Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Serie A: se busca líder

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La nueva temporada de la Serie A ha comenzado con sorpresas, bastantes goles (2.7 de media por partido) y con las favoritas al título demostrando debilidad. De los llamados a luchar por el título, solo el Inter – con un golazo de Jovetic en el minuto 93 – ha logrado sumar los tres puntos. Victorias también de Fiorentina y Lazio demostrando que pueden estar un escalón por encima del año pasado, sobre todo si los viola recuperan a ‘Pepito’ Rossi. El resto: Derrota histórica en casa de la Juventus al inicio de campeonato, paso en falso del nuevo Napoli de Sarri que se deja remontar por el Sassuolo, la Roma tiembla en Verona sacando un punto (y gracias) y el Milan rompe en una noche todas las buenas sensaciones que había dejado en pretemporada.

Los resultados de la primera jornada nos muestran un campeonato más igualado que en años anteriores, quizá consecuencia de que la Juventus se ha debilitado. Este fin de semana en el puesto de Pirlo estaba Padoin, en el de Tévez, el joven Coman y, en el Vidal, un intermitente Pereyra. Un centro del campo sin jerarquía incapaz de dar soluciones ante un Udinese cerrado atrás. Con todas esas salidas – y la baja de Marchisio – era Pogba el llamado a erigirse el líder de los bianconeri. Sin embargo, la responsabilidad le pesó demasiado al francés y realizó una pobre actuación. Marotta ha gastado casi 111 millones de euros en fichajes y aún así Allegri necesita urgentemente un centrocampista antes de viajar a la capital, allí espera una Roma con hambre y con capacidad de morder en el medio con Nainggolan y Pjanic.

García, a diferencia de la Juve, si que tiene un hombre capaz de centralizar el peso del juego, el problema es que su ritmo es demasiado bajo. Totti no jugó ni un sólo minuto en Verona. Esto hace pensar que aparecerá en el gran partido del Olímpico dentro de siete días. No ganar y dejar a Francesco sin jugar da problemas. Hablando de dificultades, el técnico francés tiene las mismas del año pasado: su equipo no tiene profundidad, le falta el último pase y además no sabe cómo aprovechar la técnica de Dzeko en el área rival. Características que podría aportar el incombustible Totti si no fuese porque a sus casi 39 años necesita de una velocidad de juego demasiado lenta. Sin ‘el 10’ sobre el campo y con De Rossi perdido, los giallorossi se diluyen en las individualidades y nadie toma el timón de mando.

 

Otro equipo sin líder en el campo es el Milan. Han llegado dos buenos delanteros: Bacca y Luiz Adriano, pero a la hora de crear juego aparece de nuevo la incertidumbre de De Jong o Bertolacci. Los de Mihajlovic son un grupo nada homogéneo que además ha comenzado haciendo aguas en defensa a pesar de ser una de las parcelas que más se ha visto renovada. Para buscar una solución a Galliani aún le queda una semana de mercado, aunque en vez de buscar un ‘playmaker’ se centra en el retorno de Balotelli y en cerrar la incorporación Soriano. Insuficiente para crear un equipo compacto. Sin Montolivo no hay director de juego al que seguir, nadie alza la voz de un Milan sin jerarquías, eso si, al menos ‘el látigo’ de Mihajlovic no se discute.

Ejemplos que muestran que en el fútbol italiano actual no hay grandes líderes. Capitanes sin brazalete. Milan e Inter son el caso más ilustrativo: Montolivo y Ranocchia son adalides que ni siquiera tienen su puesto asegurado en el equipo. El resultado es que cada vez es más fácil ver jugadores que tras apenas dos años en la sociedad ya se convierten en el referente del equipo (Lucas Biglia en la Lazio) o casos cómo el de la Fiorentina, en el que cada partido hay un capitán diverso. Que lejos quedan los tiempos de Baresi, Maldini, Nesta, Zanetti…

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados