Se habla de:

Fútbol escocés

article title

Sir Alex Ferguson, santo y seña del fútbol británico

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alexander Chapman Ferguson es, tal vez junto a Bobby Charlton,  de los Red Devil‘ más importantes de la historia. El escocés, futbolista antes que entrenador, jugó en diversos equipos como el Queen’s Park, St. Johnstone y Falkir. Su primer trabajo como entrenador fue en el East Stirlinghsire, seguidamente se va al Saint Mirren, y en 1978 entra en el Aberdeen.

Aunque comienza entrenando al mencionado club, en noviembre de 1986 ficha por el Manchester United. Nada más llegar, deja su impronta: preocupándose por la salud de futbolistas como Whiteside o Robson, que bebían demasiado y, se dice, estaban deprimidos. Imponiendo su disciplina acaban undécimos en su primera temporada. En 1989 se pierde abultadamente ante el otro equipo de la ciudad y se pide el despido del escocés. A pesar de tener partidos donde se jugaba su cabeza, Sir Alex salió airoso de todos y cada uno de ellos.

La temporada siguiente comenzaron con dudas. Sin embargo terminarían consiguiendo la Recopa de Europa y el subcampeonato de Liga .  Tras el éxito europeo, Ferguson consideró que estaban capacitados para obtener la Liga. Aunque finalmente, la temporada siguiente, el Manchester no consigue la Liga, aun estando liderándola durante gran parte de la temporada, y lo que si consigue es la Copa de la Liga y la Supercopa de Europa.

En 1992 intentan fichar a Alan Shearer pero acaban con Dion Dublin, alguien que no tiene mucha importancia en las temporadas que pertenece al club de Old Trafford. Realizan un comienzo pésimo. Pero todo cambia con la contratación de un futbolista distinto. Eric Cantona. Él y Hughes constituyen una delantera temible. Consiguen la Premier con una diferencia de 10 puntos sobre el segundo, el Aston Villa.

Si en 1992 fichar a Cantona les cambió la vida, en 1993 fichan a otro legendario futbolista: Roy Keane. Campeones de FA Cup y Premier con Cantona máximo anotador.

La 1994-95 es recordada en Old Trafford inicialmente por el bajón del equipo tras el acto de Cantona ante el Crystal Palace (atacar a un hincha del club rival) y el fichaje de Andy Cole. Pierden en el ultimo encuentro la Premier ante el West Ham y, de igual manera, la FA Cup ante el Everton.

En 1995 tiene lugar una serie de ventas que ponen en entredicho al técnico escocés que da la “alternativa” a jóvenes como los hermanos Neville, Beckham, Giggs, Scholes, entre otros… Los “novatos de Fergie”. Desde este momento el Manchester tiene un renacer, consiguiendo multitud de éxitos y convirtiéndose de nuevo en un club importante en Inglaterra y en Europa.Varias Premier League, Copas de Europa, seguido de fichajes que hicieron al equipo aún más grande como son el caso de Van Nistelrooy o un jovencísimo Cristiano Ronaldo.

Todo ello, conseguido de la mano de un entrenador que con su forma de ser y la disciplina, no siempre ha sido aceptada (el lanzamiento de bota de Ferguson a Beckham), las 26 temporadas y los casi cuarenta títulos conseguidos dan cuenta de ello. El gran ‘manager‘ es parte de la historia del fútbol mundial y británico. Sus grandes campañas han hecho que el escocés tenga su nombre en uno de los laterales del histórico “teatro de los sueños”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados