Fútbol Español

article title

Sevilla FC, Reyes devuelve la ilusión

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A veces, la magia de un personaje va interna en la propia definición del mismo. Cuando mencionamos un nombre, directamente nos traslada a un mundo donde la fascinación se erige como principal protagonista. Es el caso de Jose Antonio Reyes, capaz de crear sonrisas de la nada, de hacer fantasear a los pequeños y de transformar a los grandes, en menores.

Ante el Granada C.F lo volvió a hacer. El partido madura y el empate es el resultado de un partido en el que pasan los minutos y nadie levanta a nadie del asiento. Hasta que entró Reyes. El utrerano se encargó de darle al encuentro un giro de 180 grados. Unai Emery lo metió por Deulofeu en una permuta de hombre por hombre, en busca de asociación por el centro, sin variación alguna en el esquema grupal. Bastaron 5 minutos sobre el césped para saber que era el día de Reyes en el Pizjuán, y éso que aún queda más de un mes para el 6 de enero. Pero el efecto fue el mismo, el regalo estaba a punto de llegar y Nervión podría disfrutar de un día plácido y feliz. Y llegó. Su visión es privilegiada, su zurda exquisita.

El fútbol, además de jugarlo hay que entenderlo. Jose Antonio Reyes está en una etapa donde la lectura, la inteligencia y el conocimiento, prevalece sobre el físico. El ex jugador de Arsenal, Real Madrid o Atleti regresó a Sevilla para volver a encontrar la felicidad. Reyes sabe que ya no es un jugador que pegado a la banda, puede hacer daño al lateral rival. Necesita entrar en contacto con el balón, ofrecer a su lateral el carril izquierdo para pisar zona interior y enlazar juego con sus compañeros por el centro. Y lo entiende. Y lo hace.

Quizás no está para jugar dos partidos a la semana, quizás no sea la pieza clave del Sevilla dentro del terreno de juego, quizás haya que esperarlo a que tengo su día y aparezca, pero cuando suceda, merecerá la pena, porque cuando aparece Reyes, todos nos convertimos en niños expectantes ante el próximo regalo.

El utrerano encontró un nuevo rol, Emery le guía en su búsqueda, y mientras tanto, el sevillismo sigue disfrutando de Reyes.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados