Se habla de:

Champions League

article title

Sevilla FC, de valiente a vencido

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Las sensaciones a lo largo del inicio de temporada del Sevilla FC no están siendo del todo positivas. Aún así, y tras un comienzo horroroso, los últimos partidos de Liga han dejado puntos en el casillero de Nervión mientras en Champions League, los de Emery siguen estando muy vivos gracias a la victoria ante el Gladbach en la primera jornada de la fase de grupos.

La visita al Etihad Stadium, a priori, parecía un trámite que el conjunto de Emery debía pasar antes de afrontar los 3 últimos partidos de esta primera fase de la máxima competición europea, donde el Sevilla deberá recibir en casa a los 2 grandes favoritos, y tendrá la opción de sacar puntos en casa del rival en teoría, más débil, como es el Borussia Mönchengladbach.

Disfrutar debe convertirse en una consigna para el Sevilla FC. Tras ganar 2 UEFA Europa League consecutivas, jugar la Champions es un premio merecido que se debe gozar y no sufrir. En Turín se sufrió, y se perdió. Ante el City, Emery entendió que hay maneras de perder diferentes y su planteamiento inicial fue muy diferente al que vimos en Italia. Banega y Konoplyanka fueron revulsivos ante el Eibar y cambiaron un partido que pasaba sin pena ni gloria para los sevillistas. En Inglaterra, su titularidad era incuestionable. Emery tenía fácil ser valiente. Los buenos tienen que jugar desde el inicio.
 

 
Y la cara del Sevilla fue la de un equipo de Champions. Sin complejos, apostando por la posesión de balón, adueñándose del partido ni más ni menos, que en la casa del líder de la Premier League. La valentía del entrenador al sacar a los hombres con más fútbol del vestuario se contagió sobre el césped. Los futbolistas, vestidos de rojo y blanco, ofrecían su osadía y atrevimiento con descaro, dominando casi la totalidad de la primera mitad, que acabó con un 1-1 gracias al único error cometido -de manera encadenada- por el conjunto de Unai.

A medida que el encuentro avanzaba, el Sevilla FC daba señales de conformismo con el empate. Una vez más, los sentimientos procedentes del banquillo se trasladaban al terreno de juego. Konoplyanka sería sustituido por N’Zonzi, minutos después de que Éver Banega, abandonara el verde del Etihad. Señales que interpretaron los 11 jugadores como un cambio de planes con respecto al fútbol ofrecido en el primer periodo. Aún así, el Manchester City nunca fue el equipo que arrasa en Inglaterra -11 goles en las últimas 2 jornadas-, echando siempre en falta a Kun Agüero y a David Silva, sobre todo en momentos donde el partido exigía al conjunto de Manuel Pellegrini dar un paso al frente.

El fútbol te da lecciones y nunca dejará de hacerlo. Mientras Unai propuso fútbol, el Sevilla FC dominó y en ningún momento fue por detrás del marcador, estando más cerca de llevarse los 3 puntos, que de perderlo. En el momento en el que renunció al balón y apostó por 4 mediocentros, la valentía del técnico de Hondarribia se esfumó. Los millones, un fantástico Kevin de Bruyne y el descuento, hicieron el resto. Una injusticia que debe servir para reflexionar, para crecer y para decidir la futuras propuestas. La valentía del Sevilla FC duró lo que duró la valentía de su entrenador. Las buenas sensaciones quedaron empañadas por un gol que hizo mucho daño a la moral sevillista. Pero existieron, valentía y buenas sensaciones. Fútbol. Hay que quedarse con ello.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados