Fútbol italiano

article title

Juventus, Napoli y una diferencia abismal

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El primero y segundo de la clasificación en Italia aumentan su diferencia en puntos sobre sus perseguidores: Fiorentina, Inter y Roma. Tanta ha sido superioridad en el mes de enero que nadie les ha podido seguir el ritmo, ni en puntos, ni en juego. Ambos han conseguido pleno de victorias, aunque el Napoli cayó en Coppa ante los nerazzuri, demostrando un ataque arrollador y sobre todo una identidad propia. Sarri y Allegri se jugarán el Scudetto tras conseguir una mejoría de rendimiento inédita en los últimos años en la Serie A.

Cuatro goles bianconeri en el Bentegodi y cinco azzurri en San Paolo ante el Empoli. Así cumplieron su trámite ambos clubes en la 22ª jornada de campeonato. Muy fácil, demostrando una superioridad insólita en el siempre combativo Calcio. Han dejado claro que van otra velocidad, su supremacía se ha puesto de manifiesto más que nunca en el último fin de semana. Mirando la clasificación, el más cercano es la Fiorentina de Sousa a seis puntos pero a pesar de dominar la posesión ha perdido la capacidad de generar acciones de ataque. Tanto que se ha vuelto igual de previsible que el resto.

Mientras, en otro mundo diverso están Pogba y Dybala, todo lo contrario a lo predecible. El francés cuajó el mejor partido del año creando ocasiones y dejando detalles de futbolista de clase. Morata se aprovechó de ello y volvió a marcar su segundo doblete en tan sólo 5 días. La Juve funciona y por momentos ejecuta un juego de equipo que parece algo prohibida para el resto de rivales. Si se analizan las tres primeras dianas del choque, Álvaro remata a tiro seguro y Alex Sandro sin oposición en el segundo palo, con todo a favor. Tres goles ‘fáciles’ para sus ejecutores gracias a la rapidez en la elaboración de la jugada. Si antes Allegri necesitaba una genialidad de la ‘Joya’ o del 10 francés para ganar, ahora todos entran en juego, especialmente los carrileros, imprescindibles en el nuevo modelo de juego del técnico de Livorno.

 

Con 12 victorias consecutivas – las mismas que Conte en la temporada 2013-14 -, la Vecchia Signora mete miedo. Y no sólo en Italia, con este juego poder superar al Bayern parece menos utópico. Pero el gran triunfo de Allegri en esta racha ganadora ha sido reencontrar la motivación. Ante el Chievo, en horario de 12:30, se daban todas las condiciones para la relajación, sin embargo, Morata marcó a los seis minutos y Pogba acabó cabreado por no lograr marcar su segundo tanto tras golpear al larguero. Este hambre de victorias es el que lleva lejos, algo que tiene claro el preparador bianconero que en cada entrevista deja claro que el objetivo “es ganar títulos”.

El mismo domingo, pocas horas después, en San Paolo los locales marcaron 5 goles, que pudieron ser 6 porque los partenopeos no pararon de atacar. El tridente del Napoli se divierte, y no entra en crisis si el Empoli se adelanta en el marcador gracias a un rebote, pronto aparece Higuaín para volver a demostrar que está en un estado inmenso para marcar su gol número 22 en 22 encuentros. De otra manera, muy diferente al norte, el mecanismo azzurro funciona a pesar de que a veces tenga que depender más de Gonzalo y Lorenzo Insigne, el mejor jugador italiano del momento con 10 goles y 9 asistencias. La excelente presión ejercida sobre el rival y los movimientos ejercidos ayudan, y mucho, a que el trío de arriba encuentre goles. Incluso Callejón, bloqueado en la faceta anotadora, logró desbloquearse contra los toscanos con un doblete. La gran diferencia con sus grandes rivales se mostró en el post-partido, quizá por superstición Sarri no se muestra tan ambicioso como sus jugadores en el campo: “Si estamos en la lucha por el Scudetto es gracias al mal inicio de la Juve”.

estadisticas

Si bien estos dos equipos asustan a sus rivales por su juego mostrado, las estadísticas corroboran  el predominio. El Napoli es superior en el área rival, mientras la Juventus tiene un mejor rendimiento en área propia. Los azzurri son los que más goles han marcado (50) y los que más tiros a puerta realizan. Además, poseen a la mejor pareja del campeonato con Higuaín – Insgine con 32 dianas. Las cuatro puntas bianconeri alcanzan la cifra de 28 (Dybala 12, Mandzukic 6, Morata y Zaza 5). De la parte de Buffon, puede presumir que es el portero que menos tiros a puerta recibe (51): siete menos que la Tatarusanu (Fiorentina) y 29 menos que Reina. Barzagli-Bonucci-Chiellini aportan seguridad aunque la línea de cuatro Hysaj-Albiol-Koulibaly-Ghoulam ha logrado una mejoría inesperada. Sobre todo la de Koulibaly, renacido con el técnico partenopeo.

 

Y después, casi en otro planeta están Milan e Inter que disputaron el derbi de Milán. Salieron muy reforzados los de Mihajlovic gracias a su pegada y su unidad pero el encuentro técnicamente volvió a ser mediocre. Ambos conjuntos carecen de hechuras en el centro del campo para poder dominar un partido o someter al adversario imponiendo su juego. Están a otro nivel. Especialmente el Inter que firma un mes de enero negro y se despide de la lucha por el Scudetto. La defensa de Mancini ya no funciona, los rivales saben dónde presionar y el músculo, anteriormente tan efectivo para torpedear el juego rival, se vuelve un handicap en la salida de balón. En cualquier caso, la diferencia entre los equipos milanistas y Juve-Napoli es tan grande, que parecen participar en ligas distintas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados