article title

Sobre el reparto de ‘Los Cinco Monumentos’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

David FERNÁNDEZ – Ha sido un año atípico en las cinco grandes carreras de un día. No han vencido ni belga, ni italianos, ni franceses, ni españoles, algo que solo ocurrió en 1896 cuando únicamente se celebró la París-Roubaix con triunfo del alemán Josef Fischer. Y, para que este 2014 sea aún más especial, los campeones de los 5 Monumentos fueron de cinco países diferentes: Noruega (Kristoff en Milán-Sanremo), Suiza (Cancellara en el Tour de Flandes), Países Bajos (Terpstra en París-Roubaix), Australia (Gerrans en Lieja) e Irlanda (Martin en Lombardía).

Hacía mucho tiempo que no ocurría algo semejante pero a lo largo de los más de cien años de historia de los Monumentos sí que existen casos.

1964 (GBR, ALE, NED, BEL, ITA)
La temporada empezó en la Milán-Sanremo con triunfo de Tom Simpson. El británico aventajó en solo dos segundos a Raymond Poulidor, vencedor de la prueba tres años antes, y se convirtió en el primer corredor de Gran Bretaña en ganar la carrera (hubo que esperar 45 años para ver a un compatriota, el manés Mark Cavendish, triunfar en Sanremo).

En Flandes otra sorpresa por el ganador, Rudi Altig, y por la ventaja, 4’05’’, la más amplia desde 1951. Altig fue el primer alemán en ganar un Monumento desde Hermann Buse en 1930 (Lieja) y el primer germano en vencer en Flandes (cuarenta años después le emularía Steffen Wesemann).

En la París-Roubaix también se estrenó una nación que nunca antes había ganado la prueba, Países Bajos. Lo hizo gracias a Peter Post que resolvió un sprint final a cuatro.

Los otros dos vencedores fueron corredores de casa, el belga Willy Bocklant en Lieja en el que fue el principal triunfo de su carrera y el italiano Gianni Motta en Lombardía dos años antes de ganar el Giro de Italia.

1979 (BEL, NED, ITA, ALE, FRA)
Roger de Vlaeminck logró en esta Sanremo su undécimo y último Monumento. El belga es, junto a sus compatriotas Rik van Looy y Eddy Merckx, uno de los tres hombres que ha ganado cada una de las cinco grandes clásicas.
El triunfo en Flandes fue para el neerlandés Jan Raas, que volvería a ganar la prueba cuatro años después y que en ese mismo 1979 también ganaría el título mundial. Solo otros dos ciclistas, los belgas Brik Schotte en 1948 y Tom Boonen en 2005, han ganado Flandes y Mundial en el mismo año.

En Roubaix venció el italiano Francesco Moser, como el año anterior (1978) y el posterior (1980). Solo existe otro corredor con tres triunfos consecutivos en la clásica francesa, Octave Lapize (1909-1911).


Francesco Moser en la Paris – Roubaix | Getty Images

Alemania también tuvo su éxito gracias a Dietrich Thurau. Nunca más un germano ha vuelto a ganar esta carrera y antes de Thurau solo lo había hecho el ya mencionado Buse en 1930.

La temporada acabó con Bernard Hinault derrotando en el sprint de Lombardía a Silvano Contini. Un francés no ganaba la carrera lombarda desde 1956 (André Darrigade) y sigue siendo la última vez que la prueba la conquistó el vigente campeón del Tour, como lo era Hinault en ese momento.

1985 (NED, BEL, FRA, ITA, IRL)
Todo un campeón olímpico como Hennie Kuiper (oro en Munich 1972) venció en Sanremo. Fue un hecho histórico que no había ocurrido antes ni ha pasado después.

Recién cumplidos los 23 años Eric Vanderaerden ganó el Tour de Flandes, siendo el campeón más joven de la prueba desde 1974 cuando se impuso el neerlandés Cees Bal con 22 años.

Bajo la lluvia y con una ventaja de casi dos minutos, la más amplia desde que doce años antes Eddy Merckx venciese por 2’20’’, Marc Madiot venció en Roubaix, triunfo que repetiría seis años después. El francés conserva el record de más tiempo transcurrido entre dos triunfos en esta clásica.

En Lieja Moreno Argentin batió al sprint a Criquelion y Roche para hacerse con el primero de sus seis Monumentos. Argentin lograría tres victorias consecutivas en Lieja igualando el record de Léon Houa (1892-1894) y Merckx (1971-1973).

En Lombardía el triunfo fue para el irlandés Sean Kelly que en el espacio de cuatro temporadas (1983-1986) ganó cuatro de las clásicas, todas excepto Flandes.

1993 (ITA, BEL, FRA, DIN, SUI)
Maurizio Fondriest ganó en Sanremo encabezando un triplete italiano, algo que no se veía en la carrera desde 1962 con Bélgica y que los italianos no conseguían desde 1950.

La serie de tres Flandes y tres Roubaix de Johan Musseuw empezó esta temporada en la carrera belga derrotando al sprint al neerlandés Frans Maassen.

En Roubaix Gilbert Duclos-Lasalle repitió su triunfo del año anterior. Fue la primera vez que los franceses ganaban en años seguidos la gran clásica de su país desde 1956.

En Lieja llegó el primer triunfo de la historia de un danés en un Monumento gracias a Rolf Sørensen que cuatro años después se haría con el Tour de Flandes.

Y en Lombardía ganó Pascal Richard sucediendo en el palmarés de la prueba a su compatriota Tony Rominger. El otro país extranjero que ha ganado el Giro de Lombardía en años consecutivos con corredores diferentes es Bélgica (1959-1960 y 1968-1969).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados