Sevilla

article title

El Rey en el Sur

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ahora que está de moda hablar de tronos, toca recordar que el Sevilla Fútbol Club es quien ocupa el lugar más privilegiado en el ‘Reino del Sur’. La entidad hispalense es el club con más títulos una vez cruzado ‘el muro’ de Despeñaperros. Una liga, cinco Copas del Rey, cinco UEFA Europa League, una Supercopa de España y otra en el viejo continente. Sus méritos.

La Copa es un torneo con solera. Una competición con historia en la que el Norte suele ser más poderoso. FC Barcelona, Athletic de Bilbao o Real Madrid, los que más veces la han alzado. Zaragoza, Espanyol, Real Sociedad, Real Unión de Irún y hasta el Arenas de Getxo la ha levantado al menos una vez. Pero en el Sur, la historia es bien distinta. Equipos históricos como Cádiz, Málaga o Córdoba, nunca han celebrado el título. Otros míticos de Primera División como Recreativo de Huelva o Granada solo han vivido la experiencia de disputar una final. Nunca dieron la sorpresa Xerez Club Deportivo, Almería o Real Jaén. Solo Betis y Sevilla han sonreído con la Copa del Rey. Solo la capital andaluza sabe lo que es besar uno de los trofeos más codiciados -cada vez menos, desafortunadamente- a nivel nacional.

Cinco títulos coperos logrados por el Sevilla Fútbol Club, con tres nombres diferentes. La primera llegó en 1935 y el apellido del trofeo no era precisamente ‘del Rey’. El primer título para la entidad nervionense fue la Copa del presidente de la República. En el viejo Chamartín, Bracero y Campanal daban la victoria a un Sevilla que venció con superioridad al Sabadell. Por primera vez, el título conoció el Sur de España.

Cuatro años después (1939), la Copa tomó el nombre de Torneo Nacional de Fútbol, siendo la primera competición que se jugara en España tras el azote de la Guerra Civil. El club hispalense disputó la final ante el Racing de Ferrol en el Estadio de Montjuic. Nuevo recital rojiblanco, de nuevo con Guillermo Campanal como principal protagonista. ‘El Gordo’ fue el líder de la mítica ‘Delantera Stuka’ del Sevilla, formada por López, Pepillo, Raimundo, Berrocal y el propio Campanal.

El tercer título copero no tardó en llegar. De nuevo en Chamartín, y ésta vez con el nombre de Copa del Generalísimo, el Sevilla se vio obligado a remontar un 0-1 en contra ante el Celta. Miguel Muñoz adelantó al conjunto vigués pero un hat-trick de Mariano y el tanto de Juan Arza, pondrían el 4-1 final en el luminoso. Una nueva copa, una nueva goleada.

Desde 1948 hasta 2007, el Sur se convirtió en un auténtico desierto. El club de la capital andaluza dejó escapar dos títulos disputados en el Santiago Bernabéu. Athletic de Bilbao y Real Madrid impidieron al Sevilla cosecha dos trofeos más para sus vitrinas. Especialmente dura fue la derrota ante el conjunto merengue. A pesar de empezar ganando con gol de Diéguez, los sevillistas perderían el encuentro por 2-1 con un tanto de Pancho Puskas en el último minuto.

Pero en la época dorada del Sevilla Fútbol Club, el idilio con la Copa se retomaría con atisbos de nostalgia y felicidad por el reencuentro. Precisamente en el escenario donde antes había perdido sus dos últimas finales, el equipo que dirigía Juande Ramos vencería a un Getafe muy competitivo con Bernd Schuster en el banquillo. Kanouté entró en la historia del club. Tres años después, en el Camp Nou, la víctima fue el Atlético de Madrid. Diego Capel y Jesús Navas fueron los autores de los goles. La cantera, con más protagonismo que nunca con Antonio Álvarez al mando. En frente, un equipo dirigido por Quique Sánchez Flores y con De Gea, Reyes, Forlán o Agüero sobre el verde.

La última vez que el conjunto hispalense disputó una final en Copa del Rey fue en 2016. El Barcelona tuvo que esperar hasta la prórroga para llevarse el encuentro. Jordi Alba y Neymar llenarían de lágrimas de decepción a la afición sevillista.

Ahora, el Rey en el Sur busca recuperar el trono que le pertenece. El club más laureado de Andalucía quiere reencontrase con un nuevo título para sus vitrinas, y la Copa del Rey es el mejor camino para conseguirlo. Larga vida al Rey.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados