitos.

Foto: Getty Images

Así pues, si el ‘8’ es el dorsal que siempre va con ella, ocho serán también las palabras para definir los rasgos futbolísticos que hacen de Sonia Bermúdez una jugadora de oro.

1. Veteranía

A riesgo de sonar tópico, el término veteranía es sinónimo de valor añadido para muchas jugadoras y este, como no podía ser de otra manera, es el caso de Sonia. Con 32 años, y profesional desde 1999, ha vestido las elásticas de seis equipos (junto al Butarque y el Pozuelo) – Sporting de Huelva, Sabadell, Rayo Vallecano, Barcelona, Western New York Flash y Atlético de Madrid –. Estos 17 años, en conjuntos con juegos tan diferentes, son tablas suficientes para aportar esa experiencia que reclama un grupo tan joven como el es rojiblanco. Sin embargo, el hecho de ser la jugadora más mayor del equipo, paradójicamente, no le impide ser una de las que más destaca por su físico y su derroche de energía en cada partido.

2. Velocidad

Así pues, junto a la veteranía, la cualidad que mejor caracteriza a Sonia Bermúdez es la velocidad. La capacidad de desborde, especialmente por las bandas, es tal que le permite tener acceso tanto a disparo como a perfectas asistencias a sus compañeras. En el momento en que coge el balón, una vez rebasada la línea de medio campo, las rivales pueden empezar a temblar al ver que el torrente vallecano se les echa encima. Junto a Marta Corredera, que se mueve de maravilla por la banda derecha, forman un temido tándem que se ha convertido en la mayor de las pesadillas para las defensas de los equipos contrarios al mismo tiempo que un bálsamo para la afición colchonera, que confía en sus asistencias y sus goles.

3. Definición

Y de esto último sabe mucho Sonia Bermúdez, de goles. La delantera es un caso en extinción. Pocos jugadores son capaces de aunar velocidad, regate y gol. Tres virtudes que la madrileña posee y demuestra con creces. Tanto en la selección española como en los diferentes equipos en los que ha jugado, Sonia ha conseguido convertirse en una jugadora peligrosa a nivel de movilidad en torno al área como en la posterior consecución del gol. Así pues, convertir en acierto una gran jugada individual es uno de los puntos fuertes que le permiten destacar por encima del resto.

4. Pichichi

Tanto es así que, a día de hoy, se puede decir que Sonia es sinónimo de gol. La madrileña ha sido la máxima anotadora de la liga femenina española hasta en cuatro ocasiones y, además, de manera consecutiva – 2012, 2013, 2014 y 2015 –. No sólo eso, el idilio de esta futbolista con el gol parece no tener fin puesto que ha terminado 2016 como pichichi de la actual Liga Iberdrola con 16 tantos en 14 partidos. Es más, en lo que va de temporada, es la única futbolista de la competición nacional que ha logrado un doble hat-trick (uno ante el Espanyol y otro frente al Albacete). No obstante, habrá que esperar a la segunda vuelta para ver si mantiene este galardón un año más.

Foto: Atlético de Madrid

5. Versatilidad

Las diversas armas con las que cuenta Sonia Bermúdez le permiten desplegar un fútbol de lo más variado. Desde un juego más agresivo, con rápidas internadas en el área, como la mejor de las arietes, hasta uno de menor intensidad, en el medio campo, combinando y combinando con sus compañeras como lo harían los más aplaudidos centrocampistas. Así pues, la madrileña se mueve como pez en el agua a lo largo y ancho del terreno de juego, ya sea en tono ofensivo o cuando toca defender. Todo ello gracias, en gran medida, a un físico envidiable y un carácter luchador que le permiten convertirse en una de las jugadoras más versátiles que podemos ver en la Liga Iberdrola.

6. Internacional

Otro rasgo que define la carrera profesional de la actual delantera del Atlético de Madrid es su presencia en la selección española, con la que ha llegado a disputar encuentros tanto de Eurocopa como de Mundial. Nada más y nada menos que 60 internacionalidades y un total de 35 goles son los que acumula Sonia a lo largo de su intensa relación con el combinado nacional, al que acudió por primera vez con 16 años y en el que, en base a sus años de experiencia, se ha convertido en uno de los referentes tanto para la afición como para las nuevas incorporaciones.

7. MVP

Las siglas del Most Valuable Player (Jugador más valioso) no son extrañas para una futbolista como Sonia Bermúdez, que puede presumir de tener en sus vitrinas este ansiado reconocimiento individual. Además de hacer historia en este 2016 al ganar la Copa de la Reina con el Atlético de Madrid ante un rival de altura como es el F.C. Barcelona, la vallecana se llevó la distinción de mejor jugadora del torneo. Una condecoración fruto de su papel decisivo en cuartos y en semifinales, fases en las que anotó un total de cuatro dianas que le valieron para ser también la máxima goleadora de la competición.

8. Éxitos

No sólo los reconocimientos individuales copan las vitrinas de Sonia Bermúdez, los grandes trofeos de clubes también forman parte de su extenso palmarés. La madrileña acumula un total de siete ligas – tres con el Rayo y cuatro con el Barça – y tres Copas de la Reina – una con la camiseta franjirroja, otra con la azulgrana y la última, en 2016, con la actual rojiblanca –. La vallecana lleva desde 2008 ganando. Y es que desde esa primera Copa de la Reina con el Rayo ha ido a trofeo por año. No ha habido temporada en la que se fuera de vacío y, si el Atlético de Madrid mantiene el nivel, parece que este curso también será de éxito para Sonia, una jugadora que consigue convertir cada balón que pasa por sus botas en oro.

Foto principal: Atlético de Madrid

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados