Fútbol italiano

article title

Serie A, las diez claves de la primera vuelta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Juventus, el campeón

Por cuarto año consecutivo el equipo bianconero se proclamó campeón de invierno en Italia, y va camino también de su cuarto Scudetto consecutivo. 46 puntos, una sola derrota -en el descuento en Marassi- y equipo más goleador y menos goleado con diferencia (42-9). Los cambios de Allegri se han introducido de manera positiva y sigue sin haber ningún equipo en Italia a la altura de la Juventus, y solo un suicidio podría apartarles del póker de triunfos.

 

Roma, el relativo aspirante

El equipo de Rudi Garcia ha dado un paso para convertise en un equipo bastante más efectivo pero menos brillante que la pasada temporada. Dado el bajo nivel general del resto de equipos de la zona alta, esto le ha bastado para atarse a la segunda posición y mantenerse cerca de la Juventus en puntos, pero no en sensaciones. El carácter y estilo de Nainggolan, su mejor jugador, han sido el símbolo de muchos de sus triunfos, aderezados con ráfagas del talento de los Totti, Gervinho, Ljajic o Pjanic.

 

Estancados en Napoli

El Napoli es actualmente el tercer clasificado, quien tiene el mejor equipo de los candidatos a Europa y el favorito para repetir clasificación en Champions. Pero pese a las altas expectativas generadas antes del pasado verano para este segundo año de proyecto, los de Benítez han mantenido la mayoría de sus males como el caos defensivo, la escasa influencia de Hamsik y la desidia en partidos menos importantes. Solo el olfato de Higuaín cuando está enchufado les ha permitido recuperarse en las últimas semanas.

 

Europa, lucha igualada por abajo

No solo el Napoli, la batalla por Europa está tan igualada como sumida en la irregularidad. Está la sorprendente Sampdoria de Mihajlovic, que para la segunda vuelta pierde a Gabbiadini; la Lazio del siempre coherente Pioli, que pese a sus acertados planteamientos es incapaz de atar los partidos, a costa de perder puntos; la Fiorentina de Montella, que en el peor de sus años bajo el mando del aeroplanino y sus tres mejores jugadores (Rossi, Gómez, Cuadrado) desaparecidos por diferentes motivos, sigue en la batalla; incluso el Genoa y su autobús con Gasperini, que pierde sentido en cuanto falta Perotti. Mucho premio para tan pocas certezas.

 

La Madonnina sigue llorando

Pocas cosas han cambiado desde ese derby de finales de noviembre, Milan e Inter continúan anclados en mitad de tabla sin optimismo, empatados a puntos. En el lado rossonero la figura de Inzaghi es cada vez más criticada, por algunos mediocres planteamientos y lectura de partido, entre el habitual caos institucional. En el flanco nerazzurro, Mancini supuso un impulso más psicológico que real puesto que solo ha ganado dos de sus ocho partidos y la clasificación para Europa es, económicamente, más una obligación que un objetivo. Los dos últimos partidos de ambos equipos, en Torino y Empoli, son negativamente esclarecedores.

 

El gol habla argentino

Carlos Tévez, que ha impulsado con sus 13 goles al líder y campeón de invierno, es el capocannoniere. A sus espaldas, tres compatriotas con diez goles: Gonzalo Higuaín, Mauro Icardi y Paulo Dybala. Cada uno en su propio contexto. El ‘Apache’ ha sido probablemente el mejor jugador, y el más decisivo de la primera vuelta; el ‘Pipita’ es un clásico, potente y con olfato; Icardi se hace notar más fuera del campo que dentro, su actitud le pierde, pero es letal las contadas ocasiones que aparece. Y…

 

Paulo Dybala, la joya

Sin duda, el jugador revelación del campeonato. Tras dos años de adaptación, una en la élite, otra en Serie B, Dybala ha explotado en el Palermo. 10 goles y seis asistencias, su influencia es tal que los rosanero, que se mantienen en la zona tranquila cerca de Europa, todavía no han perdido cuando él ha aparecido en las estadísticas goleadores. Y más allá de los números, su repertorio de conducción, regate, combinación y disparo ya hace las delicias de media Europa.

 

Cesena y Parma, tocados…

Y hundidos, todavía no, pero poco les falta. Ambos son colistas, apenas nueve puntos y a otros tantos de la permanencia. El Cesena, si bien con una de las plantillas más flojas de la categoría, solo han ganado un partido, el primero, precisamente ante los crociati. El Parma, tras rozar Europa la pasada temporada, se ha desmoronado deportiva, económica e institucionalmente y sobrevive a duras penas, con el fantasma de la Serie B con una mano sobre su hombro.

 

Team Sarri

Recién ascendidos, pocos equipos más limitados sobre el papel que los toscanos. Sobre el papel, que no sobre el césped. Maurizio Sarri, un técnico de los de antes, chándal imprescindible y cigarro indefectiblemente en la boca, lejos de todo foco mediático, ha formado un equipo sólido capaz de plantarle cara a todos los grandes equipos de Italia. Defensa cerrada, con los excepcionales jóvenes Tonelli y Rugani en el centro, infinito trabajo en el resto de parcelas para aprovechar al máximo el contragolpe y el balón parado. Si el fútbol es justo, se salvarán.

 

El mejor equipo de la primera vuelta

Portero: Mattia Perin (Genoa)

Defensas: Lorenzo Tonelli (Empoli), Daniele Gastaldello (Sampdoria), Kamil Glik (Torino)

Centrocampistas: Radja Nainggolan (Roma), Paul Pogba (Juventus), Arturo Vidal (Juventus), Stefano Mauri (Lazio)

Delanteros: Carlos Tévez (Juventus); Paulo Dybala (Palermo), Manolo Gabbiadini (Sampdoria)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados