Fútbol inglés

article title

Siempre nos quedará la Premier

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En la película Casablanca, el gran Humphrey Bogart decía aquella famosa frase de “Siempre nos quedará París”. Para los ‘locos’ del fútbol esa frase es intercambiable por aquella que le da título a este artículo, siempre nos quedará la Premier. Este fin de semana ha comenzado la que para muchos es la mejor liga del mundo. Como pasa casi siempre, la jornada de Premier no ha defraudado. Una cantidad increíble de goles, partidos emocionantes, sorpresas, confirmaciones, polémica… La primera jornada de Premier ha sido emocionante, y hasta que comiencen el resto de grandes ligas europeas, ver todos los partidos de la liga inglesa es la mejor idea posible.

La Premier League 2017/2018 comenzaba en el grandioso Emirates Stadium, con el emocionante Arsenal-Leicester. Los gunners y los foxes prometían espectáculo, y cumplieron con creces su promesa. El partido terminó con un impresionante 4-3, en un encuentro que el Arsenal tuvo que remontar, y que tuvo en Giroud a su gran salvador. El mítico Hey Jude de los Beatles retumbó en el Emirates, pero no el original, sino el dedicado al delantero francés. En el primer encuentro del sábado Watford y Liverpool empataron a tres en un partido que nos deparó la primera sorpresa de la jornada. Sin embargo, no sería la última.

Después del tardío empate del equipo favorito de Elton John, comenzaba el grueso de la jornada sabatina, con cinco partidos al mismo tiempo. En esta franja destacaba el debut del campeón, el Chelsea, y el del Huddersfield, que disputaba el primer partido de su historia en Premier League. Ambos equipos protagonizaron grandes sorpresas, los de Conte perdieron en casa frente al Burnley, que se fue al descanso ganando 0-3, y que a punto estuvo de desperdiciar esa gran ventaja ante un Chelsea que solo pudo hacer dos goles, en los que participó activamente Álvaro Morata.

El Huddersfield de David Wagner, padrino en la boda de Klopp, venció de forma contundente en el primer partido de su historia en Premier. Visitaba al Crystal Palace de Frank De Boer, y se llevó a casa los tres puntos y un contundente 0-3. Un debut inmejorable para el alemán y los suyos. En esta franja no hubo más sorpresas, Everton y West Bromwich vencieron a Stoke y Bournemouth respectivamente. Mientras que el Southampton y el Swansea empataban sin goles en el debut de Pellegrino como entrenador de los locales. La jornada del sábado la cerró el City de Guardiola, que ganó y convenció frente al debutante Brighton en un partido que finalizó 0-2.

El domingo continuaba la jornada, y lo hacía con dos de los favoritos para levantar el título. Primero, el Tottenham visitó al Newcastle de Rafa Benítez. Los de Pochettino vencieron sin excesivos apuros a los locales, que volvían a la Premier después de un año en Championship. La expulsión del local Shelvey propició que el Tottenham se encontrara y finalizase el partido con un 0-2. La jornada la cerraba el United de Mourinho. Los red devils recibían al West Ham, en lo que era la vuelta de Chicharito a Old Trafford. Los locales vapulearon a sus rivales, les endosaron un 4-0 en el que destacaron Lukaku, autor de dos goles, y Matic, ambos fichados en este mercado estival.

La Premier League nunca defrauda, y este año ha empezado a lo grande. Seis equipos aspiran a ocupar el trono del Chelsea, pero esto no será nada fácil. Alguno se quedará en el camino, otros lucharán y se quedarán a las puertas, y solo uno conseguirá la gloria. Esta edición de la liga inglesa promete ser una de las mejores de la historia. Y no hay mejor antídoto hasta que empiece la liga española que esta emocionante Premier. ¿Por qué? Porque siempre nos quedará la Premier.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados