Se habla de:

Tenis

article title

Simona Halep, a un paso de tocar el cielo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¿Qué siente un tenista en las horas previas al partido más importante de su vida? Lo más seguro es que se trate de una mezcla de miedo, tensión, ansiedad, inquietud y, sobre todo, anhelo. Ganas de saltar a la pista y, por fin, dar el paso que le permita alcanzar la gloria. Así debe de sentirse Simona Halep, quien hará frente a un encuentro vital en su carrera. Un duelo que le permitirá ganar su primer Grand Slam y, al mismo tiempo, que le catapultará hasta el número uno de la clasificación WTA.

Así pues, Simona Halep está a un triunfo de hacer historia. Una final, esta de Roland Garros, a la que la rumana vuelve tres años después de haber acariciado el título. Sería María Sharapova quien se coronara, en aquel 2014, como campeona del Grand Slam de tierra y la que le arrebataría a la de Constanta el sueño de hacerse con un major, el primero de su trayectoria. En aquella ocasión era la rusa la que partía como favorita y la que, a pesar del ajustado resultado (6-4 6-7(5) 6-4), finalmente se alzaría con el triunfo.

Sin embargo, en este 2017 es Simona Halep la que llega a la final con ese cartel de favorita colgando del cuello. La rumana ha demostrado ser la jugadora más en forma en la temporada de tierra y sus resultados así lo reflejan. Semifinalista en Stuttgart, finalista en Roma y campeona en Madrid, así llega Halep a su tercera final consecutiva. Un partido en el que tendrá que hacer frente a la sorpresa del torneo, Jelena Ostapenko, la jugadora de 19 años que ha causado sensación en París.

Una rival, Ostapenko, cuyos golpes de derecha son un auténtico latigazo. Tanto es así que la potencia media de su drive (76 millas por hora), según datos recogidos en este Roland Garros 2017, supera incluso a la del número uno del mundo, Andy Murray (73 mph), y solo está por detrás de jugadores como Dominic Thiem (84 mph), Stan Wawrinka (81 mph) o Rafael Nadal (79 mph). Un auténtico vendaval al que plantar cara la rumana si quiere entrar a formar parte de la historia del torneo parisino y, en especial, del circuito WTA.

Doblete de ensueño

Y es que esta victoria puede serlo todo para Halep. La rumana es, a día de hoy, uno de los grandes estandartes del tenis de élite femenino. Así lo lleva siendo desde 2013 y, en especial, desde 2014 cuando terminó el curso, por primera vez, dentro del top ten – acabó en el puesto número tres –. Desde aquella temporada, Halep se ha mantenido entre las diez mejores raquetas del mundo, logrando un total de 15 títulos. Títulos entre los que, a razón del gran juego de la tenista de Constata, se echa en falta un Grand Slam.

Así pues, esta final ante Ostapenko, con la que nunca antes se ha visto las caras, será una oportunidad de oro para la rumana, que afrontará la segunda final de un major en toda su carrera. No obstante, la actual número cuatro del mundo no sólo hace frente a una jugadora que no tiene nada que perder y a un título de Grand Slam que tanto se le ha resistido. Halep se juega, en este gran duelo, convertirse en número uno del mundo.

El sueño de todo tenista y la gran ilusión de un país, Rumanía, que nunca antes ha visto a una de sus jugadoras en lo más alto de la clasificación WTA. Ya consiguió dicho reconocimiento en 2015 cuando terminó el año como número dos del mundo. En cambio, en este 2017 el logro es mayor. Un escalón por encima de su mejor ranking, un paso más para coronarse como la mejor jugadora del momento.

El gran desafío de Simona

“Un gran desafío”, como la propia Halep reconoció tras derrotar en semifinales a la checa Karolina Pliskova, así se presenta esta final para ella. Y es que a la rumana sólo le vale la victoria para ser número uno. Ganar a Ostapenko le colocaría con un total de 7.550 puntos, lo que le permitiría superar a la actual poseedora del cetro de la WTA, la alemana Angelique Kerber, que acumula 7.035 puntos.

Las puertas de la gloria comienzan a abrirse ante una Simona Halep que lleva demostrando, torneo a torneo, que, a sus 25 años, ya está preparada para hacer historia. El número uno del mundo y el título de Roland Garros están en juego y Simona Halep ha aceptado el desafío.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies