Atlético

article title

Sime Vrsaljko y la cultura del esfuerzo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Atlético de Madrid, tras la fuerte convicción de Andrea Berta, firmó en el verano de 2016 a un lateral croata con gran proyección futbolística, el elegido fue Sime Vrsaljko que pareció imponerse en los gustos del director deportivo italiano al albanés Elseid Hysaj y al preferido por Gil Marín, Mario Gaspar.

El pago de 16M€ del Atlético al Sassuolo certificó la llegada del prometedor lateral croata a la disciplina de Diego Pablo Simeone. El plan era claro, anticiparse al declive de Juanfran con un lateral joven, de proyección y cuya capacidad ofensiva y defensiva compensara el juego del Atlético de Madrid.

El bajo estado de forma de Juanfran y las lesiones del lateral derecho titular las últimas 5 temporadas, abrió el hueco esperado a Vrsaljko, con más dudas que certezas, el croata demostró un largo recorrido en defensa y en ataque y demostró gran precisión en los centros laterales, momentos en los que echó de menos un delantero centro rematador. En Croacia, los últimos coletazos del capitán Srna, permitían a Vrsaljko hacerse con un hueco en su banda natural, la derecha, en detrimento de la zurda, donde era asiduamente el lateral titular por delante de Strinic.

Mediado el mes de diciembre del año pasado, el croata arrebató el puesto en el once titular a Juanfran, hasta entonces, su participación había sido residual, cuajó buenos encuentros ante Las Palmas o Valencia, y encuentros difíciles ante Eibar o Barça. Pero su presente y futuro de rojiblanco cambió en marzo cuando en los primeros compases del encuentro ante el Sevilla cayó lesionado aquejado de su rodilla. Una lesión que presumiblemente le mantendría unas semanas, le dejó fuera para toda la temporada, cuando el equipo más lo necesitaba, cuando ni él, ni Juanfran estuvieron disponibles para unas semifinales de Champions League.

En la presente temporada, Simeone respetó la jerarquía en el primer partido, pero el mal partido de Juanfran en el debut de La Liga, le abrió la puerta de la titularidad en Las Palmas, donde el equipo goleó y convenció, pero una nueva lesión le impidió conseguir continuidad. Una continuidad que no ha tenido ante el peor Juanfran del último lustro, un paso adelante que se esperaba desde el cuerpo técnico y que a día de hoy aún no ha llegado, y lo peor, es que no se le espera.

Con Croacia, esas molestias desaparecieron para cuajar grandes encuentros ante Grecia y llevar a la arlequinada al Mundial de Rusia con dos asistencias de gol. Ahora, una molestias en la espalda y la duda sembrada por Simeone en rueda de prensa previa al encuentro del Levante, hace pensar que Sime Vrsaljko ha bajado los brazos en el Atlético de Madrid. Los rumores que le sitúan de vuelta en la Serie A, en el Napoli para cubrir la baja de Ghoulam en el lateral zurdo de los de Sarri, hacen pensar al aficionado colchonero que Vrsaljko está, con su actitud, forzando a la secretaría técnica y al cuerpo técnico en darle una salida en el mercado de invierno que se abre el próximo mes de enero. Mientras tanto, un Juanfran, más lento, más impreciso menos rápido luchará por seguir dejando su última gota de sudor por este escudo, porque el esfuerzo no se negocia. A tiempo está Sime, de aprender algo que no tiene en sus botas, la situación está cerca de llegar al punto de no retorno.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados