Europa League

article title

Sevilla una vez más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Camino a Suiza, pasando por Francia. El destino del equipo sevillista estaba claro desde el momento que los de Emery, cayeron eliminados de la máxima competición europea quedando terceros de grupo, en el que decían que sería el de la muerte. Para el Sevilla FC, después de la muerte, siempre es posible la resurrección. Lo único que había que encontrar era cómo llegar a la meta deseada y qué camino utilizar.

Ante el Shakhtar, en una nueva noche gloriosa para el sevillismo, Kevin Gameiro señaló la dirección a seguir. A Basilea se llega pasando por Francia, con el delantero francés al volante. El nueve sevillista no solo fue el autor de 2 de los 3 goles del partido, sino que demostró y contagió su sacrificio defensivo cuando era necesario. Una exhibición que más allá de hacer olvidar a Bacca, nos hace recordar aún más lo que en su día, hizo el colombiano como delantero sevillista. Gameiro ha igualado los números del cafetero a falta sobre todo, de dos finales que llegarán con cuatro días de diferencia entre una y otra. Kevin entendió su rol de suplente cuando Bacca era indiscutible en el ataque, aceptó ser el tercer delantero a principios de temporada, y únicamente con su rendimiento ha sabido hacerse un hueco entre los grandes delanteros del mundo. Porque sí, Gameiro y su velocidad, Gameiro y su efectividad, Gameiro y su regularidad, es uno de los delanteros más letales del panorama futbolístico.

 

Dice Monchi que la simbiosis entre la UEFA Europa League y el Sevilla FC es especial. Palabras que suscribo y a las que añado que con Emery, aún más. Es la tercera final consecutiva, tras 14 eliminatorias a doble partido saliendo siempre victorioso. Y es porque nadie quiere más a la Copa de la UEFA que el Sevilla FC, porque no hay nadie que la desee tanto como los nervionenses.

Todo empezó hace algo más de diez años, con un zurdazo de Antonio Puerta que aguarda en un lugar privilegiado de nuestra memoria. Pero no sabemos, ni queremos, saber cuándo terminará. Ante el Shakhtar, Mariano pareció rendirle homenaje al eterno 16. Con la derecha, el lateral brasileño emuló un tanto que en su día sirvió de punto de inflexión para la entidad. Minutos más tarde, casi con el partido agonizando, el propio Antonio Puerta parecía llorar de emoción sobre la colina de Nervión, que aprovechaba para gritar con más fuerza ‘Sevilla una vez más, nos vamos a otra final’.

Eindhoven, Glasgow, Turín, Varsovia y Basilea. La historia del Sevilla FC se sigue escribiendo en el viejo continente. 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados